viernes, diciembre 12, 2008

8 minutos...

Cuenta la leyenda que una mujer pobre con un niño en los brazos, pasando delante de una caverna escuchó una voz misteriosa que allá adentro le decía: "Entra y toma todo lo que desees, pero no te olvides de lo principal.
Recuerda algo: Después que salgas, la puerta se cerrará para siempre. Por lo tanto, aprovecha la oportunidad, pero no te olvides de lo principal....."

La mujer entró en la caverna y encontró muchas riquezas. Fascinada por el oro y por las joyas, puso al niño en el piso y empezó a juntar, ansiosamente, todo lo que podía en su delantal.
La voz misteriosa habló nuevamente.
" Tienes solo ocho minutos "

Agotados los ocho minutos, la mujer cargada de oro y piedras preciosas, corrió hacia fuera de la caverna y la puerta se cerró... recordó, entonces, que el niño quedó allá y la puerta estaba cerrada para siempre.
La riqueza duro poco y la desesperación, siempre.

Lo mismo ocurre, a veces, con nosotros. Tenemos unos 80 años para vivir en este mundo, y una voz siempre nos advierte: "¡No te olvides de lo principal!"
Y lo principal son los valores espirituales, la oración, la vigilancia, La familia, los amigos, la vida. Pero la ganancia, la riqueza, los placeres materiales nos fascinan tanto que lo principal siempre se queda a un lado.

Así agotamos nuestro tiempo aquí, y dejamos a un lado lo esencial: "¡Los tesoros del alma!".
Que jamás nos olvidemos que la vida en este mundo, pasa rápido y que la muerte llega de inesperado.

Y que cuando la puerta de esta vida se cierra para nosotros, de nada valdrán las lamentaciones. Vivimos en un mundo lleno de problemas, angustias, corrupción, vandalismo, injusticias, donde cada día mueren niños inocentes, padres de familia con stress, pero todo es porque hemos olvidado lo principal...

domingo, noviembre 30, 2008

Debería estar feliz...??

No lo sé. No encuentro palabras para expresar este día.
Que detesto mucho los días de mi cumpleaños.
Me hacen siempre pensar en que he logrado hacer cada año y que he logrado hacer en toda mi vida.
Siempre llego a la conclusión de “no mucho”.
Para mi no es lo mismo que para todos lo demás.
Siempre me dicen “Sé feliz”, “Hoy es tu cumpleaños”.
Si lo es, yo lo sé.
Lo sé mucho antes que alguno de ustedes lo supieran.
Lo sé porque cada año es lo mismo.
Lo sé porque me encuentro respirando y sobreviviendo pero no en realidad disfrutando de la vida.
Que clase de persona es como yo?
Acaso yo soy la única persona que se siente así en un día tan especial.
Mi vida no a sido fácil, pero a la verdad que no a sido tan difícil como para otros.
Yo simplemente me encuentro caminando en el camino de la vida.
A veces acompañado otras veces completamente solo.
Si me he parado a oler las flores del camino, también me he tropezado con rocas.
Pero si me pongo a pensar quien yo soy y que hago aquí en este mundo, no encuentro explicación.
No es que ya sé cual es mi misión.
Todos estamos aquí para algo, entonces cual es mi misión?
Que se supone haga yo en esta vida? ¿Cómo voy a poder entender?
Siempre estos días así es de confusión.
Mucha más confusión que la usual.
Siento mi ser gritar ayuda, lo escucho todos los días pero por alguna razón estos días así lo escucho aun más.

viernes, noviembre 21, 2008

La soledad en el corazón...

¿Cómo explicar la soledad del corazón? ¿Cómo le pides al corazón que olvide una historia de amor? ¿Cómo le dices que todo estará bien si no sabes que le depara el futuro? Soledad, solo soledad, una oscura y triste realidad, la cual todos tememos afrontar, soledad es donde a vivido mi corazón por tanto tiempo que no sabe hasta el día de hoy como salir…

¿Amor? ¿Ha sentido amor mi corazón alguna vez? ¿Amor? ¿Qué es el amor? ¿Porqué buscar al amor? ¿Para no sentir soledad? ¿Para no ver como poco a poco pasa tu vida sin amar? ¿Amor? ¿Soledad? ¿Qué más da? ¿Qué más hay? ¿Fe? La fe solo sirve para que creas que no estas solo, pero al caer la noche, al ver el cielo negro cubierto de aquellas bellas estrellas, y mirar a tu lado y no tener con quien compartir ese bello sentimiento, vuelves a tu realidad.

¡Estás solo! ¿Por qué el miedo a gritar que estas solo? Es más fácil buscar salidas falsas, salir, tomar, amores de una noche, solo por no sentirte vacío. Soledad, que difícil admitir que eres mi compañera fiel.

jueves, noviembre 13, 2008

Soledad...

Todo lo que siempre he querido...
es...entender mis pesadillas...
no ser poseído por mis miedos...
y no ser presa de ellos...

Solo... vagando en la profunda oscuridad...
cada vez que yo escapo de la realidad...
mi alma muere...
por cada latido que da mi corazón...
Tratando de vencer a mis demonios...
Y mis ángeles sufren por ello...Agonizando en el profundo vacío...

Estas son palabras sin significado...
Caricias sin algún sentir...
Yo ya no reconozco mi propio rostro...
Y...Estoy aquí olvidado...
Escuchando el frío sonido que hacen mis lágrimas al caer...
Olvidado...
Desesperado en esta profunda soledad...

Observo sin aflicción alguna...
Beso sin sensibilidad alguna...
Prometo sin consideración alguna...
Amo sin esperanza alguna...
Ya no se ni lo que siento...
Yo solo quiero...
Fuerza... para vencer a mis demonios...
Yo solo deseo...Olvidar mi pasado...

miércoles, noviembre 12, 2008

Lyric's "Runing Away"



Runing Away

Dont lie and say that it's okay,
It's alright if there's nothing more to say.

So I'm running away, I'm leaving this place,
Yeah... I'm running away, I'm running away.

Don't tell me I'm the one to blame,
It's too late for you to make me stay. No, I won't stay.

So I'm running away, I'm leaving this place,
Yeah... I'm running away, I'm running away.

And faster than you can follow me from this lonely place,
And farther than you can find me, I'm leaving, yeah... I'm leaving today.

I, I'll never let you find me, I'm leaving you behind with the past and No I won't look back,
And I don't want to hear your reasons, don't want to hear you tell me why I should stay,
Try, try to understand me, try to understand what I say when I say I can't stay,
I, I'm moving on from this place, leaving and I won't wait, I'm running away.

I'm running away, Im leaving this place,
Yeah...Im running away, Im running away.

Huyendo

No mientas y digas eso está bien
Está bien si no hay ninguna cosa más para decir.

Así es que me escapo, dejo este lugar
Sí ... me escapo, me escapo.

No me digas que sea el que debe culpar
Es demasiado tarde para quedarme. No, no me quedaré.

Así es que me escapo, dejo este lugar
Sí ... me escapo, me escapo.

Y más rápido que usted me pueda seguir de este lugar solo
Y más allá de usted me puede encontrar, salgo, sí ... salgo hoy.

Yo, nunca le dejaré encontrarme, le dejo atrás con el pasado y no no mirará hacia atrás
Y no quiero oír tus razones, no quiero oírte decirme que debería quedarme
Intento, intento para entenderme, tratar de entender lo que digo cuando digo no puedo quedarme
Yo, me muevo de este lugar, la partida y yo no esperaremos, me escapo.

Me escapo, dejo este lugar
Sí...Me escapo, me escapo.

lunes, noviembre 10, 2008

Dílemas morales...

A lo largo de nuestra vida, en ocasiones se nos presentan dilemas morales relacionados con nuestra felicidad, cuya resolución nos provoca hondos desvelos. Muchos de esos dilemas tienen que ver con la siguiente cuestión: ¿es justo que yo busque mi felicidad personal aunque sea haciendo daño a las personas que me rodean? ¿O debo renunciar a alcanzarla para no dañar a los demás?

Pongamos un caso típico de ese problema. Dos personas se casan enormemente enamoradas una de otra, prometiéndose una fidelidad y un respeto mutuo. Al cabo de un tiempo, sin embargo, una de ellas va perdiendo la pasión y el amor por la otra, la cual, sin embargo, continúa tan enamorada como el primer día. Para no hacerle daño, su pareja no le dice que ha perdido ya el amor que sentía por ella...

Un día conoce a otra persona de la que se enamora locamente y se plantea entonces proceder a la separación y al posterior divorcio. Sin embargo, sabe que esa decisión hundirá psicológicamente a su pareja, amargándole su existencia para el resto de sus días. Sabe además que esa persona tiene tendencia a la depresión y que lo necesita como una ayuda indispensable para mantener su equilibrio psicológico y afectivo.

¿Qué harías tú en ese caso? ¿Abandonar a tu pareja e intentar alcanzar la felicidad con la persona de la que te has enamorado nuevamente, aunque no sepas si esa relación va a funcionar mucho tiempo, a pesar de provocar un grave daño moral a la persona con la que estás casado/a? ¿O renunciar a tu nuevo amor con el fin de no herir a nadie, aunque esa elección provoque tu infelicidad momentánea?

domingo, noviembre 02, 2008

Hay Momentos...

Hay momentos en los que no son necesarias las palabras para hacer sentir que amas, que vives, que eres feliz…

Hay momentos en los que no son necesaria las lágrimas para gritarle al mundo tu desventura, hay momentos en los que no es necesario decir adiós con el corazón en la mano, solo tomar la decisión y partir.

Hay momentos en los que las palabras solo causan más dolor,
hay momentos en los que las lágrimas no son la mejor expresión de lo que sentimos, y hay momentos en los que solo debes partir.

martes, octubre 21, 2008

Aprendí y decidí...

Después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar.
Decidí no esperar las oportunidades, sino buscarlas.
Decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución.
Decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis.
Decidí cada noche como un misterio a resolver.
Decidí ver cada día como una oportunidad de ser feliz.

Aquel día descubrí que mi único rival son mis propias debilidades, y que en ellas se encuentran la mejor forma de superarme. Dejé de temer perder, y empecé a temer no ganar.
Descubrí que no era el mejor, y que quizás nunca lo fui.
Me dejó de importar quién ganara o perdiera; ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.

Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Aprendí que el mejor triunfo es tener el derecho de llamar a alguien "amigo".
Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento, es una filosofía de vida.
Dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi tenue luz de este presente.
Aprendí que de nada sirve ser luz, si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar muchas cosas, y aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.

