miércoles, septiembre 20, 2006

¿Qué es el amor?

Amor es el primer sentimiento que hay antes de que todas las cosas malas aparezcan.

Cuando mi abuelita empezó a padecer artritis no podía pintarse las uñas de los pies; así que mi abuelito se las pintaba todo el tiempo aún cuando empezó a padecer artritis en sus manos, eso es amor.

Cuando alguien te ama, la forma en que esa persona dice tu nombre es diferente.
Sabes que tu nombre está seguro en su boca.

Amor es cuando una muchacha se pone perfume y un muchacho se pone colonia, salen juntos y se huelen mutuamente.

El amor es cuando sales con alguien a comer y le das la mayoría de tus papitas sin
hacer que esa otra persona te dé de las suyas.

Amores cuando alguien te hace daño, te enojas mucho, pero no le gritas porque sabes que eso herirá sus sentimientos.

Amor es lo que te hace sonreír cuando estás cansado.

Amor es cuando mi mamá hace café para mi papá y ella prueba un poquito primero antes de dárselo, para estar segura de que sabe bien.

Amor es cuando besas todo el tiempo, luego te cansas de besar, pero aún quieres estar junto a esa persona y entonces se hablan más.

Amor es lo que hay en el cuarto contigo en Navidad si dejas de abrir regalos y escuchas.

Cuando le dices a alguien algo malo acerca de ti mismo y tienes miedo de que no te quieran más; pero te sorprendes de que no sólo aún te aman, sino que te aman aun más.

Amor es cuando le dices a alguien que te gusta su camisa aún usandola todos los días.

Amor es como una viejita y un viejito que aún son amigos aún después de conocerse muy, pero muy bien.

Mi mamá me ama más que nadie, nunca verás a nadie más besarme por las noches antes de irme a dormir.

Amor es cuando mami le da a papi el pedazo de pollo más grande.

Amor es cuando mami ve a papi sudoroso y oloroso y aún así dice que es más guapo que Robert Redford.

Amor es cuando tu perrito te chupa la cara aún cuando lo has dejado todo el día solo.

Uno no debería decir "Te amo" cuando en realidad no es así...

Pero si realmente amas a alguien deberías decírselo, puede ser que a esa persona se le haya olvidado.

jueves, septiembre 14, 2006

Los cuatro monjes...

Cuatro monjes decidieron caminar juntos en silencio durante un mes.
El primer día, todo fue estupendamente, pero pasado el primer día, uno de los monjes dijo:
-Estoy dudando si he cerrado la puerta de mi celda antes de salir del monasterio.
Y dijo otro de ellos:
-¡Estúpido!
¡Habíamos decidido guardar silencio durante un mes, y vienes tú a romperlo con esa tontería!Entonces dijo el tercero:
-¿Y tú, qué?
¡También tú acabas de romperlo!
Y el cuarto monje dijo:
-¡A Dios gracias, yo soy el único que aún no ha hablado!

martes, septiembre 12, 2006

Mirate a tí mismo...

"Cuando mires a tus compañeros, procura mirarte a ti mismo", dijo el maestro al discípulo.
"Pero, ¿no es una actitud egoísta?", cuestionó el discípulo. "si nos preocupamos por nosotros mismos, jamás veremos lo que los otros tienen de bueno para ofrecer".
"Ojalá siempre consiguiéramos ver las cosas buenas que están a nuestro alrededor", contestó el maestro, "pero, en verdad, cuando miramos al prójimo estamos sólo buscando defectos. Intentamos descubrir su maldad, porque deseamos que sea peor que nosotros.
Nunca lo perdonamos si nos hiere, porque creemos que jamás seríamos perdonados por él. Conseguimos herirlo con palabras duras afirmando que decimos la verdad, cuando apenas estamos intentando ocultarla de nosotros mismos.
Fingimos que somos importantes para que nadie pueda ver nuestra fragilidad".
"Por eso, siempre que estés juzgando a tu hermano, ten conciencia de que eres tú quien esta en el tribunal".
Jesús dijo: "El que esté libre de pecado que tire la primera piedra".

lunes, septiembre 11, 2006

Vuela muy alto...

Después de la 2da. Guerra Mundial, un joven piloto inglés probaba un frágil avión monomotor en una peligrosa aventura alrededor del mundo.
Poco después de despegar de uno de los pequeños e improvisados aeródromos de la India, oyó un ruido extraño que venía de detrás de su asiento y se dio cuenta que había una rata a bordo y que, si roía la cobertura de lona, podía destruír su frágil avión.
Podía volver al aeropuerto para librarse de su incómodo, peligroso e inesperado pasajero.
De repente recordó que las ratas no resisten las grandes alturas.
Volando cada vez más alto, poco a poco cesaron los ruidos que ponían en peligro su viaje.
Si amenazan destruirte por envidia, calumnia o maledicencia...

