jueves, junio 30, 2005

Medita por un instante...

Medita por un instante...Cuando tu vida la sientas azotada por los problemas y la crisis parezca instalarse en tus entrañas...Medita por un instante...
Piensa que todo tus esfuerzos no han sido en vano, recapacita y siente que todo puede ser mejor...al menos por un instante.
Cuando creas que tu vida es un permanente fracaso,cuando ninguna palabra sea capaz de reconfortarte ni ningún verbo expresión de felicidad...
Medita por un instante, Cristal...Tal vez todo suceda para encontrarte,con los demás, contigo misma, con lo que eras antes.
Cuando la lucha en el combate por la vida sin fuerzas y sin aliento te desgaste, cuando sientas que tus pies en la tierra se hunden, con la tierra muera contigo, lo más importante, no sucumbas, no dejes desalentarte y siente otra vez aquel instante en que la desesperación quedó lejos y el nuevo día vino a despertarte con una nueva esperanza para que medites un nuevo instante.

martes, junio 28, 2005

Tomar riesgos ...

Reír es correr el riesgo de parecer tonto.
Llorar es arriesgarse a parecer sentimental.
Acercarse a otro ser es arriesgarse a comprometerse.
Mostrar emoción es arriesgar que se te conozca.
Someter a la gente tus ideas y sueños, es ponerlos en riesgo.
Amar es correr el riesgo de no ser correspondido.
Vivir es arriesgarse a morir.
En toda esperanza hay el riesgo del desespero.
En todo intento, el riesgo de fracasar.
Pero los riesgos se han de tomar, porque el mayor peligro en esta vida es no arriesgar nada.
Porque el que nada arriesga,nada hace...nada tiene...nada es.
Tal vez pueda ahorrar el sufrimiento y dolor, pero a fin de cuentas, no puede aprender, ni sentir, ni cambiar, ni crecer, ni amar, ni vivir.
Encadenado por las certidumbres será un esclavo, sacrificará el ser libre.Sólo arriesgando se consagra la libertad.

Todo tiene una razón de ser

Algunas veces las personas llegan a nuestras vidas y rápidamente nos damos cuenta de que esto pasa porque debe de ser así para servir un propósito, para enseñar una lección, para descubrir quienes somos en realidad, para enseñarnos lo que deseamos alcanzar.
Tú no sabes quienes son estas personas, pero cuando fijas tu ojos en ellos sabes y comprendes que ellos afectarán tu vida de una manera profunda.
Algunas veces te pasan cosas que parecen horribles, dolorosas e injustas, pero en realidad entiendes que si no superas estas cosas nunca hubieras realizado tu potencial, tu fuerza, o el poder de tu corazón. Todo pasa por una razón en la vida. Nada sucede por casualidad o por la suerte...enfermedades, heridas, el amor, momentos perdidos de grandeza o de puras tonterias, todo ocurre para probar los límites de tu alma.
Sin estas pequeñas pruebas la vida sería como una carretera recién pavimentada, suave y lisa. Una carretera directa sin rumbo a ningún lugar, plana cómoda y segura, más empañada y sin razón.
La gente que conoces afectan tu vida, las caídas y los triunfos que tú experimentas crean la persona que eres. Aún se puede aprender de las malas experiencias. Es más, quizás sean las más significativas en nuestras vidas.
Si alguien te hiere, te traiciona o rompe tu corazón le das las gracias porque te ha enseñado la importancia de perdonar, la confianza y a tener más cuidado de a quien le abres tu corazón. Si alguien te ama, ámalos tu también no porque ellos te aman sino porque te han enseñado a amar y a abrir tu corazóny tus ojos a las cosas pequeñas de la vida. Haz que cada día cuente y aprecia cada momento además de aprender de todo lo que puedas, porque quizás más adelante no tengas la oportunidadde aprender lo que tienes que aprender de este momento. Entabla una conversación con gente que no hayas dialogado nunca y actualmente escúchalos y presta atención.
Permítete enamorarte, liberarte y poner tu vista en un lugar bien alto. Mantén tu cabeza en alto porque tienes todo el derecho de hacerlo. Repítete a ti mismo que eres un individuo magnífico y créelo, sino crees en ti mismo nadie más lo hará tampoco. Crea tu propia vida, encuéntrala y luego vívela....

lunes, junio 27, 2005

Amor y Razón...

Charla entre la Razón y el Corazón...
¿Y si en realidad el tiempo no lo pudiese todo, si no fuese tan cierto que las cosas con el pasar de los días se van olvidando, o las heridas no se van cerrando, cuantas cosas cambiarían?
Porque es muy fácil pensar que con solo dejar pasar los días, meses o años las cosas se solucionan, y lo peor es que uno se auto convence, y se cree un superado, alguien que tuvo la suerte de superar un dolor y sobreponerse, y se vuelve a sentir fuerte...
Sin embargo, un buen día, quizá el menos pensado, todo el castillo que creías tan sólido comienza a temblar, porque te encuentras de nuevo cara a cara con el dolor, con ese sentimiento tan helado y tan dormido del que ya casi ni te acordabas, y que, muy a pesar de todo, sigue ahí, y comienza a despertarse con todas las fuerzas acumuladas por el tiempo en que estuvo inactivo y quiere salir, quiere gritar que está vivo y que va a dar pelea, por que la RAZÓN piensa: "¡Otra vez no!
¿o acaso no te acuerdas el tiempo que te costo volver a ponerte en pie?, ¿o no te acuerdas de esas noche sin dormir, de esos desvelos y angustias, de tus días vacíos, de tus noches sin estrellas?.
¿Quieres realmente volver a vivir todo eso, o ahora que ya estas de pie no seria mejor que anduvieras por otros caminos?
Porque, sinceramente, amores no te faltan, tienes la capacidad de enamorar a quien quieras, y te vas a hacer problema por un hombre/una mujer que, en realidad, no sabes si te quiere, no sabes si te engaña?...
¡Piensa! ¡no te equivoques! Una vez creíste tocar el cielo con las manos y en un instante descendiste al más profundo de los infiernos, ¿crees que vale la pena?.
Haz lo que te digo, no existen los amores eternos, y seguramente, todo eso lo único que te va a hacer es ilusionarte y volverte a lastimar." Y se hace un silencio eterno... El CORAZÓN, aturdido por las palabras de la RAZÓN, se queda sin aliento, pero después de un rato de pensar, donde la RAZÓN ya creía tener ganada la partida, el CORAZÓN replica:
"No sé si tus palabras son del todo ciertas, pero sí sé que no son tampoco del todo equivocadas: no es lo mismo pensar que sentir, no es lo mismo razonar que hacer las cosas impulsivamente, porque los que piensan son aquellos que nunca se arriesgan, y pobre de aquel que no esté dispuesto una vez en su vida a perderlo todo por la persona que ama, pobre de aquel que no está dispuesto a olvidar, porque nunca será perdonado, pobre de aquel que es tan ciego y vacío, que no es capaz de dejar de lado todas las trivialidades de la vida por amor... Pobre de quien teniendo en frente el amor de su vida, no es capaz de quitarse la careta y sentir...
Porque el amor no sólo es alegría, no solo es paz y ternura, el amor es también dolor y lagrimas, es angustia y desvelo, es muchas cosas, pero bueno...la verdad es que no sé qué pesa más, si la RAZÓN o el CORAZÓN.
Lo que si sé es que si uno no siente se transforma simplemente en una roca, una cosa que no es capaz de demostrar cariño y confianza, un cuerpo sin alma.
Por eso creo que uno debe jugarse por lo que siente... le puede salir bien o mal, puede equivocarse o vivir el resto de su vida con la persona que ama... lo que sí es cierto es que jamás perdonaría a alguien que por rencor o desconsuelo no sea capaz de tomar a la persona que ama, y gritarle a todo el mundo que por ella daría la vida... Y, por ultimo, otra cosa que tengo bien clara, es que el que se enamora soy yo, y el amor se siente con el CORAZÓN, no con la CABEZA". Se hizo el silencio... y, sin mediar palabra, el CORAZÓN, decidió tomar el camino correcto... y fue tras el Amor...

domingo, junio 26, 2005

VIVE LA VIDA SIN MIEDOS...