Desde entonces no duermo para descansar, sino para soñar.

martes, octubre 14, 2008

Que existe y que No…

Alemania inicio del siglo 20
Durante una conferencia con varios universitarios, un profesor de la Universidad de Berlín...… propuso un desafío a sus alumnos con la siguiente pregunta:
"¿Dios creó todo lo que existe?"Un alumno respondió, valientemente: Si, Él creó…
¿Dios realmente creó todo lo que existe? Preguntó nuevamente el maestro. Si señor, respondió el joven.

El profesor respondió: "Si Dios creó todo lo que existe, ¡entonces Dios hizo el mal, ya que el mal existe! Y si establecemos que nuestras obras son un reflejo de nosotros mismos, ¡entonces Dios es malo!!"
El joven se calló frente a la respuesta del maestro, que feliz, se regocijaba de haber probado, una vez más, que la fe era un mito.

Otro estudiante levantó la mano y dijo: ¿Puedo hacerle una pregunta, profesor?Lógico, fue la respuesta del profesor.
El joven se paró y preguntó: Profesor, ¿el frío existe?¿Pero que pregunta es esa?… Lógico que existe, ¿o acaso nunca sentiste frío?

El muchacho respondió: "En realidad, señor, el frío no existe. Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío, en verdad es la ausencia de calor. Todo cuerpo o objeto es factible de estudio cuando posee o transmite energía; el calor es lo que hace que este cuerpo tenga o transmita energía".

"El cero absoluto es la ausencia total de calor; todos los cuerpos quedan inertes, incapaces de reaccionar, pero el frío no existe. Nosotros creamos esa definición para describir de que manera nos sentimos cuando no tenemos calor."

Y, ¿existe la oscuridad? Continuó el estudiante.
El profesor respondió:Existe.
El estudiante respondió:La oscuridad tampoco existe.
La oscuridad, en realidad, es la ausencia de luz.
"La luz la podemos estudiar,
¡la oscuridad, no!

A través del prisma de Nichols, se puede descomponer la luz blanca en sus varios colores, con sus diferentes longitudes de ondas.
¡La oscuridad, no!… "¿Como se puede saber qué tan oscuro está un espacio determinado?
Con base en la cantidad de luz presente en ese espacio."
"La oscuridad es una definición utilizada por el hombre para describir qué ocurre cuando hay ausencia de luz."
Finalmente, el joven preguntó al profesor:
Señor, ¿EL MAL EXISTE? El profesor respondió: Como afirmé al inicio, vemos estupros, crímenes, violencia en todo el mundo. Esas cosas son del mal.

El estudiante respondió: "El mal no existe, Señor, o por lo menos no existe por sí mismo.
El mal es simplemente la ausencia del bien…
De conformidad con los anteriores casos, el mal es una definición que el hombre inventó para describir la ausencia de Dios.
"Dios no creó el mal. … El mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los seres humanos.
Es igual a lo que ocurre con el frío cuando no hay calor, o con la oscuridad cuando no hay luz.
El joven fue aplaudido de pié, y el maestro, moviendo la cabeza, Permaneció en silencio…
El director de la Universidad,
Se dirigió al joven estudiante y le preguntó:
¿Cuál es tu nombre?

Me llamo, ALBERT EINSTEIN.

martes, octubre 07, 2008

Sentimientos...

Sueño que estarás siempre conmigo en cada instante, en cada minuto en cada segundo de mi vida, imagino tu rostro dibujado en la luna a la luz de las estrellas acompañándome en mis sueños, en cada deseo tus ojos se dibujan en las nubes y me pierdo en tu mirada…

Mi corazón se rompe mis ojos lloran mi mente se confunde y los sueños se refunden a un lugar oscuro y sin salida… Ahogar los sentimientos tratar de olvidarte o acompañándote por siempre realidad o mentira claridad o in claridad, no lo sé… Mis sueños, mis deseos mis sentimientos y mis pensamientos serán siempre los mismos por el resto de mi vida.

sábado, septiembre 20, 2008

La Pérdida de un gran amor...

A pesar del tiempo que llegue a transcurrir después de haber terminado un gran amor, siempre existirá la necesidad de amar. ¿Pero qué es un gran amor? Simplemente es aquella persona que deja su huella, que marca a tu corazón con una cicatriz que jamás podrás borrar; eso es un gran amor. Muy diferente al amor de tu vida, ya que ese es con el que compartirás el resto de tus días sobre la tierra.

Una vez comprendido esto, ahondaremos a la razón por la cual las personas que conocen o se topan con el señor amor, siempre en algún momento de su vida van a necesitar de él de nueva cuenta, a pesar que digamos que jamás volveremos a enamorarnos. El amor bien es sabido por todos no avisa, llega en el momento menos esperado y con la persona con quien menos creemos.

Nos pone una venda transparente en los ojos y lo seguimos sin ser subconscientes de nuestras acciones (digo subconsciente, porque a pesar de estar concientes de que por amor somos capaces de hacer casi cualquier cosa, aún así nos entregamos a él). Una vez que conocemos lo magnifico que es el amor, en ocasiones llega el turno de conocer la otra cara de la moneda, esa es que aquella persona a quien amamos se vaya y nosotros sigamos enamorados.

Esa es la parte horrible del amor que todos aquellos que ya la han vivido conocen lo trágico y terrible que es, aunque créanme que es superable, ya que en verdad el tiempo lo cura todo (casi todo, porque al gran amor jamás el tiempo borrará esa cicatriz). En ocasionas al salir del laberinto de la depresión, que nos dejó ese amor, iniciamos la etapa de una nueva búsqueda o espera de aquella persona que de nueva cuenta te haga sentir esa bella emoción.

No puede ser muy pronto, tu corazón aún esta tocado y lástima que es complicado que lo entregues tan rápido. Aunque he reflexionado, que más que buscar a una persona que sea similar a la que teníamos antes, buscamos esa rutina que teníamos con la otra persona. El ser humano como sea es un ser sociable que busca siempre la compañía de otras personas y aunque oculte el sentimiento de amor hacia alguien más, siempre está en busca de él cuando no lo tiene.

No es malo enamorarse las veces necesarias hasta encontrar a esa persona que es la indicada, cada caída nos enseña algo nuevo, cada día es una lección de vida, así que no hay que temer al amor, hagan que siempre esté en su corazón y ustedes saben que las cosas son más fáciles cuando en nosotros fluye esa emoción.

martes, septiembre 09, 2008

La Libertad en nuestra vida...

Muchas personas actuamos como si realmente fuésemos libres y no es así ¿Por qué? porque cuando estamos pendiente de lo que los demás piensen de nosotros, estamos condicionados a sus conceptos. Eso no quiere decir que no nos debamos regir por ciertas normas y reglas que discerniremos con nuestro sentido común, pero de ahí a actuar solo para complacer a otros, no es ser libre.

La verdadera libertad es amar entregando todo nuestro ser, pero dejando nuestra esencia intacta, me explico, sentir que amamos con fuerza pero sin temores de perdernos en ese torbellino de pasiones, comprendiendo que en medio de esa tempestad, se encuentra nuestra verdadero yo impoluto. Aunque siempre nos hallaremos sufriendo por no poder cumplir las aspiraciones o el ideal de otros hacia nosotros.

Debemos entender que ¡nunca, pero nunca! lograremos satisfacer completamente a ese ser que soñamos como nuestro compañero de ocasión, por dos cosas: Primero; es solo compañero de ocasión (más adelante ni nos acordaremos de aquel) y segundo; no podemos llenarlo como quisiésemos, simplemente porque en sí ya está lleno al igual de nosotros, sólo tanto esa persona como nosotros, debemos buscar nuestra plenitud en lo interno, jamás afuera.

Por último no hay que temer amar, hay que darse, porque en la medida que uno se dé en esa medida vive, pero hay que estar plenamente conciente de que ningún ser nos pertenece, como tampoco nosotros pertenecemos a nadie. Ahí radica la verdadera libertad, vivir en el mundo, saborearlo, sentirlo y ¿por qué no? sufrirlo, pero entendiendo que no somos de él, que esa persona que vemos hoy como malvado y que en realidad es nuestro maestro, sólo nos está mostrando una parte de la inmensidad misteriosa de la vida.

Aunque suene trillado, puedo decir que he aprendido y sigo aprendiendo, con cada hermoso prójimo que se acerca a mi alma, porque es lindo ser romántico y apasionado y porque todo lo que sufro me fortalece y me hace amar más. Amo sin tapujos ni reservas a sabiendas que no seré prisionero jamás del temor de no ser perfecto para alguien, pero si ser pleno para mí. Amo con la seguridad de que no por no llenar los requisitos físicos, morales etc., de alguien no pueda brindarle la más hermosa de las experiencias, sin dejar de ser libre y sin aprisionarla. Amo porque es mandato divino y porque es lo mejor que se hacer.

Sugiero a toda persona que se encuentre leyendo este escrito que no se deje bombardear por imposiciones ni propagandas de perfeccionismo, que se acepte tal cual es, que entienda que es libre en la medida que comprenda, que nadie jamás puede quitarle su libre albedrío y que no pierda su tiempo viviendo para complacer ideales falsos, que el verdadero ideal se lo mostrará su corazón y nunca se trata de esclavizarse en apariencias ni imposiciones.

Quien te ama realmente te acepta tal cual eres y si ha de sugerirte algo que le incomoda de ti lo hará de una forma tan sublime que no lo notarás. En fin, ser libre en realidad es incluso hasta ser conformista y tener aceptación en todos los aspectos de la vida ¿qué alguien vino te hirió y se fié? soy libre de olvidar aquello o sólo tomar lo que debo aprender de lo sucedido, ¿qué no le gustó como soy a fulano? bueno ya le gustaré a perengano...

¡Eso es aceptación!, recordar que la vida no la debemos dejar irse como agua entre los dedos, solo lamentándonos, por lo que no pudo ser, quizás si abrimos un poquito los ojos podemos ver lo que realmente vale y que casi siempre dejamos escapar por estar pendientes de necedades. ¡Ah! y ojo con la auto gratificación ese es el peor verdugo, siempre queremos ir tras lo más grandioso para ser los más grandes y que todos nos envidien e ignoramos lo que siempre ha estado a nuestro alrededor brillando con luz propia, de amor verdadero.

¡Basta de querer vernos más guapas de lo que somos sin pretender ser mejores personas que es lo que necesita el mundo y nosotros mismos!, porque aunque nos rodeemos de belleza si no buscamos esa hermosura interna, natural e innata, siempre viviremos solos y prisioneros de nuestra falta de amor propio.

domingo, agosto 31, 2008

Que Agradable...

Que agradable es estar enamorado, y llamar a tus amigos para contarle que tu
otra mitad te miro...

Que agradable es estar triste y, tener a alguien que te escuche llorar y
que te preste sus lagrimas si se acaban las tuyas...

Que agradable es sentir que en tu contestadora siempre encontraras un
mensaje de alguno de tus amigos criticando la voz que tenias cuando
grabastes el saludo...