¡VUELA MÁS ALTO!.

Si te critican... ¡VUELA MÁS ALTO!.

Si te hacen alguna injusticia... ¡VUELA AUN MÁS ALTO!

ACUERDATE SIEMPRE QUE LAS RATAS NO RESISTEN LAS GRANDES ALTURAS.

Deseo que hoy y siempre tengas el coraje de levantar vuelo y volar siempre alto, muy alto, con la cabeza en las nubes y los pies bien fijos en el suelo.
Deseo también que cuando estés volando sepas mirar para abajo y ver que existen criaturas mucho más pequeñas que tú y cuán grande e importante eres delante de ellas; y que en esa misma proporción, también mires para arriba y veas cómo es de grandioso el cielo que te cubre y percibas el tamaño de tu pequeñez frente al universo y al Creador.

...en el nueve del nueve del seis

Porque la vida es presencia, a pesar de las ausencias,
Hemos hallado un lugar donde no cabe la muerte
En ninguna de sus formas.

Porque la vida es encuentro, a pesar de las distancias,
Hemos construido un lugar
Entre tu corazón y el mío.

Porque la vida es camino, a pesar del cansancio,
Hemos descubierto que es un paso
Que aproxima los extremos.

Porque la vida es regalo, a pesar del egoismo,
No hay ni tuyo ni mío sino un todo
Abierto y compartido.

Porque la vida es entrega, a pesar del olvido,
Aceptamos que es servicio
Sin condición y sin firma.

Porque hemos venido a recrearnos, a pesar de todo y de nosotros
mismos,
Consideramos que :

En el amor no hay ni mucho ni poco, sino un todo y sin medida.
En el amor no hay ni pronto ni tarde, sino el tiempo del presente
constante.
En el amor no hay sombras, sino sólo la luz de la confianza sin
motivo.

Y porque tú eres azul y yo apenas amarillo...
No podré brillar sino sólo en tu inmensidad,
Cosidos como estamos a la misma estrella.

Y porque el amor es un sí, desde siempre,
No me iré de tu lado...aunque pareciera que sí,
Amor mío.

domingo, septiembre 03, 2006

Los Pajaritos...