"Un día, en un capullo apareció una pequeña abertura; un hombre se sentó a observar como la mariposa, por varias horas, se esforzaba para hacer que su cuerpo pasase a través de aquella pequeña abertura. Así, parecía que la mariposa había dejado de hacer cualquier progreso.Parecía que había hecho todo lo que podía, pero no conseguía agrandarlo. Entonces, el hombre decidió ayudar a la mariposa; tomó una tijera y abrió el capullo.La mariposa pudo salir fácilmente; pero su cuerpo estaba marchito, era pequeño y tenía las alas arrugadas. Entusiasmado, el hombre siguió observándola porque esperaba que reaccionara.Esperaba que las alas se abrieran y estirasen para ser capaces de soportar el cuerpo, y que éste se hiciera firme.Nada aconteció!La mariposa pasó el resto de su corta vida arrastrándose, con un cuerpo marchito y unas alas encogidas. Ella nunca fue capaz de volar. Lo que el hombre, en su voluntad de ayudar, no comprendía, era que el esfuerzo necesario para que la mariposa pasara a través de la pequeña abertura, era la forma en que Dios hacía que el fluido del cuerpo de la mariposa, fuese a sus alas, de tal modo que ella estaría lista para volar, una vez que se hubiese liberado del capullo. Algunas veces, el esfuerzo es exactamente lo que necesitamos en nuestras vidas. Si Dios nos permitiese pasar por nuestras vidas sin encontrar ningún obstáculo, nos dejaría limitados. No lograríamos ser tan fuertes como podríamos haber sido. Nunca podríamos volar. Pedí fuerza... y Dios me dio dificultades para hacerme fuerte.Pedí sabiduría... y Dios me dio problemas para resolver.Pedí prosperidad... y Dios me dio cerebro y músculos para trabajar.Pedí valor... y Dios me dio obstáculos para superar.Pedí amor... y Dios me dio personas con problemas a las cuales ayudar.Pedí favores... y Dios me dio oportunidades. Yo no recibí exactamente lo que pedíPero me dieron todo lo que necesitaba...Vive la vida sin miedo, enfrenta todos los obstáculos y demuéstrate...
que tienes la fuerza para superarlos.

PENSAMIENTO
No te dejes abatir por la tristeza. Todos los dolores terminan. Espera que el tiempo, con sus manos llenas de bálsamo, traiga alivio.
La acción del tiempo es infalible y nos guía suavemente por el camino seguro, aliviando nuestros dolores, así como la brisa suave mitiga el calor del verano.
Antes de lo que supones, tendrás una respuesta al consuelo que necesitas.

El Amor es....

El amor es energía que brota del alma. Necesidad de expresión del universo a través de sus criaturas. Cuando es procesado por la mente adquiere matices realmente diferentes. El amor no necesita procesarse ni tampoco exponerse a especulaciones racionalistas ni de intereses egoístas. El amor no impone amarse a uno mismo antes que a los demás. El amor es la entrega y la satisfacción de brindar un poder del corazón. El amor es un continuo dar sin esperar una respuesta o una retribución. Es la espera en silencio de días y noches en la seguridad que llegará. El amor nos hace crecer aún en los peores momentos, es nuestro maestro del espíritu y el que califica nuestra existencia a medida que damos pasos en la tierra. Nos ayuda a comunicarnos desde lo mejor que tenemos, desde lo mas puro. Pero nunca pide, ni exige, ni condena. Se ama tan solo por el hecho de amar y se despide a pesar de tanto dolor en cualquier momento. Allí hay sabiduría. ¿Quien puede decir adiós después de haber amado y no sentirse partido en dos?... ...tan solo aquella persona que ha sabido amar sin pretensiones mezquinas. El que ha encontrado que después de tanto amar ha guardado para si tan solo el recuerdo eterno de un amor que supo brindar lo mejor que tenia. Se ama porque el amor forma parte de la energía aglutinante del infinito y porque es una necesidad del alma que quiere expresarse para no morir y porque es parte activa de la expansión y el brillo de Dios en cada una de sus criaturas.

sábado, junio 25, 2005

Reflexión sobre el Amor...

Cada minuto, cada segundo, cada fragmento de vida está tocado por la luz del amor. Como si fuera un acto de magia, el rostro se ilumina, las ideas fluyen, la energía invade nuestro organismo, el amor brota por los poros y abre la puerta hacia la felicidad que todos anhelamos y merecemos. Sin embargo, para que exista amor, para recibirlo, hay que saber darlo, repartirlo, compartirlo con generosa alegría, en la convicción de que todo aquello que entregues, te será devuelto igual, de la misma forma, como un regalo que tú apreciarás infinitamente. Ese es mi pensamiento. Si usted tiene amor para dar, se puede considerar una persona realizada, dueña de una riqueza incalculable. El que hacer cotidiano pone a prueba cada día, nuestra capacidad para renovar los más nobles sentimientos que hacen posible que tengamos amor para repartir. No hay lugar para el egoísmo, sólo basta que ames a tus semejantes y prevalecerá ese hermoso sentimiento de entrega desinteresada. Es cierto, el amor lo puede todo. La tristeza por el fin de una relación, la desilusión, el abandono, la soledad interminable, la compasión, el sufrimiento por la pérdida de un ser querido, en fin, todo lo que experimentamos alguna vez y que nos marca para siempre, sólo puede aliviarlo el amor. Expresado en gestos, acercamientos, abrazos afectuosos, palabras que digan que la vida es mucho más que todas las dificultades que nos puedan abatir, el amor emerge salvador, compañero, eternamente amigo.
Cuando dos personas se atraen es porque fueron tocadas por esa mano invisible que guía al amor. Por esa razón, una relación amorosa es como un tesoro que no solamente se debe de cuidar, sino incrementar para que mañana florezca con más fuerza.
Pero muchas parejas no saben cómo manejar esta situación tan especial y a la vez tan importante en sus vidas. Se les escapa entre las manos la felicidad por falta de previsión, por ignorancia o simplemente por estar virtualmente "poseídas" por una gran pasión.
No hay recetas milagrosas para mantener la felicidad o encontrar el amor que buscamos, hay experiencias, hay trabajo, mucho trabajo de parte y parte, deseos de vivir en sana alegría.
Justamente aquí abrimos un CORAZÓN para recibir a todas aquellas personas que necesiten de nuestra orientación para salir adelante en cualquier problema que confronten a nivel de relación sentimental.
Alma Espejo ofrece toda su experiencia con amor, con el mismo que recibe...
Con todo el corazón...

viernes, junio 24, 2005

Te quiero...

Sabes.... te echo de menos.¡ Ha pasado tanto tiempo !y, sin embargo, te sigo extrañando.
y siento que te "quiero"
Pero...... no creas que estoy triste, solo, que extraño tu presencia, el saber que estás ahí..... aunque estes lejos.
La inquietud de la espera y la alegría del encuentro. Nuestros mudos diálogos. El silencio de las palabras que lo decían todo. Saber que me ves y te veo, sin mirarnos. Sentir que te ríes, sin escuchar tu risa. Esa sensación de complicidad compartidade..... no sé qué, ni por qué.
El conocerte tanto , sin saber quién eres. Parece un absudo......pero podría decirte que hasta extraño.... y siento que " te quiero"...
La forma en que ponías los puntos y las comas. El sonido del teclado en el silencio de la noche.
Tal vez, un día, nos encontremos frente a frente, y nos miraremos...... sin vernos, tú..... no sabrás que soy yo..... y yo... no sabré que eres tú quizás... entonces nuestros ojos se encuentren... y al mirarnos,nuestros corazones delatarán quienes somos...será entonces cuando te diga...
I LOVE YOU

SUEÑOS SEMILLA...

En el silencio de mi reflexión percibo todo mi mundo interno como si fuera una semilla, de alguna manera pequeña e insignificante pero también pletórica de potencialidades.
...Y veo en sus entrañas el germen de un árbol magnífico, el árbol de mi propia vida en proceso de desarrollo.
En su pequeñez, cada semilla contiene el espíritu del árbol que será después. Cada semilla sabe cómo transformarse en árbol, cayendo en tierra fértil, absorbiendo los jugos que la alimentan, expandiendo las ramas y el follaje, llenándose de flores y de frutos, para poder dar lo que tienen que dar.
Cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol. Y tantas son las semillas como son los sueños secretos.
Dentro de nosotros, innumerables sueños esperan el tiempo de germinar, echar raíces y darse a luz, morir como semillas... para convertirse en árboles.
Árboles magníficos y orgullosos que a su vez nos digan, en su solidez, que oigamos nuestra voz interior, que escuchemos la sabiduría de nuestros sueños semilla.
Ellos, los sueños, indican el camino con símbolos y señales de toda clase, en cada hecho, en cada momento, entre las cosas y entre las personas, en los dolores y en los placeres, en los triunfos y en los fracasos. Lo soñado nos enseña, dormidos o despiertos, a vernos, a escucharnos, a darnos cuenta.
Nos muestra el rumbo en presentimientos huidizos o en relámpagos de lucidez cegadora.
Y así crecemos, nos desarrollamos, evolucionamos... Y un día, mientras transitamos este eterno presente que llamamos vida, las semillas de nuestros sueños se transformarán en árboles, y desplegarán sus ramas que, como alas gigantescas, cruzarán el cielo, uniendo en un solo trazo nuestro pasado y nuestro futuro.
Nada hay que temer,... una sabiduría interior las acompaña... porque cada semilla sabe... cómo llegar a ser árbol...