Que agradable es saber que cada vez que pelees con tus padres tendras un
amigo que diga "todos son iguales".... o que solo te diga " ...es que te
pasastes"

Que agradable es prender tu computadora y encontrar un mensaje donde tus
amigos te cuentan toda su vida, con todo y Detalles, aunque tu ya la
sepas......o que no recibas ni un e-mail, pero sepas que recibieron los
tuyos...

Que agradable es que llegue tu cumpleaños y no puedas celebrarlo porque
piensas que tooooodos tus amigos pueden venir a tu casa... aunque sepas que
la mitad se va a recordar de tan importante dia despues de las 4 de la
tarde, que un 25 % comienza a felicitarte tarareando el cumpleanios feliz,
que un 20% no te ha comprado ni una tarjeta, que un 2% te llama dos dias
antes o un día despues (equivocado!), que un 2% no sabia ni que dia era o
que un 1% te llame a tu casa y se ponga a hablar contigo sin darse cuenta
que ese dia te hacias mas viejo.

Que agradable es que estas de viaje y no te alcance el dinero gastandolo en
regalitos para tus amigos.

Que agradable es llegar del viaje y encontrar a tus amigos deprimidos
porque no estabas con ellos y al mismo tiempo felices porque ya
llegastes.

Que agradable es cuando se muere tu pescadito y todos te llaman para ver
como estas.

Que agradable es estar a miles de kilometros y recibir noticias de tus
amigos.

Que agradable saber que tus amigos cuentan los dias para verte.

Que agradable es tener a quien contarle todas, todas, todas nuestras
cosas.

Que agradable es tener a alguien que te diga "disculpa que te lo diga,
para algo soy tu amigo, pero: Te lo dije".

Que agradable es tener a un amigo que te acompañe a jugar tu deporte
preferido (aunque no le guste!).

Que agradable es tener a alguien que entienda que confundistes su
amistad.

Que agradable es tener a alguien que comprenda que ya no lo quieres ver mas
hasta la proxima semana.........

Que agradable es que TU estas leyendo este mensaje....ahora:

Porque no visualizas tu presente?.. mira!... fijate que tuvistes miles de
personas llamadas amigas que hoy no lo son...fijate que esperas tener miles
de personas llamadas amigos, que hoy solo son conocidos... fijate en
todo lo agradable de la amistad...y piensa!.....

Piensa que hoy te sobran los dedos de las manos para contar quienes son tus
verdaderos amigos.

Piensa que de todos los que has tenido son pocos los que escogistes!....
no los pierdas! porque te aseguro que hay algunos
de ellos que los vistes cuando mirastes tu pasado, cuando mirastes tu
futuro y ahora que ves tu presente!... ellos son lo mejor!. Y mas alla de
todo eso porque no dejas de ver el pasado, presente y futuro y ves el
corazon de tus amigos y tratas de ver si el nombre que tienen
grabado como MI MEJOR AMIGO te lo ganastes tu?????.

De no ser asi, crees que seria agradable? De no ser asi ya nada seria "lo
mejor"!

sábado, agosto 23, 2008

El Precio de un Milagro...

Una pequeña niña fue a su habitación y sacó un frasco que estaba escondido en su closet.
Esparció su contenido en el suelo y contó con cuidado. Tres veces, incluso.
El total fue contado a la perfección. No había cabida a errores.

Con cuidado regresó las monedas al frasco y cerrando la tapadera, ella salió sigilosamente
por la puerta trasera y caminó 6 cuadras hasta la Farmacia de Rexall, que tenía un gran signo de jefe indio sobre la puerta.

Ella esperó pacientemente aque el farmacéutico le prestara atención, pero estaba muy ocupado por el momento.
Tere movió sus pies para que rechinaran sus zapatos. Nada.
Se aclaró la garganta lo más fuerte que pudo. No sirvió de nada.
Finalmente tomó 25 centavos del frasco y tocó en el mostrador de cristal.
Con eso fue suficiente!

'Y qué es lo que quieres?'
le preguntó el farmacéutico con tono de disgusto en la voz.

Estoy hablando con mi hermano que viene de Chicago no he visto en años, dijo él.

'Bueno, quiero hablar contigo acerca de mi hermano',
le contestó Tere con el mismo tono de impaciencia.

'Él está realmente muy, muy enfermo . . . y quiero comprar un milagro'.
'Perdon ?'
dijo el farmacéutico. 'Su nombre es Andrés y algo malo ha estado creciendo en su cabeza
y mi papi dice que solo un milagro puede salvarlo, ahora dime, cuánto cuesta un milagro?'

'Nosotros no vendemos milagros aquí, chiquita.
Lo siento pero no puedo ayudarte',
dijo el farmacéutico, con voz suave. Oye, tengo dinero para pagarlo.
Sino es suficiente, conseguiré lo que falte.
Sólo dime cuanto cuesta'

El hermano del farmacéutico que era un hombre muy bien vestido intervino y le preguntó a la niñita, 'Que clase de milagro necesita tu hermano?
'No sé, replicó Tere, con los ojos muy abiertos.

Yo solo sé que está muy enfermo y mami dice que necesita una operación.
Pero mi papi no puede pagarla,por eso quiero usar mi dinero''Cuánto tienes?',
le preguntó el hombre de Chicago'Un dólar y once centavos', contestó Tere, apenas audible.
Y ese es todo el dinero que tengo, pero puedo conseguir más si es necesario'

'Bueno, que coincidencia', sonrió el hombre.'Un dólar y once centavos... el precio exacto
de un milagro para los hermanitos'.
Él tomó el dinero en sus manos y con la otra sostuvo su manita enguantada y dijo
'Lleváme a donde vives. Quiero ver a tu hermano y conocer a tus padres.
Veamos si tengo el milagro que necesitas

'Ese hombre bien vestido era el Dr. Carlton Armstrong, un cirujano especializado en neuro-cirujía.
La operacion fue completamente gratis y sin cargo alguno por su estancia en el hospital,
hasta que Andrés regresó sano a casa.

Mami y papi comentaron felices de la cadena de eventos que les trajo a todo esto.
'Esa cirujía', susurraba su madre, 'fue un milagro real.
Ya me imagino cuanto podría costar!Tere sonrió.
Ella sabía exactamente cuanto cuesta un milagro. . . un dólar con once centavos... más la fe de una niñita.

En nuestras vidas nunca sabemos cuantos milagros vamos a necesitar.

Un milagro no es la suspensión de una ley natural sino la implementación de una ley superior.

YO TE JURO
Cuando estés triste... Secaré tus lagrimas
Cuando tengas miedo... calmaré tus miedos.
Cuando estés preocupado... te daré esperanza.
Cuando estés confundido... te ayudaré a encontrar tu camino.
Y cuando estés perdido... y no puedas ver laluz, yo seré tu faro... Brillando radiante.
Este es mi juramento... que sostengo hasta el final.
¡Que más podrías pedir... Si tú eres mi amigo!

Firma: Dios

Gracias Leonel...

lunes, agosto 18, 2008

Te extraño...

Te extraño cuando sucede algo gracioso, y pienso que nos reiremos de ello. Te extraño cuando estoy teniendo un día pésimo y no me cabe la menor duda que me animarías con una sola sonrisa.

Te extraño cuando tengo buenas noticias, y no estas aquí para celebrar juntos. Te extraño en los momentos ordinarios de cada día, pues se que compartirlos a tu lado los haría menos vacíos.

¡Te extraño cada vez que no estamos cerca!

domingo, agosto 03, 2008

Nuestro Momento...

El tenerte a mi lado, es como sentir que el mundo se paraliza, es volar hacia el horizonte, aun sin tener alas… El tiempo es el mejor aliado. El sólo imaginarte toda la vida a mi lado, hace que mi cabeza este vuelta loca. El sólo no tenerte un minuto hace que me impaciente.

El sólo contemplarte de lejos hace que mi rostro se llene de magia. Al escuchar tu voz, parezco estar en un mundo inimaginable… Donde espero nunca salir de él, sin conocer el más allá de este. Al ver tus lindos ojos quiero perderme en ellos y nunca ser encontrado.

martes, julio 29, 2008

Reflexiones...

Durante cuantas lunas ¿has estado afligida? ¿Acaso no estaba yo pensando en ti cuando el rostro del mundo no era sino fuego y roca? El silencio del espacio infinito solo era trastocado por el murmullo de mi anhelo desesperado.

Yo era nada y sin embargo tú lo eras todo, aunque la nada y el todo deben unirse en una sacrílega danza, arropados por las brazas sempiternas del fuego que rige al universo entero y a las pobres almas que deambulan en sus confines: inocentes de su origen, pero culpables de su camino e ignorantes de su destino.

Súbitamente eres tangible, ahora me estremezco al pensar que solo debo conformarme con el conocimiento de tu existencia física y la contemplación de tu imagen, cruel es el destino para quien demasiado espera, el deseo caprichoso mientras más intenso menos satisfecho termina.

En propósito de consuelo, para aferrarse con el alma a un pequeño rayo de luz que atraviesa la pesada penumbra q envuelve mi sentimiento, he de engañarme creyéndote mía en los etéreos planos que contienen a los espíritus, que solo se pueden presentir y nunca poseer mutuamente.

Si por haberte encontrado y sin embargo estar sentenciado como imposible este sentimiento antes de existir, he de transitar desde ahora por un profundo infierno que no es ni caliente ni frío, sino lleno de una tibieza antinatural que intenta adormecer mi deseo y hacerme creer que aquello seria algo positivo, yo haré el recorrido con fe de que todo lo que alguna vez sentí lo sentí por ti y en un instante que encierra una eternidad, porque cuando pienso en ti es como si el futuro devorara al pasado y lo que siempre será imposible…

A veces, sólo por un pequeñísimo momento parece suceder y es allí donde me entrego a la inescrutable decisión de la providencia, de habernos acercado cuando está escrito. Que lejos de mi tortuoso camino es que se encuentra tu felicidad y no hay poder humano o divino que pueda cambiar ni una sola palabra, ni una sola letra de lo que con fuego inmortal ha sido decretado por siempre jamás.

miércoles, julio 23, 2008

El Amor...

Hay momentos en la vida en que somos tímidos
para expresar el amor que sentimos.
Quizá por temor a avergonzar a la otra persona
o a avergonzarnos nosotros mismos,
dudamos en decir "Te quiero"
y tratamos de comunicar la idea con otras palabras...

Decimos "Cuídate", "No manejes rápido",
"Pórtate bien"... Pero en realidad,
estas son diferentes maneras de decir "Te quiero...",
"Eres lo más importante para mí...",
"Me importa lo que te suceda...",
"No quiero que estés mal...", etc.