El verano pasado, yo y mi familia vivimos una experiencia espiritual que tuvo un impacto largo y profundo en nosotros, uno que sentimos debe ser compartido.
Es un mensaje de amor.
Es un mensaje para retomar la perspectiva de la vida, y de restaurar el balance y renovar las prioridades de nuestras vidas.
Con humildad, pido a Dios que al relatar esta historia, pueda darte a ti el regalo que mi pequeño hijo, Brian, le dio a nuestra familia un día el verano pasado.
El 22 de Julio iba yo camino a Washington D.C. en un viaje de negocios.
Todo era tan ordinario, hasta que aterrizamos en Denver para un cambio de avión.
Mientras que yo recogía mis pertenencias, escuché un mensaje que pedía que el Sr. Lloyd Glenn se reportara de inmediato con un representante de United.
No pensé que fuera nada urgente hasta que llegué a la puerta del avión y escuché a un caballero preguntándole a cada hombre si el era el Sr. Glenn.
En este momento supe que algo había pasado y mi corazón se hundió.
Al salir del avión un hombre joven, con la cara muy solemne se acercó a mi y me dijo: Sr. Glenn, hay una emergencia en su casa.
No sé cuál es la emergencia, ni quién está involucrado, pero lo llevaré a un teléfono para que pueda llamar al hospital.
Mi corazón latía, pero el deseo de estar tranquilo me calmó.
Seguí al señor a un teléfono distante donde pude hablar al número que el me dio del Hospital Mission.
Pasaron mi llamada de inmediato al centro de emergencias donde se me informó que mi hijo de 3 años había quedado atrapado abajo de la puerta automática del garage por varios minutos y que cuando mi esposa lo encontró el estaba muerto.
Un vecino que es doctor le había dado CPR y los paramédicos habían continuado con el tratamiento mientras Brian era transportado al hospital.
En ese momento, Brian había revivido y los doctores creían que iba a vivir,pero no sabían cuanto daño habían sufrido su cerebro y su corazón.
Ellos me explicaron que la puerta se había cerrado completamente en su esternón exactamente encima de su corazón.
El estaba severamente herido. Después de hablar con los doctores, mi esposa sonaba preocupada pero no histérica, y yo me conforté con su tranquilidad.
El vuelo de regreso pareció eterno, pero finalmente llegué al hospital seis horas después de que la puerta del garage se había cerrado.
Cuando entré en la unidad de cuidado intensivo, nada pudo haberme preparado para ver a mi hijo acostado tan tranquilo en esa gran cama con tubos y monitores por todas partes.
El estaba conectado a un respirador.
Miré a mi esposa quien me dirigió su mejor sonrisa.
Todo parecía una espantosa pesadilla.
Me dieron todos los detalles y la diagnosis.
Brian iba a vivir y pruebas preliminares mostraban que su corazón estaba bien; dos milagros!!!
Pero solo el tiempo diría si su cerebro había sido dañado.
A lo largo de la interminables horas, mi mujer estaba tranquila.
Ella sentía que Brian iba a estar bien.
Me agarré a sus palabras y su fe como a una línea de vida.
Toda esa noche y el día siguiente Brian estuvo inconsciente.
Parecía que habían pasado años desde que salí la mañana anterior en mi viaje de negocios.
Finalmente a las 2:00 P.M., Brian recuperó la consciencia y se sentó diciendo las más hermosas palabras que he escuchado.
El dijo: - Papi, abrázame.
Y se me acercó con sus pequeños brazitos.
Al día siguiente se le diagnosticó sin daño cerebral ni físico y el cuento de su supervivencia milagrosa recorrió todo el hospital, No pueden imaginar nuestra gratitud y felicidad.
Camino a casa, sentimos una reverencia única por la vida y por el amor de nuestro Padre Celestial que viene a aquellos quienes se acercan tanto a la muerte.
En los siguientes días había un espíritu especial en nuestra casa.
Nuestros dos hijos mayores estaban más cercanos a su hermanito.
Mi esposa y yo estabamos más cercanos el uno al otro y todos estábamos más cerca como familia. La vida tomó un paso menos estresado para nosotros.
Nuestra perspectiva se veía más enfocada y balanceada.
Nos sentíamos bendecidos. Nuestra gratitud era verdaderamente profunda.
Ahí no termina la historia. Casi un mes después del accidente, Brian se despertó de su siesta y dijo:
- Siéntate mami.
Tengo algo que decirte.
A esta edad, Brian generalmente hablaba en pequeñas frases, así es que mi mujer se sorprendió de la oración tan larga que usó.
Ella se sentó con el en su cama y empezó a narrar su historia maravillosa y sagrada. - ¿Recuerdas cuando quedé atrapado abajo de la puerta del garage?
Bueno, estaba tan pesada y me dolía mucho.
Te llamé pero no podías oírme.
Empecé a llorar, pero entonces me dolía más.
Y entonces llegaron los pajaritos .
- ¿Los pajaritos? le preguntó confundida mi esposa.
- Sí, le contestó el, los pajaritos hacían un ruido especial y volaron hacia el garage.
Me cuidaron.
- ¿Te cuidaron?
- Sí , dijo el.
Uno de los pajaritos fue por tí.
Te fue a decir que yo estaba atrapado bajo la puerta..
Una dulce sensación de reverencia llenó el cuarto.
El espíritu era tan fuerte y a la vez más ligero que el aire.
Mi esposa se percató de que un niño de tres años no tendría idea de la muerte y de espíritus, así es que se estaba refiriendo a seres que venían del más allá, llamándolos pajaritos porque volaban en el aire como pájaros.
- ¿Cómo eran esos pajaritos? le preguntó ella.
Brian contestó,
- Eran tan hermosos.
Estaban vestidos de blanco, todos de blanco.
Algunos tenían verde y blanco.
Pero algunos tenían solo blanco.
- ¿Te dijeron algo?
- Sí, el contestó.
Me dijeron que el bebé estaría bien.
- ¿El bebé? mi esposa preguntó confundida.
Brian contestó
- El bebé tirado en la puerta del garage .
Continuó, Tú saliste y abriste la puerta del garage y corriste a donde estaba el bebé.
Le dijiste al bebé que se quedara y no se fuera.
Mi esposa casi se desmaya al oir ésto, ya que en efecto ella se había inclinado junto a Brian y el ver su pecho herido y sus facciones, sabiendo que ya estaba muerto, miró hacia arriba, alrededor y dijo: No nos dejes Brian, quédate si puedes.
Al escuchar a Brian decirle las palabras que ella había usado se dió cuenta de que el espíritu había dejado el cuerpo y había estado viendo su cuerpo sin vida desde arriba.
- ¿Y qué pasó entonces? preguntó ella.
- Nos fuimos de viaje dijo el, lejos, lejos.
Se comenzó a agitar tratando de expresar cosas para las cuales no conocía palabras.
Mi esposa trató de calmarlo y confortarlo.
El luchó con tratar de decir algo que era obviamente muy importante para el, pero el encontrar las palabras era difícil.
- Volamos rapidísimo en el aire. Son tan bonitos mami agregó el.
Y hay muchos muchos pajaritos.
Mi esposa estaba impresionada. Brian continuó diciéndole que los pajaritos le habían dicho que tenía que regresar y contarle a todos de los pajaritos .
El dijo que lo regresaron a la casa y que un gran camión de bomberos y una ambulancia estaban ahí.
Un hombre estaba sacando al bebé en una cama blanca y el trataba de decirle al hombre que el bebé estaría bien, pero el hombre no podía escucharlo.
El dijo que los pajaritos le dijeron que el tenía que ir en la ambulancia,pero que ellos estarían cerca de el.
El dijo que ellos eran bonitos y llenos de paz, y que el no quería regresar.
Entonces llegó la luz.
El dijo que la luz era muy brillante y cálida, y que el amaba la brillante luz muchísimo.
Había alguien en la luz y puso sus brazos alrededor de Brian y le dijo, Te amo pero tienes que regresar.
Tienes que ir a jugar beisbol, y contarle a todos de los pajaritos.
Entonces la persona en la luz le dio un beso y le dijo adios con la mano.
Entonces un sonido y entraron en las nubes.
La historia continuó por una hora. El nos enseño que los pajaritos siempre están con nosotros, pero no los vemos porque miramos con los ojos y no los escuchamos porque oímos con nuestros oídos.
Pero siempre están ahí, solo los pueden ver aquí (se puso la mano en el corazón).
Murmuran cosas para ayudarnos a hacer lo que está bien porque nos aman tanto. Brian continuó diciendo.
- Yo tengo un plan mami.
Tu tienes un plan.
Mi papi tiene un plan.
Todos tenemos un plan.
Todos debemos vivir nuestro plan y mantener nuestras promesas.
Los pajaritos nos ayudan a hacer ésto porque nos quieren tanto.
En las siguientes semanas, con frecuencia repetía su historia en parte o completa una y otra vez. Siempre era la misma historia.
Nunca cambió los detalles ni los cambió de orden.
A veces incluía más información y clarificaba el mensaje que ya nos había dado.
Nunca dejó de impresionarnos como podía darnos tanto detalle y como podía hablar más allá de su capacidad cuando hablaba de los pajaritos.
A donde quiera que iba, hablaba con extraños sobre los pajaritos.
Sorprendentemente, nadie lo llegó a ver con extrañeza cuando el lo hacía.
Por el contrario, siempre ponían una cara dulce y sonreían.
No es necesario decirles que no hemos sido los mismos desde ese día, y rezamos que nunca volvamos a ser los mismos.