Jorge Bucay
Pdta:
Gracias Susana por tus buenos deseos :)

miércoles, junio 22, 2005

"Dedicado a..."

Ojalá el recuerdo no sea como las huellas erosionadas en la orilla de algún mar,y que el breve instante de tu vida se grabe para siempre en la azul profundidad.Ojalá que tus experiencias no se acumulen como el polvo en los rincones, y que la conciencia no sea la brasa que queme en tus adentros.Ojalá que tus palabras no sean como las hojas arrastradas por el viento, y que la mayor promesa no sea hecha también la ultima mentira.
...Ojalá mi sangre no termine como el flujo de aquél río, el que brilló bajo la luna y sobre tu piel en el frío de un diciembre...

Has Sentido Dolor???????

¿Alguna vez has sentido el dolor verdadero? ¿alguna vez te has preguntado que pasaría si murieras hoy? Parte de la vida puede imprimirse en una hoja, la vida misma puede consumirse en las llamas del infierno,aún sin haber espirado. De eso no te puede quedar duda.
Escribo las cosas de las que no me gusta hablar,y no es falta de valor, es solo que hay cosas muy difíciles de contar así como hay sentimientos que no pueden expresarse con palabras, ya que éstas no alcanzan el estrato del alma donde se encuentran ocultos y no pueden explicar lo que sucede dentro.
Las palabras son sólo signos fríos y confusos que jamás se pondría al nivel del amor, o del dolor de la culpa,que torturan el alma.
Cada día que nace, y cada día que muere y espíritu también lo hace, y permanecerá en su agonía hasta que lo absuelvan, hasta que reviente, o hasta el final del tiempo en que trata de subsistir.
Por ahora permanece en una pieza, esperando el milagro de volver a latir. sin duda la única esperanza que lo motiva a seguir,es la promesa de que algún día, sea así.

martes, junio 21, 2005

Profundo...

Cuando creí que la vida terminaba, apareciste tú, me diste un nuevo sentido, justo cuando creí que todo lo perdía.Y soñé nuevamente, y ocupaste todos mis sueños,volando a través de mi cielo, gradualmente te convertiste en él.
Pero la realidad no conoce las razones del alma,y ahora tendré que irme quizás definitivamente; porque así tiene que ser cuando ella lo dicta.
Pero hoy aún puedo regalarte mi vida, hacerlo bajo el rayo plata que esta noche baña; si tu puedes creerlo, la historia se escribirá esta noche.
No debes temer, porque después nada cambiarála eternidad en la que te clavas no removerá el recuerdo de los pensamientos; al final, descubrirás todo lo que esta obscuridad oculta a tus ojos, y en la soledad más dolorosa, tu me encontrarás nuevamente a tu lado.

Amor...

Al menos una vez
¿podría engañarme en un intento?sólo una vez fingir que no te quiero fingir que no te espero pretender olvidar lo que siento; ¿cómo poder? ¿cómo hoy? hoy que sé que nunca saldrás de mi alma hoy que ella en secreto te aguarda, hoy que tengo la certeza de amarte,como para morir contigo bajo alguna luna llena; después de una vida dedicada a ti.
Cuando busco respuestas todo vuelve a mí;tu mirada dueña de mil expresiones tan hermosa en tus ojos,que ellos no necesitan del habla para contar sentimientos .Los momentos en que solo se oye nuestro entrecortado respirar.Los atardeceres azules en que escucho tu voz.Cuando el silencio entre los dos cobra el sentido especial, ese que solo el amor en su profundidad traduce. Las noches en que no quiero entregarme a los sueños para no perder los instantes a tu lado.Y me sobran motivos para amarte por siempre.Pasan los días y no pienso nada más,todo el tiempo,solamente en ti...
Es cierto que muero en cada noche solitaria,noches crueles en que no estás,pero mientras vivo,creces más en el lugar donde el destino se empeñó en clavarte en su centro,el de aquel lugar que nunca dejará de ser tuyo,más profundo.
En el centro de mi corazón.

lunes, junio 20, 2005

Vendrán tiempos mejores.

Hay cosas muy importantes en la vida, más que lo material y debemos tratar de luchar por esas cosas que nos hacen felices.
Pero hay muchas cosas que nos hacen felices a nosotros, mas sin embargo hacen infelices a otros.
Actuamos sin pensar en el daño que le podemos ocasionar a otras personas y hay cosas que a pesar de que sabemos que están mal, luchamos por ellas. Claro, mientras no nos hagan daño.
Duele cuando decimos adiós a algo o a alguien de quien realmente estábamos aferrados y que soñábamos y veíamos un futuro con esa persona... pero... la distancia no es cuanto nos separamos, la distancia es si no volvemos...
A veces el corazón va donde la voz no llega, solo tenemos que seguirlo mientras creamos estar en lo correcto.
Algo que leí una vez y siempre recuerdo es "tal vez para el mundo solo seas alguien, pero para alguien tu eres su mundo."
Porque no nos ponemos a pensar que no todo lo dedicado fue en vano porque no es cuestión de ver quien pierde más o quien pierde menos al momento de alejarse, sino que cuando nos engañan, nos traicionan o nos hacen daño, de los dos hay uno que realmente pierde.
Porque por lo menos tu, pierdes a la persona que más querías y en quien más confiabas, pero esa persona, pierde a quien más la quería sobre la faz de la tierra.
Ten eso presente y no desperdicies tus lágrimas en quien no te quiere o en quien no tienes contigo, tampoco alimentes un corazón con falsas esperanzas y mucho menos quieras pasar tu vida, junto a alguien que no está dispuesto a pasarla contigo.
Vendrán tiempos mejores, acuérdense de eso...
Todo lo que nos pasa y lo que nos ha hecho sentirnos mal alguna vez, solo son sin sabores, pero son experiencias que nos indican que por ahí no debemos de pasar, así que agarren otro camino.
Por cada puerta que nos cierran hay 3 más abiertas esperando que entremos por ellas.
Hay que ser valiente y aceptar las cosas tal y como vienen.

domingo, junio 19, 2005

Controlar los sentimientos..

Crecemos en un ambiente social que nos estimula a pensar que no somos dueños de lo que sentimos, pero en realidad no es así. Tus sentimientos son una reacción física que experimentas como una consecuencia de tener un pensamiento. Tus pensamientos, ya sean sobre tú mismo, sobre otras personas o sobre el mundo inanimado, son siempre de tu exclusiva competencia.
Nadie puede obligarte a pensar sobre un determinado asunto o de determinada manera. Dentro de tu cabeza, tú eres el único que manda; nadie puede entrometerse con tus pensamientos. Salvo los casos especiales de técnicas psicológicas como el lavado de cerebro o el hipnotismo, tú decides sobre qué y cómo prefieres pensar.
Los sentimientos no aparecen por sí solos; son provocados por objetos o hechos que te llegan a través de percepciones, ya sea desde el exterior o desde tu interior. Tú percibes algo que ocurre dentro o fuera de ti, o algún objeto del mundo que te rodea. Esa percepción provoca un pensamiento que a su vez provoca un sentimiento. Esta es la cadena que debes tener presente si quieres controlar tus sentimientos.
Si no tuvieras la percepción de un hecho no podrías sentir nada al respecto. Supongamos que la noticia de la muerte de una persona amiga te entristece; si no te hubiera llegado esa noticia, la tristeza no hubiera tenido lugar. Pero además hay que tener en cuenta que, por lo general, a la percepción en sí le añadimos nuestra propia opinión o conclusión (el pensamiento). Esa conclusión es la que provoca el sentimiento.
Algunas personas creen que los sentimientos pueden aparecer espontáneamente sin necesidad de que ocurran las tres etapas que he explicado. Esas personas dicen, por ejemplo, "Hoy me levanté enfadado", o triste, o alegre o lo que sea. El motivo de que opinen de este modo es que nunca se han preocupado de controlar sus pensamientos y por lo tanto no saben que era lo que pensaban en un momento determinado. Si se preocuparan de indagar en su mente, encontrarían la causa de su enfado, tristeza, etc.
Debemos admitir que nadie está permanentemente alegre o triste o enojado; los sentimientos van y vienen aunque en ciertas personas algunos ocurran con más frecuencia que otros. Hay personas que están tristes la mayor parte del tiempo y otras en cambio están contentas. Pero no hay nadie, por más alegre que sea, que esté todo el tiempo alegre, ni ningún triste que no abandone en algún momento su tristeza.
Quiere decir que todo sentimiento en algún instante comenzó, tuvo su momento de inicio. Si estás alerta para detectar ese momento de inicio, lo cual implica que tienes que prestar atención a tus sentimientos, podrás tratar de recordar qué estabas pensando en el momento en que se inició el sentimiento. Si consigues recordarlo, verás que siempre hay una relación entre lo que pensaste y lo que sentiste.
Otras personas admiten que los sentimientos tienen una causa, pero creen que esa causa es siempre externa. Los escucharás decir: "Este mal tiempo me pone triste", "Esa persona me hace sentir mal" o "Siempre me haces enojar". La realidad es que el tiempo o las personas no son los que provocan nuestros sentimientos, sino lo que pensamos acerca de ellos, por ejemplo los recuerdos que nos traen.
El ser humano se siente mal o bien por un número asombrosamente limitado de razones, que tienen su origen en las necesidades básicas de la persona. Estas necesidades no son muchas y se encuentran catalogadas por los psicólogos. Pero en cambio son múltiples y diversas las maneras en las cuales esas necesidades pueden verse satisfechas o amenazadas. Cuando pensamos que algo puede influir positivamente o negativamente en una necesidad, sentimos algo. Sino, el hecho nos deja indiferentes.
En el caso de la última frase que he citado, "Siempre me haces enojar", dejemos de lado la palabra "siempre" que--de por sí--es generalmente discutible, y analiza si es realmente la persona la que te hace enojar, o si, por el contrario, es algo que esa persona hace lo que provoca tu enojo. El enojo es un sentimiento que aparece cuando una necesidad básica se ve amenazada. Examina cuidadosamente que estaba haciendo esa persona cuando te enojaste y verás que de alguna manera estaba relacionado con la satisfacción de alguna de tus necesidades.
Si no quieres estar sujeto a ser como un títere emocional al cual los demás hacen sentir alegre o triste tirando de la cuerda adecuada, lo que tienes que hacer es negar a las demás personas el poder de influir en la satisfacción de tus necesidades.