A veces somos muy extraños.
La única cosa que queremos decir
y la única cosa que debemos decir,
es la única cosa que no decimos.
Y aún así, porque el sentimiento es real
y la necesidad de decirlo es tan fuerte,
usamos otras palabras
y signos para decir lo que realmente queremos decir.

Y muchas veces el significado nunca se comunica del todo,
y la otra persona se siente ignorada o tal vez no tan querida...

Por eso, debemos ESCUCHAR EL AMOR
en las palabras que las otras personas nos dicen,
algunas veces las palabras explícitas son necesarias,
pero muchas veces es más importante
la manera como se dicen las cosas...

Un apodo dicho cariñosamente porta mayor afecto
y amor que los sentimientos
que son expresados de manera poco sincera.

Un abrazo o un beso impulsivos dicen "TE AMO",
aún cuando las palabras digan algo diferente.
Cualquier expresión de preocupación
de una persona por otra dice "Te quiero".

A veces la expresión es vulgar, a veces incluso cruel.
A veces debemos mirar
y escuchar muy atentamente el amor que contienen...
Pero muy frecuentemente está allí, debajo de la superficie.

Una madre puede regañar a su hijo constantemente
por sus notas o por no limpiar su cuarto..
El hijo puede escuchar sólo el regaño,
pero si escucha atentamente, escuchará el Amor debajo del regaño.
Su madre quiere que él haga lo correcto, que sea exitoso.

Desgraciadamente, su preocupación
y amor por su hijo emergen en su regaño.
Pero también es Amor.

Una hija regresa tarde a casa, después de su permiso,
y su padre la confronta con palabras amargas.

La hija puede sólo escuchar la ira,
pero si escucha atentamente, escuchará el Amor debajo de la ira.
"Estuve preocupado por ti..." dice el padre,
"porque me importas, porque te quiero
y porque eres importante para mí..."

Decimos "TE AMO" de muchas maneras:
con regalos de cumpleaños, con notitas dibujadas,
con sonrisas y a veces con lágrimas.

A veces mostramos nuestro Amor cuando nos mantenemos en silencio,
sin decir ni una palabra, y a veces incluso hablando bruscamente.

A veces mostramos nuestro Amor a través de la impulsividad.
Muchas veces tenemos que demostrar Amor
perdonando a alguien que no ha escuchado
el Amor que hemos tratado de expresar.

El problema de escuchar el Amor
es que no siempre entendemos el lenguaje del Amor
que la otra persona está usando.

Una chica puede usar las lágrimas
o las emociones para decir lo que quiere decir,
y su novio puede no entenderla porque espera
que ella le hable en el lenguaje de él.

Por eso, tenemos que esforzarnos por realmente escuchar el Amor.
El problema con nuestro mundo
es que la gente rara vez se escucha el uno al otro.
Oyen las palabras,
pero no escuchan en las acciones que acompañan
a esas palabras o en las facciones del rostro.

O la gente sólo escucha el rechazo o el malentendido.
No ven el Amor que está allí, debajo de la superficie,
aún cuando las palabras sean amargas...

Tenemos que escuchar el amor en aquellos que están alrededor nuestro...
Si escuchamos atentamente, descubriremos
que somos muchísimo más amados
de lo que pensamos.

Escuchemos al Amor y descubriremos que,
después de todo, el mundo es un lugar muy amoroso...
El AMOR es feliz, nos hace reír, nos hace llorar,
nos hace cantar, nos hace tristes, nos hace buscar una razón,
nos hace pedir, nos hace dar, pero por sobre todo, nos hace VIVIR.

No es la presencia o la ausencia de la gente lo que hace la diferencia, porque una persona puede no estar solitaria aún cuando esté sola.

Algunas veces es bueno estar solo.
Pero eso no nos hace solitarios.
No es un asunto de estar presente con alguien.
El asunto es estar presente para alguien.

Así que recuerda: Si amas a alguien, díselo.
Recuerda siempre decir lo que sientes.
Nunca tengas temor de expresarte a ti mismo.

Aprovecha esta oportunidad para decirle a alguien
lo que significa para ti.
Aprovecha el día y no tengas reparos.
Y lo más importante:
Permanece cerca de tus amigos y tu familia,
porque ellos te han ayudado a ser la persona que eres hoy
y eso es lo más importante.

Haz la diferencia en tu día y en el de ellos.
La diferencia entre expresar el Amor
y los rencores es que los rencores a veces perduran más...

sábado, julio 19, 2008

Soy Jim reportandome...

Un sacerdote estaba dando un recorrido por la Iglesia al mediodía...al pasar por el Altar decidió quedarse cerca para ver quién había venido a rezar. En ese momento se abrió la puerta, el sacerdote frunció el entrecejo al ver a un hombre acercándose por el pasillo; el hombre estaba sin afeitarse desde hace varios días, vestía una camisa rasgada,tenía el abrigo gastado cuyos bordes se habían comenzado a deshilachar.

El hombre se arrodilló, inclinó la cabeza, luego se levantó y se fue. Durante los siguientes días el mismo hombre, siempre al mediodía, entraba en la Iglesia cargando una maleta... se arrodillaba brevemente y luego volvía a salir.

El sacerdote, un poco temeroso, empezó a sospechar que se tratase de un ladrón, por lo que un día se puso en la puerta de la Iglesia y cuando el hombre se disponía a salir le preguntó:"¿Qué haces aquí?".
El hombre dijo que trabajaba cerca y tenía media hora libre para el almuerzo y aprovechaba ese momento para rezar, "Solo me quedo unos instantes, sabe, porque la fábrica queda un poco lejos, así que solo me arrodillo y digo:"Señor, solo vine nuevamente para contarte cuan feliz me haces cuando me liberas de mis pecados... no sé muy bien rezar, pero pienso en Ti todos los días... así que Jesús, este es Juan reportándose". El Padre, sintiéndose un tonto, le dijo a Juan que estaba bien y que era bienvenido a la Iglesia cuando quisiera.

El sacerdote se arrodilló ante el altar, sintió derretirse su corazón con el gran calor del amor y encontró a Jesús. Mientras lágrimas corrían por sus mejillas, en su corazón repetía la plegaria de Juan:"SOLO VINE PARA DECIRTE, SEÑOR, CUAN FELIZ FUI DESDE QUE TE ENCONTRE A TRAVES DE MIS SEMEJANTES Y ME LIBERASTE DE MIS PECADOS... NO SE MUY BIEN COMO REZAR, PERO PIENSO EN TI TODOS LOS DIAS... ASI QUE JESUS, SOY YO REPORTANDOME".

Cierto día el sacerdote notó que el viejo Juan no había venido. Los días siguieron pasando sin que Juan volviese para rezar. Continuaba ausente, por lo que el Padre comenzó a preocuparse, hasta que un día fue a la fábrica a preguntar por él; allí le dijeron que él estaba enfermo, que pese a que los médicos estaban muy preocupados por su estado, todavía creían que tenía un chance de sobrevivir. La semana que Juan estuvo en el hospital trajo muchos cambios, él sonreía todo el tiempo y su alegría era contagiosa. La enfermera Jefe no podía entender por qué Juan estaba tan feliz, ya que nunca había recibido ni flores, ni tarjetas, ni visitas.

El sacerdote se acercó al lecho de Juan con la enfermera y ésta le dijo, Mientras Juan escuchaba: "Ningún amigo ha venido a visitarlo, él no tiene a donde recurrir".

Sorprendido, el viejo Juan dijo con una sonrisa:"La enfermera está equivocada... pero ella no puede saber que TODOS LOS Días, desde que llegué aquí, a MEDIODIA, un querido amigo mío viene, se sienta aquí en la cama, me agarra de las manos, se inclina sobre mí y me dice:"SOLO VINE PARA DECIRTE, JUAN, CUAN FELIZ FUI DESDE QUE ENCONTRE TU AMISTAD Y TE LIBERE DE TUS PECADOS. SIEMPRE ME GUSTO OIR TUS PLEGARIAS, PIENSO EN TI CADA DIA... ASI QUE JUAN, ESTE ES JESÚS REPORTÁNDOSE

martes, julio 15, 2008

El Poder de tus acciones...

Un día, cuando era estudiante de secundaria, vi a un compañero de mi clase caminando de regreso a su casa. Se llamaba Kyle.

Iba cargando todos sus libros y pensé: "¿Por que se estará llevando a su casa todos los libros el viernes? Debe ser un "traga".
Yo ya tenía planes para todo el fin de semana: fiestas y un partido de fútbol con mis amigos el sábado por la tarde, así que me encogí de hombros y seguí mi camino.

Mientras caminaba, vi a un montón de chicos corriendo hacia él.

Cuando lo alcanzaron le tiraron todos sus libros y le hicieron una zancadilla que lo tiró al suelo.
Vi que sus gafas volaron y cayeron al suelo como a tres metros de él.
Miró hacia arriba y pude ver una tremenda tristeza en sus ojos.

Mi corazón se estremeció, así que corrí hacia él mientras gateaba buscando sus gafas.
Vi lagrimas en sus ojos.

Le acerqué a sus manos sus gafas y le dije, "esos chicos son unos tarados, no deberían hacer esto".
Me miró y me dijo: "¡gracias!".

Había una gran sonrisa en su cara; una de esas sonrisas que mostraban verdadera gratitud.
Lo ayudé con sus libros. Vivía cerca de mi casa.

Le pregunté por qué no lo había visto antes y me contó que se acababa de cambiar de una escuela privada.
Yo nunca había conocido a alguien que fuera a una escuela privada.

Caminamos hasta casa. Lo ayudé con sus libros; parecía un buen chico.
Le pregunté si quería jugar al fútbol el sábado conmigo y mis amigos, y aceptó.
Estuvimos juntos todo el fin de semana.

Mientras mas conocía a Kyle, mejor nos caía, tanto a mi como a mis amigos.
Llegó el lunes por la mañana y ahí estaba Kyle con aquella enorme pila de libros de nuevo.

Me paré y le dije: "Hola, vas a sacar buenos músculos si cargas todos esos libros todos los días".
Se rió y me dio la mitad para que le ayudara.

Durante los siguientes cuatro años nos convertimos en los mejores amigos.

Cuando ya estábamos por terminar la secundaria, Kyle decidió ir a la Universidad de Georgetown y yo a la de Duke.
Sabía que siempre seríamos amigos, que la distancia no sería un problema.
El estudiaría medicina y yo administración, con una beca de fútbol.

Llegó el gran día de la Graduación. El preparó el discurso. Yo estaba feliz de no ser el que tenía que hablar. Kyle se veía realmente bien.

Era uno de esas personas que se había encontrado a sí mismo durante la secundaria, había mejorado en todos los aspectos, se veía bien con sus gafas. Tenía más citas con chicas que yo y todas lo adoraban.