sábado, septiembre 02, 2006

Soñe con un angel..

Hoy soñe con un ángel algunos pueden decir que soñar con un ángel es bueno
pero a mi no me gusto, por que era un ángel triste , en mi sueño le pregunte
que le pasaba y no me contesto , solo me miro y al fijar su mirada en mi rostro
una lagrima callo , quise abrazarlo pero me dio miedo talvez mi abrazo
no le ayudaría en nada , quería evitar que esa lagrimas salieran de sus ojos
pero no sabia como, intentaba formar una oración que le diera aliento,
pero como decirle algo si no sabia lo que le pasaba como saberlo si no me hablaba.
Que es lo que pasa que ahora los ángeles lloran?
Le pregunte una vez mas si podía ayudarlo, alzo la cabeza y me miro otra vez y me dijo:
Eres tu quien ofrece ayuda cuando tu la necesitas, lloro por ti, por que en esas noches cuando te sientas en tu cama llorando, soy yo quien te abrazo y no consigo mitigar tu llanto,
por que soy yo quien intenta hablar contigo y saber que te pasa y no lo consigo...
Por que soy tu ángel y mi trabajo es cuidarte, ayudarte y no he podido si me ves llorando es por ti y por que soy un reflejo de ti, te preguntabas por que los ángeles lloran...
Me desperte llorando sentía su presencia y me puse a hablar con el le dije lo que me pasaba y que era lo que yo sentía, me sentí mas aliviada, yo no se si solo fue un sueño o mi mente intenta jugar conmigo pero se que un ángel esta conmigo.