sábado, junio 18, 2005

Aceptar los problemas de la vida

Muchas veces nos desesperamos por la cantidad de problemas que tenemos que afrontar diariamente: en el trabajo, en la casa, en cualquier otro lado. Parecería que fuéramos de problema en problema; no terminamos de salir de uno cuando ya aparece otro.
En esos momentos solemos decir: "¡Que feliz sería si no tuviera tantos problemas!" Sin embargo, este es un enfoque equivocado. Mientras vivamos, la vida nos presentará inevitablemente problemas para resolver, y el hecho de ser feliz no está relacionado con la existencia o no de problemas sino con la manera en que los enfrentas.
Piensa un poco en qué es una situación problemática. Se dice que tenemos un problema cuando algo no se produce de la manera que nos gustaría. No ganamos lo que nos gustaría, los hijos no se portan como nos gustaría, o simplemente el tránsito no avanza tan rápidamente cómo nos gustaría. ¿Sería posible que todo ocurriera de la manera en que a ti te viene bien? Obviamente que no, aunque más no fuera por la razón de que muchas veces lo que es el beneficio de uno es el perjuicio del otro.
Entonces vemos que los problemas son una parte ineludible de la vida. Si queremos vivir, tenemos que enfrentar problemas. Pero no debes verlo como un mal irremediable, sino como una oportunidad para superarte. Cada problema es una oportunidad para ejercer tu razonamiento, que es la manera de crecer.
Ejercer tu razonamiento con un problema no significa necesariamente tener que resolverlo. Tal vez lo que debas hacer es ignorarlo. Con cada problema que se te presenta, tienes las dos opciones: resolverlo o ignorarlo. Existen distintos tipos de problemas, y a menudo se presentan varios simultáneamente. Sería una cuestión sin sentido tratar de resolver todos sin que falte uno.
Cuando tenemos que enfrentar varios problemas al mismo tiempo, lo primero que tenemos que hacer es jerarquizar los mismos. Habrá algunos más importantes y otros que lo son menos. Tus recursos no son ilimitados y es probable que, al tratar de solucionar los menos importantes, comprometas la solución de los más urgentes. Entonces sería una decisión sabia ignorar aquellos problemas que en el momento no te son tan importantes.
Una vez establecida una jerarquía de problemas y determinado cuáles vamos a tratar de resolver y cuáles vamos a dejar para más adelante o para nunca, no nos queda otra alternativa que comenzar a tratar de resolverlos. Es en este momento cuando realmente está en juego la posibilidad de ser feliz; la diferencia entre ser feliz o no, radica en la actitud con que afrontas tus problemas.
Hay tres actitudes con las que puedes encarar la resolución de tus problemas: "Soy incapaz de solucionar nada", "Nada es demasiado difícil para mí" y "Algunas cosas podré resolver y otras no". La última opción es la única que te puede ayudar a tener más felicidad en tu vida.
Si desde el comienzo supones que eres incapaz de resolver cualquier problema que se te presente, estarás constantemente dependiendo de alguna otra persona para poder vivir. Llevar una vida dependiente no es la manera de vivir feliz. Para poder serlo debes tratar de ser tan autónomo como te sea posible, dentro de los limites que implica seguir siendo un ser humano. Vivir encadenado a los otros para que te solucionen tus problemas, es condenarte a la infelicidad.
Si partes de la base de que no hay nada que esté más allá de tus posibilidades, también vas camino a la infelicidad, sencillamente porque esa afirmación no es cierta. No existe ningún ser humano todopoderoso, todos tenemos nuestras limitaciones. Si piensas que todo lo puedes, estás equivocado, y en algún momento la realidad se encargará de demostrártelo. Cuando ello ocurra, el golpe puede ser muy fuerte y ciertamente no serás una persona feliz.
Si tienes una apreciación realista de tus posibilidades y reconoces que algunas cosas podrás resolver y otras no, estás mucho mejor preparado para ser feliz. Es importante darse cuenta de que hay hechos que escapan a nuestra decisión y que, por más buena intención que pongamos, no lograremos cambiarlos. Esto no significa que dejes de hacer todo lo que puedas, si no para solucionar, al menos para tratar de mejorar en lo que se pueda la situación.
Siempre tenemos que ponderar hasta donde llegan nuestras posibilidades, y tratar de llegar hasta el límite de las mismas, pero no pretender ir más allá. Si eternamente estás tratando de hacer lo que no puedes, eternamente serás infeliz.
Para que los problemas no te impidan tener toda la felicidad que puedas en tu vida, debes tener fe en tu capacidad para resolverlos, pero tampoco creerte omnipotente. Debes alegrarte por los que has podido resolver y no amargarte por aquellos que quedaron sin solución, descansando siempre en la tranquilidad que te da el saber que has hecho todo lo que has podido.

Quiénes pueden superarse...

Existen ciertas condiciones que deben cumplir las personas que quieren emprender el camino de la superación personal. En primer lugar, deben querer superarse. Esto puede parecer una perogrullada, pero hay un motivo para requerirlo. Hay algunas personas que dicen que les gustaría ser mejores, pero... no están seguras, tendrían que pensarlo un poco más todavía.
Para estar en condiciones de superarse, la persona debe tener en primer lugar la intención de hacerlo. Con esto quiero decir que el proceso de cambio es algo que surge del interior de la persona y no puede ser impuesto desde el exterior. Si una autoridad cualquiera decidiera, en un país, forzar a sus conciudadanos a superarse, no lo lograría. Tal vez conseguiría obligarlos a adoptar una apariencia de superación, pero la superación solamente la conseguirían aquellos que de todas maneras lo hubieran hecho sin ser obligados.
Esto no quiere decir que no se pueda, durante la infancia, transmitir a los niños valores propios de la persona evolucionada. La infancia es un período de aprendizaje, y tanto pueden aprenderse cosas malas como cosas buenas. La enseñanza será provechosa en la medida en que sea transmitida a través del ejemplo y en que coincida con las tendencias congénitas del niño.
La infancia es un período de aprendizaje de hábitos. El significado de esos hábitos, sin embargo, solamente será comprendido cuando la persona alcance la adultez. El niño aprende por imitación, el adulto por convicción. Para estar convencido de la importancia de aprender algo, se debe tener un poder de comprensión que solamente se alcanza en la edad adulta.
Comprender la conveniencia del cambio es algo que se puede dar de una manera traumática o no. Existen personas a las que todo les sonríe en la vida, que no tienen preocupaciones ni pesares, y que, sin embargo, un día dan la sorpresa a los que las rodean de manifestarse dispuestas a abandonar todo lo que tienen y emprender una nueva vida.
Cuando se produce un cambio como el descripto, la única manera de explicarlo es como el resultado de un proceso interno de maduración. Por el contrario, existen otros cambios que se producen a raíz del sufrimiento repetido o de un gran sufrimiento inesperado.
Puede ocurrir que la persona llegue a la conclusión de que no tiene sentido seguir sufriendo y decida hacer un cambio en su vida. O bien un acontecimiento como la muerte de un familiar puede llevar a la persona a replantearse los supuestos que han estado rigiendo su vida.
En resumen, estará en condiciones de superarse aquel o aquella que tenga la intención real de hacerlo y la comprensión que solamente otorga la madurez vital. Esta comprensión para algunos llega más temprano y para otros más tarde o nunca. La edad cronológica es generalmente un buen indicativo de la adultez, pero falla en algunos casos. Una persona puede ser mentalmente adulta a los dieciocho años y otra no llegar a serlo todavía a los cuarenta y cinco.
Una vez que se ha tomado la resolución de emprender el cambio y se ha comprendido qué es lo que hay que cambiar, queda todavía un largo camino por delante. Ese camino solamente podrán recorrerlo aquellos que además tengan la cualidad de la persistencia.