¡Caramba! algunas veces hasta me sentía celoso... Hoy era uno de esos días.

Pude ver que él estaba nervioso por el discurso, así que le di una palmadita en la espalda y le dije: "Vas a estar genial, amigo".(Me miró con una de esas miradas de agradecimiento) y me sonrió: "Gracias", me dijo.

Limpió su garganta y comenzó su discurso: "La Graduación es un buen momento para dar gracias a todos aquellos que nos han ayudado a través de estos años difíciles: tus padres, tus maestros, tus hermanos, quizá algún entrenador... pero principalmente a tus amigos.

Yo estoy aquí para decirles que ser amigo de alguien es el mejor regalo que podemos dar y recibir y, a este propósito, les voy a contar una historia".

Yo miraba a mi amigo incrédulo cuando comenzó a contar la historia del primer día que nos conocimos.

Aquel fin de semana él tenia planeado suicidarse.

Habló de cómo limpió su armario y por qué llevaba todos sus libros con él para que su madre no tuviera que ir después a recogerlos a la escuela.

Me miraba fijamente y me sonreía. "Afortunadamente fui salvado.

Mi amigo me salvó de hacer algo irremediable".

Yo escuchaba con asombro como este apuesto y popular chico contaba a todos ese momento de debilidad.

Sus padres también me miraban y me sonreían con esa misma sonrisa de gratitud.
En ese momento me di cuenta de lo profundo de sus palabras:

"Nunca subestimes el poder de tus acciones: con un pequeño gesto, puedes cambiar la vida de otra persona, para bien o para mal.

Dios nos pone a cada uno frente a la vida de otros para impactarlos de alguna manera".

sábado, julio 12, 2008

Gracias...

Toda una vida .........nos preguntamos si algún día seremos felices o si alguna vez llegaremos a cumplir nuestro fin....pero , la pregunta es ¿cual es el fin de todo?...o mejor dicho ¿cual es la máxima felicidad?... si siempre cuando sonríes y ríes mucho ,luego lloras y te pones melancólico ¿y donde quedó la felicidad??.............

la vida es algo inexplicable que no sabemos que es lo que realmente seremos o no llegaremos hacer... cual es el punto final de nuestra vida ...¿acaso la muerte? eso es??
pero, si esa es la respuesta ....entonces para que hemos si dos creados para ¿¿morir??? ...........
realmente hemos nacido para vivir en unión con dios y los demás; siguiendo su palabra con fé y salvarnos.

pero que difícil en esta vida oscura que exista paz, amor, amistad, comprensión, respeto, humildad, solidaridad...si estamos sumergidos cada día mas en el manto oscuro de la avaricia, egoísmo, libertinaje, hipocresía, vicio........que en vez de ayudar a los demás se ayudan a si mismo haciendo el mal ....

por eso.................dios mío ........perdónanos a todos por ser como somos y por olvidarte mas cada día...es que tu eres todo para nosotros y casi nadie te valora como tal...siempre te buscan para pedirte ayuda cuando te nesecitan y ni siquiera cuando están felices por tu bendición se acuerdan de ti señor..


olvidamos que tu enviaste a tu hijo "Jesús" ...que nació, creció como todos nosotros y sobretodo dio su vida para salvarnos....olvidamos el sufrimiento que sintió cuando lo azotaron, maltrataron y le clavaron ....olvidamos que se sacrificó por nosotros ..si por todos nosotros... y tu dios desde lo alto con tu sufrimiento se tenia que cumplir tu misión...
gracias por existir............................

lo único que te puedo decir es que:
te amo................te amo.............te amo.............. y gracias por todo ......

martes, julio 08, 2008

¿Un pedazo de pastel...?

A veces nos preguntamos: ¿Que hice para merecer esto?

¿Porque Dios tiene que ser tan injusto conmigo?

Aquí va una bellísima explicación.

Una joven le dice a su madre como todo le ha salido mal; No salió bien en el exámen de Matemáticas,

...Su novio resolvió terminar con ella... y su mejor amiga está de paseo en otra ciudad.

En horas de amargura, una madre sabe qué puede agradar a su hija... Le preparará un sabroso pastel. En aquel momento tan dificil, Abrazó a su hija y la llevó a la cocina, consiguiendo arrancar de su rostro una sonrisa.

Luego que la madre separó los utensilios e ingredientes que usaría, los colocó en la mesa y preguntó a su hija: -Querida, ¿quieres un pedazo de pastel? - Claro Ma!! Sabes que me encanta el pastel !!

-Está bien,
respondió la madre.
Bebe un poco
de ese aceite
que está en la cocina!
Asustada, la hija
respondió:
- ¿Cómo dices?
Jamás!!!

¿Que tal si te comes un huevo crudo?
- Nunca, Madre!

- Quieres comer un
poco de
harina de Trigo
o Bicarbonato de Sodio?
- Madre, eso no me agrada, me enfermaría!

La Madre le respondió:
- Es verdad, todas esas cosas están crudas y son feas separadas... Pero cuando las colocamos juntas, en su justa medida...

...Ellas hacen un delicioso pastel!

Dios trabaja de forma similar. La gente se pregunta, ¿porque El permite que pasemos por momentos difíciles? no saben que cuando El permite que todas esas cosas entren en el orden perfecto, siempre será para hacer una obra perfecta en nuestra vida. No necesitas conformarte con ingredientes crudos, Deja TODO en sus manos... y se tornarán en algo fantástico!

Dios se preocupa tanto por ti...
que te envia flores
todas las
Primaveras...

...Hace nacer el Sol todas las mañanas...

... y siempre que quieras conversar... El está dispuesto a escucharte!

Quizas esto resuelva en algo tus dudas Luz Marina, a veces es necesario sufrir para alcanzar la felicidad, pues solo asi sabremos valorarla.

jueves, julio 03, 2008

Tenemos que sufrir...???

¿Por qué tenemos que sufrir tanto para merecer un poco de felicidad y hasta a veces nos jugamos el todo por nada? ¿Por qué si sabemos que tenemos que quemarnos hasta con fuego y convertimos en ceniza para poder sentirnos por lo menos protegidos lo hacemos?

Sí porque al arriesgarnos a convertirnos en ceniza tenemos esa esperanza de volver a encender el fuego que un día nos quemó y que nos hizo fuerte ante el dolor que nos causó, solamente lo haces por amor y soportamos por amor.

Porque tenemos que provocar esa chispa para que en realidad estas llagas que han quedado en mí ser puedan quedar sanadas con ese amor que va a curar mi soledad y hasta mi alma.

Creo que debemos comprender que el amor debe ser buscado con valor y mucho esfuerzo en las cosas que hieren el corazón y cuando lo hayamos obtenido poder cuidarlo y valorarlo y aprender que para ser feliz primero hay que saber sufrir y que esta vida se nos da para probar la miel del sufrimiento o de la felicidad.

jueves, junio 26, 2008

El Gusano y el Escarabajo...

Había una vez un gusano y un escarabajo que eran amigos, pasaban charlando horas y horas.

El escarabajo estaba consciente de que su amigo era muy limitado en movilidad, tenía una visibilidad muy restringida y era muy tranquilo comparado con los de su especie.

El gusano estaba muy consciente de que su amigo venía de otro ambiente, comía cosas que le parecían desagradables y era muy acelerado para su estándar de vida, tenía una imagen grotesca y hablaba con mucha rapidez.

Un día, la compañera del escarabajo le cuestionó la amistad hacia el gusano.

¿Cómo era posible que caminara tanto para ir al encuentro del gusano? A lo que él respondió que el gusano estaba limitado en sus movimientos. ¿Por qué seguía siendo amigo de un insecto que no le regresaba los saludos efusivos que el escarabajo hacía desde lejos?

Esto era entendido por él, ya que sabía de su limitada visión, muchas veces ni siquiera sabía que alguien lo saludaba y cuando se daba cuenta, no distinguía si se trataba de él para contestar el saludo, sin embargo calló para no discutir.

Fueron muchas las respuestas que en el escarabajo buscaron para cuestionar la amistad con el gusano, que al final, éste decidió poner a prueba la amistad alejándose un tiempo para esperar que el gusano lo buscara.

Pasó el tiempo y la noticia llegó: el gusano estaba muriendo, pues su organismo lo traicionaba por tanto esfuerzo, cada día emprendía el camino para llegar hasta su amigo y la noche lo obligaba a retornar hasta su lugar de origen.

El escarabajo decidió ir a ver sin preguntar a su compañera qué opinaba. En el camino varios insectos le contaron las peripecias del gusano por saber qué le había pasado a su amigo. Le contaron de cómo se exponía día a día para ir a dónde él se encontraba, pasando cerca del nido de los pájaros. De cómo sobrevivió al ataque de las hormigas y así sucesivamente.

Llegó el escarabajo hasta el árbol en que yacía el gusano esperando pasar a mejor vida. Al verlo acercarse, con las últimas fuerzas que la vida te da, le dijo cuánto le alegraba que se encontrara bien. Sonrió por última vez y se despidió de su amigo sabiendo que nada malo le había pasado.

El escarabajo avergonzado de sí mismo, por haber confiado su amistad en otros oídos que no eran los suyos, había perdido muchas horas de regocijo que las pláticas con su amigo le proporcionaban. Al final entendió que el gusano, siendo tan diferente, tan limitado y tan distinto de lo que él era, era su amigo, a quien respetaba y quería no tanto por la especie a la que pertenecía sino porque le ofreció su amistad.

El escarabajo aprendió varias lecciones ese día. La amistad está en ti y no el los demás, si la cultivas en tu propio ser, encontrarás el gozo del amigo. También entendió que el tiempo no delimita las amistades, tampoco las razas o las limitantes propias ni las ajenas. Lo que más le impactó fue que el tiempo y la distancia no destruyen una amistad, son las dudas y nuestros temores los que más nos afectan. Y cuando pierdes un amigo una parte de ti se va con él. Las frases, los gestos, los temores, las alegrías e ilusiones compartidas en el capullo de la confianza se van con él.

El escarabajo murió después de un tiempo. Nunca se le escuchó quejarse de quien mal le aconsejó, pues fue decisión propia el poner en manos extrañas su amistad, solo para verla escurrirse como agua entre los dedos. Si tienes un amigo no pongas en tela de duda lo que es, pues sembrando dudas cosecharás temores. No te fijes demasiado en cómo habla, cuánto tiene, qué come o qué hace, pues estarás poniendo en una vasija rota tu confianza.

Dijo la madre Teresa: "Voy a pasar por la vida una sola vez, cualquier cosa buena que yo pueda hacer o alguna amabilidad que pueda hacer a algún humano, debo hacerlo ahora, porque no pasaré de nuevo por ahí..."

Disfrutar de un buen amigo es uno de los regalos mas hermoso que la vida nos da

viernes, junio 20, 2008

La Actitud ante las cosas...

Jerry era el tipo de persona que te encantaría odiar. Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba como le iba, él respondía: "¡Si estuviera mejor, sería gemelos!".

Era un gerente único porque tenía varias camareras que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que las camareras seguían a Jerry era por su actitud. Era un motivador nato. Si un empleado tenía un mal día, Jerry estaba ahí para decirle al empleado cómo ver el lado positivo de la situación.
Ver este estilo realmente me causó curiosidad; así que un día fui a buscar a Jerry y le pregunté:
- ¡No lo entiendo! No es posible ser una persona positiva todo el tiempo ¿Cómo lo haces?
Jerry respondió:
- Cada mañana me despierto y me digo a mí mismo, "Jerry, tienes dos opciones hoy. Puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor". Escojo estar de buen humor. Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello. Escojo aprender de ello. Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo hacerle ver el lado positivo de la vida. Escojo el lado positivo de la vida.

- Sí, claro... pero no es tan fácil - protesté.

- Sí lo es - dijo Jerry -. Todo en la vida tiene relación con las opciones. Cuando quitas todo lo superfluo, cada situación es una elección. Tú eliges como reaccionas a cada situación. Tú eliges como la gente afectará a tu estado de ánimo. Tú eliges estar de buen humor o de mal humor. En resumen: Tú eliges cómo vivir la vida.
Reflexioné sobre lo que Jerry me dijo.

Poco tiempo después, dejé la industria de la restauración para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en él cuando tenía que hacer una elección a favor de la vida en lugar de reaccionar contra ella.
Varios años mas tarde, me enteré que Jerry hizo algo que nunca debe hacerse en el negocio de los restaurantes: Dejó la puerta de atrás abierta una mañana y fue asaltado por tres ladrones armados.

Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano temblando por el nerviosismo, resbaló de la combinación.
Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon.
Afortunadamente, Jerry fue encontrado relativamente pronto y llevado de emergencia al hospital local.

Después de dieciocho horas de cirugía y semanas de cuidados intensivos, Jerry fue dado de alta aún con fragmentos de bala en su cuerpo.
Me encontré con Jerry unos seis meses después del accidente y cuando le pregunté como estaba, me respondió: "Si estuviera mejor, sería gemelos. ¿Qieres ver mis cicatrices?".
Rehusé ver sus heridas, sin embargo le pregunté que pasó por su mente en el momento del robo.
- Lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás - respondió Jerry -. Después, cuando yacía en el suelo recordé que tenía dos opciones: Podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir.
- ¿No sentiste miedo?, ¿perdiste la consciencia? - le pregunté. Jerry continuó:
- Los paramédicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de médicos y enfermeras, realmente me asusté. Podía leer en sus ojos: "Es hombre muerto".
Supe entonces que debía pasar a la acción.
- ¿Qué hiciste? - pregunté.
- Bueno, había un robusta enfermera haciéndome preguntas - dijo Jerry - me preguntó si era alérgico a algo. "Sí" contesté. Doctores y enfermeras hicieron una pausa esperando mi respuesta. Respiré profundamente y grité: "¡A las balas!". Mientras reían les dije: "Estoy escogiendo vivir. Opérenme como si estuviera vivo, no muerto"

Jerry vivió gracias a la habilidad de sus médicos pero también debido a su asombrosa actitud.
Aprendí de él que cada día tenemos la elección de vivir plenamente.

La actitud, al fin y al cabo, lo es todo.

lunes, junio 16, 2008

La Profesora...

Se contaba hace muchos años una historia sobre una profesora de Primaria.
Su nombre era Sra. Thompson. Cuando se ponía de pie frente a su clase de 5º grado en el primer día de colegio, decía una mentira a los niños. Como muchos maestros, ella miraba a sus estudiantes y decía que los quería a todos por igual.

Pero eso era imposible, porque ahí, en la primera fila, hundido en su asiento, estaba un pequeño llamado Teddy Stoddard. La Sra. Thompson había vigilado a Teddy el año anterior y se dio cuenta de que no jugaba con los otros niños, que sus ropas estaban sucias y que constantemente necesitaba un baño. Y Teddy podía ser desagradable. Llegó al punto que la Sra. Thompson de hecho se complacía en marcar sus apuntes con una ancha pluma roja, haciendo bien delineadas X y poniendo un gran "SUSPENSO" en la parte superior de las hojas.

Cuando en la escuela donde enseñaba, la Sra. Thompson fue requerida para revisar el expediente de cada niño, dejó el de Teddy para lo último. Sin embargo, al hacerlo se llevó una sorpresa.

La maestra de primero de Teddy escribió, "Teddy es un niño brillante, de pronta risa. Hace su trabajo pulcramente y tiene buenos modales, da alegría tenerlo cerca."

Su maestra de segundo escribió, "Teddy es un excelente estudiante, apreciado por sus compañeros de clase, pero está apenado porque su madre tiene una enfermedad terminal y la vida en su hogar debe ser una pugna."

Su maestra de tercero escribió, "La muerte de su madre ha sido dura para él. Intenta hacer lo mejor, pero su padre no muestra mucho interés y su vida familiar pronto le afectará si no se toman medidas."

Su maestra de cuarto escribió, "Teddy está distraído y no muestra mucho interés por la escuela. No tiene muchos amigos y a veces se duerme en clase."

Ahora la Sra. Thompson se dio cuenta del problema y se avergonzó de sí misma. Se sintió peor incluso cuando sus estudiantes le llevaron sus regalos de Navidad, envueltos en bellos lazos y brillante papel, excepto el de Teddy. Su regalo estaba chapuceramente envuelto en el pesado papel marrón que obtuvo de una bolsa de comestibles.

A la Sra. Thompson le inquietó abrirlo en mitad de los otros regalos. Algunos de los niños empezaron a reír cuando encontró un brazalete de circonitas al que le faltaban algunas piedras, y una botella llena hasta la cuarta parte de perfume. Pero acalló la risa de los niños cuando exclamó lo bonito que era el bracelete, a la vez que se lo ponía, y se aplicó algo de perfume en la muñeca.
Teddy Stoddard se quedó ese día después de clase justo lo suficiente para decir, "Sra. Thompson, hoy huele usted justo como mi Mamá solía hacerlo."

Después de que los niños se fueran, ella lloró durante casi una hora.
Desde ese preciso día, dejo de enseñar a leer, escribir y aritmética. En lugar de eso, empezó a instruir niños.

La Sra. Thompson puso especial atención con Teddy. Mientras trabajaba con él, su mente parecía volver a la vida. Cuanto más lo animaba, más rápido respondía él. Al final del año, Teddy había llegado a ser uno de los niños más inteligentes de clase y, a pesar de su mentira de que ella querría a todos los niños por igual, Teddy se convirtió en uno de los "favoritos de la maestra"
Un año más tarde, encontró una nota bajo de Teddy su puerta, diciéndole que todavía era la mejor maestra que había tenido en toda su vida. Pasaron seis años antes de que le llegara otra nota de Teddy. Entonces le escribió que había acabado la Secundaria, el tercero de su clase, y que ella todavía era la mejor maestra que había tenido en toda su vida.

Cuatro años después, le llegó otra carta, diciendo que aunque las cosas habían sido duras a veces, permaneció en el colegio, perseveró y pronto obtendría su graduado con los mayores honores. Aseguraba a la Sra. Thompson que ella todavía era la mejor maestra que había tenido en toda su vida y su favorita.

Pasaron cuatro años más y llegó otra carta. Esta vez explicaba que después de haber obtenido su título de Bachiller, decidió ir un poco más allá. La carta explicaba que ella era todavía la mejor y favorita maestra que había tenido nunca. Pero ahora su nombre era un poco más largo: la carta estaba firmada, Doctor Theodore F. Stoddard.

La historia no acaba aquí. Todavía recibió otra carta esa primavera. Teddy decía que había conocido a una chica y que iba a casarse. Explicaba que su padre había muerto hacía un par de años y se preguntaba si la Sra. Thompson aceptaría sentarse en la boda en el sitio que usualmente estaba reservado para la madre del novio. Por supuesto, la Sra. Thompson lo hizo.

¿Y sabes qué?

Lució el brazalete, aquel al que le faltaban varias circonitas. Y se aseguró de ponerse el perfume que Teddy recordaba que su madre llevaba en su última Navidad juntos.
Se abrazaron y el Dr. Stoddard susurró en el oído a la Sra. Thompson, "Gracias, Sra. Thompson por creer en mí. Muchas gracias por hacerme sentir importante y mostrarme que yo podía hacer que las cosas fueran diferentes."

La Sra. Thompson, con lágrimas en los ojos, susurró a su vez. Dijo, "Teddy, estás totalmente equivocado. Tu fuiste el que me enseñó a mí a hacer las cosas diferentes. Yo no sabía cómo enseñar hasta que te conocí."

viernes, junio 13, 2008

Feliz Cumpleaños...






Hoy me di cuenta que lo que llamo felicidad no es una línea, sino segmentos que se acompañan de retos y caídas que me hacen apreciar ese pedacito en la línea.

No puedo decir que soy feliz siempre, pero sí que en momentos he logrado sentirme pleno y esos momentos son los que me hacen levantarme tras las dificultades, tras esos segmentos de infelicidad que también son imprescindibles, tanto como lo bello de la vida.

Hoy aprendí que ser fuerte se aprende y se logra solo cuando te das la oportunidad de serlo, cuando te comprometes contigo mismo a recomenzar, a olvidar, a intentar o dejar de hacerlo, cuando por fin has decidido ser feliz.

Un Hoy bien vivido hace que cada Ayer sea un sueño de felicidad y cada Mañana una visión de esperanza. Te mereces toda una vida de mañanas preciosas.


Feliz Cumpleaños.


Ana Moncada García


miércoles, junio 11, 2008

Momento y Lugar correcto...

Iba caminando por una calle poco iluminada una noche ya tarde, cuando escuché unos gritos que trataban de ser silenciados y que venían de detrás de un grupo de arbustos.

Alarmado, disminuí mi velocidad para escuchar y me aterroricé cuando me di cuenta de que lo que estaba escuchando eran los inconfundibles sonidos de una lucha: fuertes gruñidos, pelea desesperada y tela rasgándose.


A solo unos metros de donde yo estaba parado, una mujer estaba siendo atacada.
¿Me debería involucrar? Yo estaba asustado por mi propia seguridad y me maldije a mí mismo por haber decidido repentinamente el tomar una nueva ruta a casa esa noche.
¿Y si me convertía en otra estadística? ¿No debería tan solo correr al teléfono más cercano y llamar a la policía? Aunque me pareció una eternidad, las deliberaciones en mi cabeza me habían llevado solo segundos, y los chillidos ya habían aumentado poco a poco.