viernes, junio 17, 2005

No depender de los demás

Uno de los objetivos (tal vez el más importante) de la superación personal es alcanzar la autonomía en todos los aspectos. La persona evolucionada es autónoma en sus opiniones en cuanto que no acepta pasivamente las opiniones de los demás. Sin rechazarlas indiscriminadamente, se toma el tiempo para analizarlas y determinar si quiere hacerlas suyas.
Al igual que en el plano mental, en el plano emocional también la persona evolucionada es autónoma en el sentido de que sus sentimientos no dependen de los demás. Ella se da cuenta de que si quiere vivir en paz no puede permitir que los demás sean la causa de que esté alegre o triste. Los sentimientos de una persona evolucionada son provocados por su propia decisión o por acontecimientos ajenos a la voluntad de una determinada persona.
Esto no quiere decir que la persona evolucionada no tenga sentimientos, lo que es un equívoco muy frecuente. Hay algunos que, al no entender bien este punto, dicen: "¡Pero no se puede vivir sin sentimientos!" Si bien es cierto que todos los sentimientos negativos que hacen enfrentarse a los individuos, como el odio y el enojo, deben ser desterrados, nada te impide disfrutar de sentimientos positivos como la alegría, la amistad y el amor.
También puedes experimentar tristeza por algo que te ha ocurrido o que le ha ocurrido a una persona querida, o por una noticia referente a la humanidad en general, como por ejemplo una guerra, una epidemia o una hambruna en alguna parte del globo. Pero el sentimiento de tristeza o dolor no debe inmovilizarte de manera que no puedas seguir adelante con tu vida a pesar de lo ocurrido.
Las personas que no han conseguido la autonomía, en el sentido que he explicado, viven dependientes de los demás, sean quienes sean: los padres, los jefes, los novios, los amigos, los esposos, tanto en el aspecto mental como el emocional. No tienen opiniones propias, o si las tienen no se animan a exteriorizarlas sin solicitar la aprobación del personaje de autoridad. Son esas personas que no se animan a hacer ninguna afirmación sin agregarle "¿No es cierto, Fulano?" Si Fulano no da su aprobación, inmediatamente retiran lo dicho.
Observa en una reunión en la oficina o en una rueda de amigos, y generalmente verás una persona que no abre la boca hasta que lo hayan hecho todas los demás, para de esa manera saber de qué lado sopla el viento antes de decir lo suyo. Esto no quiere decir que la persona evolucionada ande propalando a todos lo que piensa, sin fijarse en la ocasión ni el momento. Lo que ocurre es que, aunque no lo exprese si no lo considera conveniente, tiene su propia opinión que no depende de lo que digan los demás.
Otro aspecto en que se manifiesta la falta de autonomía es la conducta de la persona, que al fin es también una forma de expresarse. Tú te expresas a través de lo que dices y a través de lo que haces. Hay personas que están psicológicamente incapacitadas para hacer algo que piensan que no recibirá la aprobación de alguna figura de autoridad en particular o de la sociedad en general. Por ejemplo, puede ser que ya seas adulto y sin embargo no quieras hacer cosas que te parece que no tienen nada de malo, pero que no serían del agrado de tus padres.
Si sabes que a alguien podría lastimarle o molestarle algo que tú has hecho, no hace falta que vayas corriendo a contárselo. Pero si te ves en la obligación de manifestar si lo has hecho o no, y prefieres negarlo porque te da vergüenza, entonces no te has liberado de la dependencia. En tanto sientas vergüenza de algo que haces, aunque racionalmente reconozcas que no hay motivo para ello, quiere decir que sigues dependiendo de la aprobación de los demás.
Con respecto a las infelicidades de origen amoroso es donde existe más confusión sobre el tema de la autonomía. La mayoría de las personas entiende que el amor debe ser algo recíproco y que si tú amas a una persona, esa persona te debe amar a ti. Si tu amor no es correspondido, no te queda más remedio que ser la clásica víctima de amor.
Sin embargo, esto no tiene que ser necesariamente así. En primer lugar, nada te impide amar a otra persona aunque esa persona no te ame a ti o tal vez ni tenga noticia de tu existencia. En segundo lugar, si la otra persona no te devuelve tu amor, no es obligación que tengas que sentirte infeliz. Si, para amar a alguien, necesitas que esa persona te ame a ti, eso no es verdadero amor sino un sentimiento egoísta y que te hace dependiente del otro.

jueves, junio 16, 2005

Tu eres indispensable.....para reflexionar

Ricardo se graduó hace un par de años y vive en Estados Unidos. Tiene un trabajo en el área de computación en una compañía internacional que lo lleva a viajar con frecuencia por diversos países. Cuando le pregunté por su trabajo, me respondió: * "Tranquilo, pero muy bien". ¿Por qué tranquilo?, le pregunté.*
Me dio una respuesta muy interesante: "Porque allá se entra puntualmente, pero se debe salir también a la hora precisa. Si te quedas a trabajar más tiempo, tu jefe empieza a dudar de tu capacidad y ofrece quitarte el trabajo. El trabajo que se asigna es para realizarse dentro de las horas que debes permanecer en la oficina y a la empresa le interesa que quienes trabajan ahí tengan una vida personal. Esa vida personal empieza a las 6:00 de la tarde. Esto coincide con un programa de televisión que me tocó ver por cable en días pasados. Era una reunión de expertos en relaciones laborales y la gran discusión eran los horarios de trabajo que se han alterado en muchos países. Uno de los expertos en relaciones humanas dijo que el trabajo NO debería sustituir jamás a la vida personal del trabajador.
Y explicó por qué: "La única posibilidad de encontrar el equilibrio necesario para que una persona sea sana en lo psicológico, emocional e intelectual es que le dedique tanto tiempo a sus relaciones personales como a sus relaciones laborales. Las exigencias laborales"-explicó-"se han vuelto muy demandantes. Algunas empresas han obligado a sus empleados a posponer su vida personal. Para un futuro que nunca llega y lo que es peor, a renunciar a ella para sustituirla con la vida laboral, lo cual es absurdo". Entre muchas otras cosas, uno de los expertos señaló algunas de las cuestiones que deberían encender la alarma en cualquier institución o empresa, porque son síntomas de que algo anda mal: a) Exceso de juntas, particularmente de aquellas en las cuales se discute mucho pero no se llega a nada concreto. b) Planes y proyectos muy bien elaborados que rara vez toman forma. c) El premiar a quien permanece trabajando dos o tres horas después de la hora de salida. Según el experto, eso sólo puede suceder por tres razones: 1. Porque no le alcanza el tiempo (síntoma de ineficiencia o incapacidad por parte del trabajador). 2. Porque se le ha asignado más trabajo del que debe tener ese puesto (síntoma de ineficiencia de la empresa o de quien asigna el trabajo). 3. Porque hizo cosas ajenas al trabajo durante el tiempo de éste (deshonestidad del trabajador) y, por lo tanto, debe reponer tiempo perdido. 4. Efecto Dominó (cualquiera de las tres opciones antes mencionadas sucede con alguien y afecta el trabajo de otros que, como consecuencia, también se tendrán que quedar a completar su responsabilidad). d) El que todos los ejecutivos o directivos deban estar siempre a cualquier hora de cualquier día disponibles, para lo cual se les obliga a cargar con un rastreador a donde vayan: celular, beeper, etc. e) El que se reciban mensajes, electrónicos oficiales escritos a altas horas de la noche o en la madrugada y/o durante fines de semana (que deben estar dedicados a la vida familiar) y/o desde sitios vacacionales o de descanso.> f) El que entre los empleados o directivos de los niveles superiores haya un índice muy alto de divorcios, o peor aún: de infartos y crisis nerviosas. g) El que los familiares (principalmente esposa e hijos) de los trabajadores se quejen del tiempo excesivo que éstos le dedican a la empresa.h) El que el único tema de discusión o platica en las reuniones donde coinciden varias personas de la misma empresa sea relacionado con el trabajo. i) El que los trabajadores descubran que ir al cine, teatro, ópera, conciertos, museos o centros de diversión se ha vuelto una actividad excepcional en su vida. j) El que el trabajo se convierta en algo agobiante y genere más estrés que satisfacción en quien lo realiza. ¿Te reconoces en alguna o en varias de ellas? ¿Reconoces a tu esposo(a), a tu jefe(a), amigo(a), tus colegas? ¿Crees que el experto está equivocado? ¿Las consideras exageraciones? " El trabajo es uno de los elementos importantes en la vida de los seres humanos, pero no... el único. " Una pregunta: ¿Cuándo fue la última vez que saliste de tu trabajo a la "hora de salida", sin sentirte culpable? Ahora, ¿qué opinas? A veces nos desvivimos tanto por el trabajo que lo menos que esperamos es una gratificación a nuestros esfuerzos. Por eso pienso que uno debe compartir con su familia todo el tiempo que pueda. El trabajo se queda y otra persona toma tu lugar, nadie es indispensable en una compañía. En tu HOGAR nadie toma tu LUGAR y "TU" si eres INDISPENSABLE en ella, solo en tu casa esperan con amor a que llegues.

miércoles, junio 15, 2005

No la dejes ir...