Sabía que tenía que actuar rápido. ¿Cómo podría alejarme de esto?.
No, finalmente me decidí. No podría darle la espalda a esta mujer, aún si ello significaba arriesgar mi propia vida. No soy un hombre valiente, ni soy atlético.
No sé donde encontré el coraje moral y la fuerza física, pero una vez que había decidido finalmente ayudar a la chica, me volví extrañamente transformado. Corrí detrás de los arbustos y jalé al asaltante lejos de la mujer.

Forcejeando, caímos al suelo, donde luchamos durante unos minutos, hasta que el atacante se puso en pie de un salto y escapó.
Jadeando fuertemente, me levanté con dificultad, y me acerqué a la chica, que estaba en cuclillas detrás de un árbol, sollozando. En la oscuridad, apenas pude ver su silueta, pero ciertamente pude percibirla temblando y en shock. No queriendo asustarla de nuevo, primero le hablé a distancia.

"Está bien", dije en tono tranquilizador, "el ladrón huyó, estás a salvo ahora".
Hubo una prolongada pausa, y entonces oí las palabras, pronunciadas maravillosa y a la vez sorprendentemente:
- ¿Papi, eres tú?

Y entonces de atrás del árbol, salió caminando mi hija más joven, Katherine.

Dios tiene la manera de permitirnos estar en el lugar adecuado en el momento indicado.

viernes, junio 06, 2008

La Esposa de Dios...

Un niño de unos diez años de edad, estaba descalzo, parado frente a una zapatería de Broadway, mirando a través del escaparate y tiritando de frío. Una dama se le aproximó y le dijo:

- Amiguito ¿qué estás mirando tan atentamente en ese escaparate?
- Estaba pidiéndole a Dios un par de zapatos - fue la respuesta del niño.

La dama lo cogió de la mano, entró con él en la tienda y pidió media docena de calcetines para el niño. También preguntó al empleado si sería posible obtener una palangana con agua y una toalla. Ambas peticiones le fueron atendidas con rapidez.
Entonces llevó al pequeño a la trastienda y, quitándose los guantes, se puso de rodillas, le lavó los menudos pies y los secó con una toalla.

Para entonces, el empleado ya había vuelto con los calcetines. Poniéndole un par, le compró un par de zapatos y colgando de una percha los restantes calcetines, se los dio. Luego, lo acompañó a la entrada mientras le decía:

- ¿No es cierto, amiguito, que ahora te sentirás mucho mejor?
Cuando se volvía para irse, el atónito crío la cogió de la mano y mirándola fijamente,
con lágrimas en los ojos, respondió a la pregunta con estas palabras:

- ¿Eres la esposa de Dios?

miércoles, junio 04, 2008

Lyric's "I'll be - Edwin Mccain"



I'll be

I'll be
The strands in your eyes that color them wonderful
Stop me and steal my breath
Emeralds from mountains thrust towards the sky
Never revealing their depth

Tell me that we belong together
Dress it up with the trappings of love
I'll be captivated, I'll hang from your lips
Instead of the gallows of heartache that hang from above

CHORUS
I'll Be your cryin' shoulder
I'll Be love suicide
I'll Be better when I'm older
I'll Be the greatest fan of your life

Rain falls angry on the tin roof
As we lie awake in my bed
You're My Survival, You're My Living Proof
My love is alive and not dead

Tell me that we belong together
Dress it up with the trappings of love
I'll be captivated, I'll hang from your lips
Instead of the gallows of heartache that hang from above

CHORUS
I'll Be your cryin' shoulder
I'll Be love suicide
I'll Be better when I'm older
I'll Be the greatest fan of your life

I've dropped out, burned up, fought my way back from the dead
Tuned in, turned on, remembered the things you said

CHORUS
I'll Be your cryin' shoulder
I'll Be love suicide
I'll Be better when I'm older
I'll Be the greatest fan of your life

The greatest fan of your life


Yo seré

Yo seré
Los hilos en tus ojos que los colorean maravillosamente
me detienen y roban mi aliento.
Esmeraldas de montañas que llegan al cielo
nunca revelando su profundidad.

Dime que nos pertenecemos
disfrazados con la parafernalia del amor
seré cautivado, colgaré de tus labios
en vez de la horca que cuelga desde arriba.

CORO
Yo seré tu hombro para llorar
yo seré un amor suicida
yo seré mejor cuando sea mayor
yo seré el mayor admirador de tu vida.

La lluvia cae enojada en el techo
mientras descansamos despiertos en la cama.
Tú eres mi supervivencia, eres mi prueba viviente
de que mi amor esta vivo y no muerto.

Dime que nos pertenecemos
disfrazados con la parafernalia del amor
seré cautivado, colgaré de tus labios
en vez de la horca que cuelga desde arriba.

CORO
Yo seré tu hombro para llorar
yo seré un amor suicida
yo seré mejor cuando mayor
yo seré el mayor admirador de tu vida.

He dejado, quemado, luchado mi camino de regreso de los muertos
sintonizado, conectado, recordando las cosas que me dijiste.

CORO
Yo seré tu hombro para llorar
yo seré un amor suicida
yo seré mejor cuando mayor
yo seré el mayor admirador de tu vida.

El mayor admirador de tu vida.

martes, junio 03, 2008

Todos Fuimos Niños...

Era una mañana como cualquier otra. Yo, como siempre, me hallaba de mal humor.
Te regañé porque te estabas tardando demasiado en desayunar, te grité porque no parabas de jugar con los cubiertos y te reprendí porque masticabas con la boca abierta.
Comenzaste a refunfuñar y entonces derramaste la leche sobre tu ropa.
Furioso te levanté por los cabellos y te empujé violentamente para que fueras a cambiarte de inmediato.
Camino a la escuela no hablaste. S
entado en el asiento del auto llevabas la mirada perdida.
Te despediste de mí tímidamente y yo sólo te advertí que no te portaras mal.

Por la tarde, cuando regrese a casa después de un día de mucho trabajo, te encontré jugando en el jardín. Llevabas puestos unos pantalones nuevos y estabas sucio y mojado.
Frente a tus amiguitos te dije que debías cuidar la ropa y los zapatos, que parecía no interesarte mucho el sacrificio de tus padres para vestirte.
Te hice entrar a la casa para que te cambiaras de ropa y mientras marchabas delante de mí te indique que caminaras erguido.
Más tarde continuaste haciendo ruido y corriendo por toda la casa.

A la hora de cenar arrojé la servilleta sobre la mesa y me puse de pie furioso porque no parabas de jugar. Con un golpe sobre la mesa grité que no soportaba más ese escándalo y subí a mi cuarto.
Al poco rato mi ira comenzó a apagarse. Me di cuenta de que había exagerado mi postura y tuve el deseo de bajar para darte una caricia, pero no pude.

¿Cómo podía un padre, después de hacer tal escena de indignación, mostrarse sumiso y arrepentido? Luego escuché unos golpecitos en la puerta.

"Adelante" dije, adivinando que eras tú.
Abriste muy despacio y te detuviste indeciso en el umbral de la habitación.

Te mire con seriedad y pregunté: "¿Te vas a dormir?, ¿vienes a despedirte?"
No contestaste. Caminaste lentamente con tus pequeños pasitos y sin que me lo esperara, aceleraste tu andar para echarte en mis brazos cariñosamente.
Te abracé y con un nudo en la garganta percibí la ligereza de tu delgado cuerpecito. Tus manitas rodearon fuertemente mi cuello y me diste un beso suavemente en la mejilla. Sentí que mi alma se quebrantaba.

"Hasta mañana, papito" me dijiste.

¿Qué es lo que estaba haciendo?, ¿por qué me desesperaba tan fácilmente? Me había acostumbrado a tratarte como a una persona adulta, a exigirte como si fueras igual a mí y ciertamente no eras igual.
Tú tenías unas cualidades de las que yo carecía: eras legítimo, puro, bueno y, sobre todo, sabías demostrar amor.
¿Por qué me costaba tanto trabajo?, ¿por qué tenía el hábito de estar siempre enojado?
¿Qué es lo que me estaba aburriendo? Yo también fui niño. ¿Cuando fue que comencé a contaminarme?

Después de un rato entré a tu habitación y encendí una lámpara con cuidado.
Dormías profundamente. Tu hermoso rostro estaba ruborizado, tu boca entreabierta, tu frente húmeda, tu aspecto indefenso como el de un bebé.

Me incliné para rozar con mis labios tu mejilla, respiré tu aroma limpio y dulce.
No pude contener el sollozo y cerré los ojos. Una de mis lágrimas cayó en tu piel. No te inmutaste. Me puse de rodillas y te pedí perdón en silencio.
Te cubrí cuidadosamente con las cobijas y salí de la habitación.

Si Dios me escucha y te permite vivir muchos años, algún día sabrás que los padres
no somos perfectos, pero sobre todo, ojalá te des cuenta de que,
pese a todos mis errores,

Te amo más que a mi vida.

lunes, junio 02, 2008

Una Hora...

El hombre llegó del trabajo a casa otra vez tarde, cansado e irritado, y encontró a su hijo de cinco años esperándolo en la puerta.
"Papá, puedo preguntarte algo?"
"Claro, hijo, el qué?" respondió el hombre.
"Papá, ¿cuánto dinero ganas por hora?"
"¡Eso no es asunto tuyo! ¡Qué te hace preguntar algo así?" dijo el hombre enojado.
"Sólo quiero saberlo. Por favor dime ¿cuánto ganas por hora?" suplicó el pequeño.
"Si quieres saberlo, gano 20 dólares por hora".
"Oh", repuso el pequeño inclinando la cabeza. Luego, levantándola, dijo: "Papá, ¿me puedes prestar 10 dólares, por favor?"

El padre estaba furioso. "Si la razón por la que querías saber cuánto gano es sólo para pedirme que te compre un tonto juguete o cualquier otra tontería, entonces vete ahora mismo a tu habitación y acuéstate. Piensa por qué estás siendo tan egoista. Trabajo mucho, muchas horas cada día y no tengo tiempo para estos juegos infantiles".

El pequeño se fue en silencio a su habitación y cerró la puerta.
El hombre se sentó y empezó a darle vueltas al interrogatorio del niño. '¡Cómo puede preguntar eso sólo para obtener algo de dinero!'. Después de casi una hora, el hombre se calmó y empezó a pensar que había sido un poco duro con su hijo. Quizás había algo que realmente necesitaba comprar con esos 10 dólares y, de hecho, no le pedía dinero a menudo. Fue a la puerta de la habitación del niño y la abrió.

"¿Estás dormido, hijo?", preguntó.

"No, papá. Estoy despierto" respondió el niño.