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores: el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes. Huye. "Emito mis alaridos por los techos de este mundo", dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros "poetas muertos", te ayudan a caminar por la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas...

Mensaje de amor

En algún momento un médico determinará que mi corazón ha dejado de funcionar y que en verdad mi vida se ha terminado.
Cuando esto suceda, no traten de revivirme artificialmente por medio de aparatos, y dondequiera que me encuentre no lo llamen "mi lecho de muerte".
Llámenlo "mi lecho de vida " y dejen que mi cuerpo vaya de allí a ayudar a que otros gocen de una vida plena.
Den mi vista a alguien que nunca haya visto un amanecer, la cara de un bebé o el amor en los ojos de una mujer.Den mi corazón a alguien a quien el suyo no le haya causado más que interminables días de dolor.Den mi sangre a algún adolescente rescatado de entre las ruinas de un automóvil accidentado, para que pueda vivir y llegar a gozar del juego de sus nietos.Den mis riñones a quien dependa de una máquina para seguir existiendo semana tras semana.Tomen mis huesos, todos mis músculos y todas y cada una de las fibras y nervios de mi cuerpo y encuentren la manera de hacer caminar a un niño lisiado.Exploren cada rincón de mi cerebro. Si fuera necesario tomen todas las células para que algún día un niño pueda gritar con la emoción del deporte y una niña sorda pueda oír el sonido de la lluvia contra los cristales de la ventana.Cremen lo que quede de mí y echen mis cenizas a los cuatro vientos, para ayudar a que crezcan las flores.Y si tienen la necesidad de enterrar algo, les dejo mis defectos, mis debilidades y todos mis perjuicios contra mis semejantes. Mi alma dénsela a Dios.Y si por casualidad alguien quiere recordarme, hágalo con una buena palabra o acción hacia quien lo necesite. Si hacen lo que les pido, viviré eternamente.

sábado, junio 11, 2005

El pequeño bombero

La madre de 26 años se quedó absorta mirando a su hijo que moría de leucemia terminal. Aunque su corazón estaba agobiado por la tristeza, también tenía ella un fuerte sentido de determinación. Como cualquier padre y madre, ella deseaba que su hijo creciera y realizara todos sus sueños.
Pero ahora eso no era posible para su hijo. La leucemia no se lo permitiría. Pero aún así, ella todavía queria que los sueños de su hijo se realizaran.
Ella tomó la mano de su hijo y le preguntó:_Billy, ¿alguna vez pensaste en lo que querías ser cuando crecieras? ¿Soñaste alguna vez y pensaste en lo que harías con tu vida?.
_Mami, siempre quise ser bombero cuando creciera.
La madre se sonrió y dijo:_Veamos si podemos hacer realidad tu sueño.
Ese día, más tarde, ella se dirigió a la Estación de Bomberos de Phoenix, Arizona. Allí conoció al bombero Bob, un hombre con un corazón grande como Phoenix. Ella le explicó el último deseo de su hijo y le preguntó si era posible darle a su hijo de seis años un paseo alrededor de la cuadra en un camión bombero.
El bombero Bob dijo:_Mire, podemos hacer algo mejor que eso. Tenga a su hijo listo mañana miércoles a las 7 en punto de la manaña y lo haremos un 'Bombero Honorario' durante todo el día. El puede venir con nosotros aquí a la Estación, comer con nosotros, salir con nosotros cuando recibamos llamadas de incendios, por todo lo ancho.Y si usted nos da sus medidas, le conseguiremos un verdadero uniforme de bombero, con un sombrero verdadero que lleve el emblema de la Estación de Bomberos de Phoenix, no uno de juguete, sino el emblema amarillo que nosotros llevamos y sus botas de hule. Todo eso es hecho aquí en Phoenix, así que nos es fácil conseguirlo bastante rápido.
Tres días más tarde el bombero Bob recogió a Billy, le puso su uniforme de bombero y lo condujo desde la cama del hospital hasta el camión bombero. Billy tuvo que sentarse en la parte de atrás del camión y ayudar a conducirlo de regreso a la estación. El se sentía como en el cielo. Hubo tres llamadas en Phoenix ese día y Billy tuvo que salir en las tres llamadas, en tres camiones diferentes.
Fue en el microbus paramédico y también en el carro del Jefe de Bomberos; le tomaron videos para las noticias locales de televisión.
Habiendo hecho realidad su sueño y con todo el amor y la atención que le fue dada, Billy fue tocado tan profundamente en su corazón, que logró vivir tres meses más de lo que cualquier médico pensó que viviría.
Una noche, todas sus señales vitales comenzaron a decaer dramáticamente y el Jefe de Enfermería, que creia en el concepto hospicial que nadie debe morir solo, comenzó a llamar a los miembros de la familia para que vinieran al hospital. Luego, recordó el día en que Billy había pasado como si fuera un bombero, así que llamó al Jefe de la Estacion y le preguntó si era posible que enviara a un bombero uniformado al hospital para que estuviera con Billy mientras entregaba su alma.
El Jefe le dijo:_Haremos algo mejor. Estaremos allí en cinco minutos. ¿Me hará un favor? Cuando oigan las sirenas sonando y las luces centelleando, ¿podría anunciar por los altoparlantes que no hay ningún incendio? Sino que es el Departamento de Bomberos que va a ver a uno de sus más finos miembros una vez más? Y por favor, ¿podría abrir la ventana de su cuarto?
Cinco minutos más tarde, un gancho y la escalera del carro bombero, llegaron al hospital, y se extendieron hasta el tercer piso donde estaba la ventana abierta del cuarto de Billy y 16 bomberos subieron por ella y entraron al cuarto. Con el permiso de su mamá, cada uno de ellos lo abrazaron y lo arrullaban diciéndole cuánto lo amaban.
Con su aliento agonizante, Billy miró al Jefe de los Bomberos y dijo:_Jefe, ¿soy verdaderamente un bombero ahora?
El Jefe le respondió: _Sí, Billy, lo eres.
Con esas palabras, Billy sonrió y cerró sus ojos por última vez.

Diario de un perro

1a SEMANA:Hoy cumplí­ una semana de nacido.Ah, que alegría haber llegado a este mundo!
UN MES:Mi mamá me cuida muy bien. Es una mamá ejemplar.
DOS MESES:Hoy es día de Navidad. Hoy me separaron de mi mamá.Ella estaba muy inquieta, y con sus ojos me dijo adios, esperando que mi "nueva familia" humana me cuidará tan bien como ella. Ahí me recibieron con mucha algarabía. Todos me cargaban, me acariciaban y reían.Decían que estaba muy bonito. Ah, seguro me van a querer mucho.!
CUATRO MESES:He crecido rápido; todo me llama la atención; hay varios niños en la casa, que para mí son mis hermanitos. Somos muy inquietos, ellos me jalan la cola y yo los muerdo jugando.
SEIS MESES:Hoy me regañaron.Mi ama se molestó porque "hice pipi" dentro de la casa; pero nunca me han enseñado dónde debo hacerlo.Además duermo en la recámara... ¡ya no me aguantaba!
OCHO MESES:Aunque ya no me dejan estar dentro de los cuartos soy un perro feliz. Tengo el calor de un hogar, me siento seguro y protegido. Creo que mi familia humana me quiere y me consiente mucho. El patio es para mí solito y me doy vuelo escarbando como mis antepasados los lobos cuando esconden la comida.Nunca me dicen nada, no me educan, debe estar bien todo lo que hago.
DOCE MESES:Hoy cumplí un año. Soy un perro adulto.Mis amos dicen que crecí mucho más de lo que ellos esperaban... qué orgullosos se deben de sentir de mi!.
TRECE MESES:Ah, que mal me sentí hoy! Mi hermanito me quitó la pelota.Yo nunca le agarro sus juguetes, así que se la quité. Pero mis mandíbulas se han hecho muy fuertes, y lo lastimé sin querer.Después del susto me encadenaron, sin poderme mover, al rayo del sol. Dicen que van a tenerme en observación y que soy un animal ingrato y peligroso.No entiendo nada de lo que pasa.
QUINCE MESES:Ya nada es igual...Vivo en la azotea, me siento muy solo, mi familia ya no me quiere.A veces se les olvida que tengo hambre y sed.Cuando llueve no tengo un techo que me cobije.
DIECISEIS MESES:Hoy me bajaron de la azotea, seguro mi familia me perdonó.Yo me puse tan contento, que daba saltos de gusto.Mi rabo parecía un rehilete.Además me van a llevar con ellos de paseo.Nos enfilamos hacia la carretera y de repente se pararon. Abrieron la puerta y yo me baje feliz, creyendo que haríamos "nuestro día de campo" como antes, pero nadie se bajó conmigo. No comprendo por qué cerraron la puerta y se fueron.OIGAN... ESPEREN... ladré... SE OLVIDAN DE MI.Corrí detrás del coche con todas mis fuerzas.Mi angustia crecía, casi me desmayo y ellos no se detuvieron.... ME HABIAN ABANDONADO!!!
DIECISIETE MESES:He tratado en vano de buscar el camino de regreso a casa. Me siento muy mal, muy triste y muy perdido.En mi camino encuentro gente de buen corazón que me ve con tristeza y me da algo de comer. Yo les agradezco con mi mirada y desde el fondo de mi alma, quisiera que me recogieran y que me adoptaran y seria leal y amoroso como ninguno.Pero solo dicen "pobre perrito" y se alejan.
DIECIOCHO MESES:El otro día pasé por una escuela y vi muchos niños y jovencitos como "mis hermanitos".Me acerqué a un grupo de ellos. Riéndose, me lanzaron una lluvia de piedras, para ver quien tenia mejor punteria. Una de esas piedras me lastimó un ojo y desde entonces ya no veo con el y me duele mucho.
DIECINUEVE MESES:Parece mentira, cuando estaba más bonito se compadecían de mi.Ya estoy muy flaco mi aspecto ha cambiado.Perdí mi ojo y la gente me saca a escobazos cuando pretendo echarme en una pequeña sombra.
VEINTE MESES:Casi no puedo moverme.Hoy al tratar de cruzar una calle por donde pasan muchos coches, uno me arrolló, según yo estaba en un lugar llamado "cuneta" pero nunca olvidaré la mirada de satisfacción del conductor que hasta se ladeó con tal de "centrarme".Ojalá me hubiera matado pero sólo me dislocó la cadera.El dolor es terrible, mis patas traseras no me responden y con dificultad me arrastré hacia un poco de hierba a un lado del camino.Tengo diez días bajo el sol, la lluvia, el frío y sin comer.Ya no me puedo mover, el dolor es insoportable.Me siento muy mal, quedé en un lugar húmedo y parece que hasta mi pelo se esta cayendo.Agunas personas pasaban pero ni me veían, otras decían: "quítate no te acerques".Ya casi estoy inconciente; pero alguna fuerza extraña me hizo abrir los ojos.La dulzura de su voz me hizo reaccionar "...pobre perrito, mira cómo te han dejado", decía, junto con ella venía un señor de bata blanca, empezó a tocarme y dijo: "lo siento señora, este perro ya no tiene remedio, es mejor que deje de sufrir".A la bondadosa dama se le salieron las lágrimas y asintió.Como pude, moví mi rabo y la miré agradeciéndole que me ayudara a descansar.Solo sentí el piquete de la inyección y me dormí para siempre pensando...
¿POR QUÉ TUVE QUE NACER... SI NADIE ME QUERIA?
Evita que esto ocurra.ACEPTAR UNA MASCOTA ES UNA RESPONSABILIDAD.Los animales son seres vivientes... NO JUGUETES.No aceptemos ni compremos un cachorro si no estamos seguros de poder tenerlo y aceptar toda la responsabilidad que implica.El hecho de que un perro no tenga dueño, DE NINGUNA FORMA te da derecho de maltratarlo, si no quieres o no puedes hacer nada por él, IGNÓRALO, si tu NO lo agredes, el no te hará daño, cuando se acerca a tí es porque es noble Y BUSCA UN AMIGO.Por favor, no maltrates a los animales callejeros ellos no son culpables de no tener un hogar.
Pregúntate: ¿SOY LO SUFICIENTEMENTE RESPONSABLE PARA TENER UNA MASCOTA?

viernes, junio 10, 2005

La rana y el orgullo

Una rana se preguntaba cómo podía alejarse del clima frío del invierno. Unos gansos le sugirieron que emigrara con ellos. Pero el problema era que la rana no sabía volar.
"Déjenmelo a mí, dijo la rana. Tengo un cerebro espléndido". Luego pidió a dos gansos que la ayudaran a recoger una caña fuerte, cada uno sosteniéndola por un extremo. La rana pensaba agarrarse a la caña por la boca.
A su debido tiempo, los gansos y la rana comenzaron su travesía. Al poco rato pasaron por una pequeña ciudad, y los habitantes de allí salieron para ver el inusitado espectáculo.
Alguien preguntó: "¿A quién se le ocurrió tan brillante idea?".
Esto hizo que la rana se sintiera tan orgullosa y con tal sentido de importancia, que exclamó: "¡A MI!".
Su orgullo fue su ruina, porque al momento en que abrió la boca, se soltó de la caña, cayó al vacío, y murió.
Hay ocasiones en que la falta de humildad o el exceso de orgullo, pueden echar abajo los planes más excelentes. Dale gracias a Dios por tus éxitos, recuerda que TODO lo que tienes te lo ha dado Él, quien nunca te olvida y siempre te espera. Nunca te jactes de las cosas que tienes o sabes, pues otros saben de otras cosas que tú ni siquiera imaginas. Sé humilde y nunca te creas más que los demás.

jueves, junio 09, 2005

Lo que no es amor...

Si necesitas alguien para ser feliz, eso no es amor.Es carencia.
Si tienes celos, inseguridad y haces cualquier cosa para mantener a alguien a tu lado, aún sabiendo que no eres amado(a), y dices que crees en esa persona, pero no en los otros, que te parecen rivales, eso no es amor.Es falta de amor propio.
Si crees que "malo con el(ella), peor sin el(ella)",y tu vida queda vacia sin esa persona; no consigues imaginarte solo(a) y mantienes una relación que se acabó solo porque no tienes vida propia, eso no es amor.Es dependencia.
Si piensas que el ser amado te pertenece; te sientes dueño(a) y señor(a) de su vida y de su cuerpo; no le das la oportunidad de expresarse, de decidirse, solo para afirmar tu dominio, eso no es amor.Es egoismo.
Si no lo/la deseas; no te realizas como hombre/mujer con esta persona; prefieres no tener relaciones intimas con esa persona, sin embargo sientes algún placer en estar a su lado, eso no es amor.Es amistad.
Si discuten por cualquier motivo; se mueren de celos uno del otro; ni siempre hacen los mismos planes; les falta acuerdo en diversas situaciones; no les gusta hacer las mismas cosas o ir a los mismos lugares, pero hay un deseo de de estar intimamente juntos, eso no es amor.Es deseo.
Si tu corazón late más fuerte; el sudor se pone intenso, tu temperatura sube y baja vertiginosamente, solo en pensar en la otra persona, eso no es amor.Es pasión.
Ahora, que ya sabes lo que no es amor, es más fácil analizar, lo que pasa contigo y procurar resolver la situación o programarse para atraer a alguien por quien sientas afecto y deseo; y que ese alguien también sienta lo mismo por ti, para que puedan construir una relacion equilibrada, en donde haya el verdadero y eterno AMOR.
Mi padre me dijo un dia: Hijo... tendrás tres tipos de persona en tu vida:Un AMIGO, aquella persona que tendrás siempre en gran estima, con quien sabrás que puedes contar siempre; que le bastarán pocas señales para saber que estas necesitando ayuda, y esta te estará siendo dada.
Un AMANTE, aquella persona que hace tu corazón latir con más intensidad; que te hará flotar y nada importará cuando estén juntos.
Una PASIÓN, aquella persona que amarás y desearás incondicionalmente, a veces sin siquiera importar que ella te quiera o no, y quiza esta persona nunca sepa de tus sentimientos.
Pero si consigues reunir esas tres personas en una sola, puedes estar seguro mi hijo:
¡Encontraste la felicidad!.

El gusto de vivir...