"He estado pensando," dijo a su hijo, "Puede que haya sido demasiado duro contigo antes.
Ha sido un día muy largo y lo he pagado contigo. Aquí tienes los 10 dólares que me has pedido".
El niño se sentó sonriente. "¡Oh, gracias, papá!" exclamó.

Entonces, rebuscando bajo su almohada, sacó algunos billetes arrugados más .
El pequeño contó despacio su dinero y entonces miró al hombre, el cual,
viendo que el niño ya tenía dinero, empezaba a enfadarse de nuevo.
"¿Por qué necesitabas dinero y ya tenías?" refunfuñó el padre.

"Porque todavía no tenía bastante" dijo, "pero ahora sí tengo".
"Papá, ahora tengo 20 dólares.

¿Puedo comprar una hora de tu tiempo?"

domingo, junio 01, 2008

Dios aún habla a los hombres... !!!

Un joven había estado en su reunión de estudio de la Biblia de los miércoles por la noche.
El pastor había hablado sobre oír a Dios y obedecer la voz del Señor.
El joven no pudo dejar de preguntarse ¿habla todavía el Señor a los hombres?.

Después del servicio se fue a tomar café y pasteles con algunos amigos y discutieron sobre el mensaje. Varios de ellos hablaron de cómo Dios les había hablado de diferentes formas.
Eran casi las diez cuando el joven cogió el coche de vuelta a casa.
Sentado en el coche empezó a rezar: "Señor, si todavía hablas a la gente, por favor háblame.
Te escucharé y haré cuanto pueda para obedecerte".

Mientras conducía por la calle principal de su pueblo tuvo el extraño pensamiento de parar y comprar un litro de leche.
Meneó la cabeza y dijo en voz alta: "Señor ¿eres tú?". Al no obtener respuesta, siguió conduciendo hacia su casa.
Pero de nuevo le asaltó el pensamiento de comprar un litro de leche. El joven pensó en Samuel y cómo no reconoció la voz del Señor y como el pequeño Samuel corrió hacia Elí. "
De acuerdo, Señor. Por si acaso eres tú, compraré la leche". No parecía una prueba de obediencia muy difícil y, de todas formas siempre podía usar la leche.
Se paró y compró un litro de leche y siguió su camino a casa. Mientras pasaba por la calle Séptima, sintió de nuevo la urgencia: "Tuerce por esa calle". Esto es de locos, se dijo, y condujo hasta pasado el cruce.
De nuevo sintió que debía volver sobre sus pasos por la Séptima, así que en el siguiente cruce dio la vuelta y enfiló la Séptima calle abajo.
Medio en broma dijo en voz alta: "Muy bien, Señor, lo haré".

Condujo a lo largo de varias manzanas, cuando de pronto sintió que debía pararse.
Se acercó al bordillo y miró a su alrededor. Estaba en una zona semicomercial de la ciudad.
No era la mejor, pero tampoco era la peor de las barriadas.
Los comercios estaban cerrados y muchas de las casas estaban a oscuras como si sus habitantes ya estuvieran acostados.
De nuevo sintió algo: "Ve y dale la leche a la gente de la casa de enfrente".

El joven miró hacia la casa. Estaba oscuro y parecía que sus habitantes o estaban fuera o ya estaban durmiendo. No había empezado a abrir la puerta del coche cuando se volvió a sentarse "Señor, esto no es normal.
Esta gente estará durmiendo y si los despierto se van a enfadar conmigo y además voy a parecer un idiota". De nuevo sintió que debía ir y darles la leche.
Finalmente abrió la puerta. "Bien Señor, si de verdad eres Tú, iré a la puerta y les daré la leche. Si quieres hacerme parecer un loco, de acuerdo. Quiero obedecerte.
Me pregunto si esto llevará a alguna parte, pero si no contestan a la primera, me largo".

Cruzó la calle y llamó al timbre. No podía oír ningún ruido en el interior. Una voz de hombre preguntó: "¿Quién es? ¿Qué quiere?" La puerta se abrió antes de que el joven pudiera irse.
El hombre estaba allí parado, en vaqueros y camiseta parecía recién salido de la cama.
Tenía una extraña mirada y no parecía muy contento de tener a un extraño de pie en el umbral de su puerta.
"¿Qué quiere?". El joven mostró el litro de leche. "Tome, he comprado esto para usted"
El hombre tomó la leche y se adentró rápidamente en la casa gritando en español.
Desde el fondo del recibidor surgió una mujer llevando la leche hacia la cocina mientras el hombre la seguía llevando a un bebé en brazos.
El bebé lloraba y el rostro del hombre estaba surcado de lágrimas.
Empezó a hablar mientras seguía llorando.
"En este momento estábamos rezando. Hemos tenido muchos pagos este mes y nos hemos quedado sin dinero. Ya no teníamos leche para nuestro bebé. Estábamos rezando y pidiéndole a Dios que me mostrara cómo conseguir un poco de leche".

Su mujer gritó desde la cocina: "Le pedí que me mandara un ángel con un poco. ¿Eres un ángel?" El joven se metió la mano en el bolsillo y sacando todo el dinero que tenía se lo puso al hombre en la mano.
Se volvió y caminó hacia su coche mientras las lágrimas rodaban por sus mejillas.

Supo que Dios todavía responde a las plegarias y que todavía habla a su Pueblo.

viernes, mayo 30, 2008

Sobre momentos...

Un guerrero de la luz sabe que ciertos momentos se repiten.
Con frecuencia se ve ante los mismos problemas y
situaciones que ya había afrontado;
entonces se deprime, pensando que es incapaz de progresar
en la vida,ya que los momentos difíciles reaparecen.
"¡Ya pasé por esto!", se queja él a su corazón.

"Realmente tú ya lo pasaste - responde el corazón -, pero nunca
lo sobrepasaste". El guerrero entonces comprende
que las experiencias repetidas tienen una única finalidad:

enseñarle lo que no quiere aprender.

miércoles, mayo 28, 2008

Lyric's "Lifehouse - You And Me"




Lifehouse - You And Me

What day is it? And in what month?
This clock never seemed so alive
I can't keep up and I can't back down
I've been losing so much time

Cause it's you and me and all of the people with nothing to do
Nothing to lose
And it's you and me and all of the people
And I don't know why, I can't keep my eyes off of you

All of the things that I want to say just aren't coming out right
I'm tripping on words
You've got my head spinning
I don't know where to go from here

Cause it's you and me and all of the people with nothing to do
Nothing to prove
And it's you and me and all of the people
And I don't know why, I can't keep my eyes off of you

There's something about you now
I can't quite figure out
Everything she does is beautiful
Everything she does is right

Cause it's you and me and all of the people with nothing to do
Nothing to lose
And it's you and me and all of the people
And I don't know why, I can't keep my eyes off of you
and me and all of the people with nothing to do
Nothing to prove
And it's you and me and all of the people
And I don't know why, I can't keep my eyes off of you

What day is it?
And in what month?
This clock never seemed so alive

Lifehouse - Tu y Yo

Que día es hoy, y de que mes?
Este reloj nunca pareció tan vivo
No puedo alcanzar y no puedo retroceder
He estado perdiendo mucho tiempo

Porque somos tu y yo y toda la gente sin nada que hacer
Nada que perder
Porque somos tu y yo y toda la gente
Y no se por que, no puedo apartar mis ojos de ti

Todas las cosas que quiero decir, simplemente no están saliendo bien
Me trabo con las palabras
Tienes mi cabeza dando vueltas
No sé a donde ir de acá

Porque somos tu y yo y toda la gente sin nada que hacer
Nada que demostrar
Porque somos tu y yo y toda la gente
Y no se por que, no puedo apartar mis ojos de ti

Hay algo acerca tuyo ahora
Que no puedo descubrir
Todo lo que ella hace es hermoso
Todo lo que ella hace es correcto

Porque somos tu y yo y toda la gente sin nada que hacer
Nada que perder
Porque somos tu y yo y toda la gente
Y no se por que, no puedo apartar mis ojos de ti
y yo y toda la gente sin nada que hacer
Nada que demostrar
Porque somos tu y yo y toda la gente
Y no se por que, no puedo apartar mis ojos de ti

Que día es hoy, y de que mes?
Este reloj nunca pareció tan vivo

martes, mayo 27, 2008

Te estaré esperando siempre...

Contemplando el atardecer desde lo alto de esta ciudad…
Le pregunto a la naturaleza donde se encuentra refugiada la mitad de mi corazón.
Que el alma del bosque rompa su silencio y mueva las montañas para traerte a mi lado…
Navegante sobre mis territorios desconocidos…

¿Cuan lejos estás?, ven y naufraga en mi puerto que yo he de correr en tu auxilio,
Te brindaría abrigo,
Seré luz que te oriente para que jamás vuelvas a perderte.

Tan solo ven o dame una señal… de que aun no te rindes en la búsqueda.
Que aun no me has matado sin averiguar sobre mi existencia…
No calles tus dudas… sigue tu búsqueda,
Tengo tanta ternura que entregarte,
Tengo toda mi vida para contemplarte.

Permíteme sentir con que fuerza late tu corazón,
Mientras descanso en tu regazo.
Te quiero ingenuamente,
Extiendo mis brazos al cielo tan solo por tenerte,
Te quiero con libertad,
Porque nada de lo que vivo en esta sociedad
Me priva de sentir tu compañía ausente.
Tan solo se que te quiero dulcemente.

miércoles, mayo 21, 2008

El valor y sentido de la virtud de la pobreza.

Un peregrino se quedó a pasar la noche debajo de un árbol en un bosque cercano al pueblo.

En la más profunda oscuridad, oyó que alguien le gritaba:
¡La piedra! ¡La piedra!, Despierta y dame la piedra preciosa, peregrino.

El peregrino se levantó, se acercó al hombre que le gritaba y le dijo:
¿Qué piedra quieres, hermano?.

La noche pasada -le dijo el hombre con voz agitada
tuve un sueño en el que se me reveló que si venía aquí esta noche encontraría a un peregrino
que me daría una piedra preciosa que me haría rico para siempre.

El peregrino hurgó en su bolsa y le dio la piedra diciendo:
Efectivamente, hoy encontré en un bosque cerca del río esta piedra muy valiosa.

Puedes quedarte con ella.

El desconocido agarró la piedra y se marchó corriendo a su casa.
Al llegar, abrió su mano, contempló la piedra y vio que era un enorme diamante de muchísimo valor.

Durante toda la noche se quedó pensando y no pudo dormir.
Se levantó con el alba, volvió al lugar donde había dejado al peregrino, lo encontró y le dijo:

Dame, por favor, algo más valioso: la riqueza que te permite desprenderte con tanta facilidad de un diamante.

La verdadera riqueza no consiste en acumular cosas,
sino en tener la capacidad de poder desprendernos de ellas sin que nos quiten la paz y la alegría.