Felices los que saben reírse de sí mismos, porque nunca terminarán de divertirse.
Felices los que saben distinguir una montaña de una piedrita, porque evitarán muchos inconvenientes.
Felices los que saben descansar y dormir sin buscar excusas porque llegarán a ser sabios.
Felices los que saben escuchar y callar, porque aprenderán cosas nuevas.
Felices los que son suficientemente inteligentes, como para no tomarse en serio, porque serán apreciados por quienes los rodean.
Felices los que están atentos a las necesidades de los demás,sin sentirse indispensables, porque serán distribuidores de alegría.
Felices los que saben mirar con seriedad las pequeñas cosas y tranquilidad las cosas grandes, porque irán lejos en la vida.
Felices los que saben apreciar una sonrisa y olvidar un desprecio, porque su camino será pleno de sol.
Felices los que piensan antes de actuar y rezan antes de pensar, porque no se turbarán por los imprevisible. Felices ustedes si saben callar y ójala sonreir cuando se les quita la palabra, se los contradice o cuando les pisan los pies, porque el Evangelio comienza a penetrar en su corazón.
Felices ustedes si son capaces de interpretar siempre con benevolencia las actitudes de los demás aún cuando las apariencias sean contrarias. Pasarán por ingenuos: es el precio de la caridad.
Felices sobretodo, ustedes, si saben reconocer al Señor en todos los que encuentran, entonces habrán hallado la paz y la verdadera sabiduría.

domingo, junio 05, 2005

Papá olvida...

Era una mañana como cualquier otra. Yo, como siempre, me hallaba de mal humor.
Te regañé porque te estabas tardando demasiado en desayunar; te grité porque no parabas de jugar con los cubiertos y te reprendí porque masticabas con la boca abierta. Comenzaste a refunfuñar y entonces derramaste la leche sobre tu ropa.
Furioso, te levanté de los cabellos y te empujé violentamente para que fueses a cambiarte de inmediato. Camino a la escuela no hablaste. Sentado en el asiento del coche llevabas la mirada perdida. Te despediste de mí tímidamente y yo sólo te advertí que no hicieras travesuras.
Por la tarde, cuando regresé a casa después de un día de mucho trabajo, te encontré jugando en el jardín. Llevabas puesto unos pantalones nuevos y estabas sucio y mojado. Frente a tus amiguitos te dije que debías cuidar la ropa y los zapatos, que parecía no interesarte mucho el sacrificio de tus padres para vestirte, te hice entrar a la casa para que te cambiaras de ropa y mientras marchabas delante de mí te indiqué que caminaras erguido. Mas tarde continuaste haciendo ruido y corriendo por toda la casa. A la hora de cenar arrojé la servilleta sobre la mesa y me puse de pie furioso porque tú no parabas de jugar.
Dije que no soportaba más ese escándalo y subí a mi estudio. Al poco rato mi ira comenzó a apagarse. Me di cuenta de que había exagerado mi postura y tuve el deseo de bajar para darte una caricia, pero no pude.
¿Cómo podía un padre, después de hacer su teatro de indignación, mostrarse tan sumiso y arrepentido? Luego escuché unos golpecitos en la puerta. " Adelante" dije, adivinando que eras tú. Abriste muy despacio y te detuviste indeciso en el umbral de la habitación.
Me volví con seriedad hacia ti. "Ya te vas a dormir? Vienes a despedirte? No contestaste. Caminaste lentamente, con tus pequeños pasitos y sin que me lo esperara, aceleraste tu andar para echarte en mis brazos cariñosamente.
Te abracé y con un nudo en la garganta percibí la ligereza de tu delgado cuerpecito. Tus manitas rodearon fuertemente mi cuello y me diste un beso suave en la mejilla. Sentí que mi alma se quebrantaba. "Hasta mañana, papito", me dijiste.
Me quedé helado en mi silla. ¿Qué es lo que estaba haciendo? ¿Por qué me desesperaba tan fácilmente? Me había acostumbrado a tratarte como a una persona adulta, a exigirte como si fueses igual a mí y ciertamente no eras igual. Tú tenías una calidad humana de la que yo carecía; eras legítimo, puro, bueno y sobre todo, sabías demostrar amor. ¿Por qué me costaba a mí tanto trabajo? ¿Por qué tenía el hábito de estar siempre enojado? ¿Qué es lo que me estaba ocurriendo? Yo también fui niño.
¿Cuándo fue que comencé a contaminarme? Después de un rato entré a tu habitación y encendí la luz con sigilo. Dormías profundamente. Tu hermoso rostro estaba ruborizado, tu boca entreabierta, tu frente húmeda, tu aspecto indefenso como el de un bebé. Me incliné para rozar con mis labios tus mejillas, respiré tu aroma limpio y dulce. No pude contener la congoja y cerré los ojos. Una de mis lágrimas cayó en tu piel. No te inmutaste. Me puse de rodillas y te pedí perdón en silencio.
Es tan difícil aprende a dominarse, a comprender la pureza de nuestros hijos. Somos los adultos quienes los hacemos temerosos, rencorosos, violentos. Te cubrí cuidadosamente con las cobijas y salí de la habitación. Si Dios me da otra oportunidad y te permite vivir, algún día, cuando leas esta carta, sabrás que a veces nuestros padres no son perfectos. Pero sobre todo, ojalá que siempre te des cuenta que, pese a todos sus errores, ellos te aman más que a su propia vida.

sábado, junio 04, 2005

¿Quién mató el Amor?

Hubo una vez en la historia del mundo un día terrible en el que el Odio, que es el rey de los malos sentimientos, los defectos y las malas virtudes, convocó a una reunión urgente con todos ellos.
Todos los sentimientos negros del mundo y los deseos más perversos del corazón humano llegaron a esta reunión con curiosidad de saber cuál era el propósito.
Cuando estuvieron todos habló el Odio y dijo: "los he reunido aquí a todos porque deseo con todas mis fuerzas matar a alguien".
Los asistentes no se extrañaron mucho pues era el Odio el que estaba hablando y él siempre quiere matar a alguien, sin embargo todos se preguntaban entre sí quién sería tan dificil de matar para que el Odio los necesitara a todos.
_"Quiero que maten al Amor", dijo.
Muchos sonrieron malévolamente pues más de uno le guardaba resentimiento.
El primer voluntario fue el Mal Carácter, quien dijo: "Yo iré, y les aseguro que en un año el Amor habrá muerto, provocaré tal discordia y rabia que no lo soportará".
Al cabo de un año se reunieron otra vez y al escuchar el reporte del Mal Carácter quedaron decepcionados. "Lo siento, lo intenté todo pero cada vez que yo sembraba una discordia, el Amor la superaba y salía adelante".
Fue entonces cuando, muy diligente, se ofreció la Ambición que haciendo alarde de su poder dijo: "En vista de que el Mal Carácter fracasó, iré yo. Desviaré la atención del Amor hacia el deseo por la riqueza y por el poder. Eso nunca lo ignorará".
Y empezó la Ambición el ataque hacia su victima quien efectivamente cayó herida pero después de luchar por salir adelante renunció a todo deseo desbordado de poder y triunfó de nuevo.
Furioso el Odio, por el fracaso de la Ambicion envió a los Celos, quienes burlones y perversos inventaban toda clase de artimañas y situaciones para despistar el Amor y lastimarlo con dudas y sospechas infundadas. Pero el Amor confundido lloró, y pensó, que no quería morir y con valentía y fortaleza se impuso sobre ellos y los venció.
Año tras año, el Odio siguió en su lucha enviando a sus más hirientes compañeros, envió a la Frialdad, al Egoismo, a la Cantaleta, la Indiferencia, la Pobreza, la Enfermedad y a muchos otros que fracasaron siempre, porque cuando el Amor se sentía desfallecer tomaba de nuevo fuerza y todo lo superaba.
El Odio convencido de que el Amor era invencible les dijo a los demás: "Nada qué hacer. El Amor ha soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no lo logramos".
De pronto de un rincón del salón se levantó un sentimiento poco conocido, que vestía todo de negro y con un sombrero gigante que caía sobre su rostro y no lo dejaba ver, su aspecto era fúnebre como el de la muerte.
_"Yo mataré el Amor, dijo con seguridad".
Todos se preguntaron quién era ese que pretendía hacer solo, lo que ninguno había podido. El Odio dijo: "ve y hazlo".
Tan sólo había pasado algún tiempo cuando el Odio volvió a llamar a todos los malos sentimientos, para comunicarles que después de mucho esperar por fin EL AMOR HABÍA MUERTO. Todos estaban felices pero sorprendidos.
Entonces el sentimiento del sombrero negro habló: "Ahí les entrego el Amor totalmente muerto y destrozado", y sin decir más se marchó".
_"Espera, dijo el Odio, en tan poco tiempo lo eliminaste por completo, lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para vivir. ¿Quién eres?".
El sentimiento levantó por primera vez su horrible rostro y dijo: _"SOY LA RUTINA".