lunes, febrero 06, 2006

Te amo mamá...

Hoy voy a platicarles sobre esa persona tan especial para mí, a ella que me ha enseñado tantas cosas...
Me ha guiado por el buen camino, nunca me ha dejado solo.
Me ha enseñado que el amor es el sentimiento más puro que existe y que no debo temerle al amor.
Que cuando caiga debo levantarme con mas ganas y empezar de nuevo.
Que puedo cometer errores porque soy humano.
Que mis sueños se pueden hacer realidad.
Que no debo apreciar a las personas por lo que tienen y que la belleza se lleva por dentro.
Que existe la maldad y que por sobre todo el bien siempre triunfa.
Que no debo dañar a los demás y que debo respetar a las personas.
Que siempre luche por lo que quiero y que no deje de soñar.
A ella que cuando estuve enferma no se apartó de mi lado, y que cuando estaba triste puso su hombro para que llorara en él.
A ella que con su amor me hizo sentir una persona especial.
A ella solo quiero decirle tres palabras: "te amo mamá".

Nuevos amigos y viejos amigos...

Haz nuevos amigos, mas conserva los viejos;
aquellos son plata, éstos son oro.
Las amistades recientes, como el vino nuevo, maduran
y se asientan con el tiempo;
las amistades que han resistido la prueba
-tiempo y cambio
-son sin duda las mejores.
Las frentes se arrugan, el pelo se agrisa,
la amistad nunca se marchita, pues entre viejos amigos,
probados y ciertos renovamos nuestra juventud;
pero los viejos amigos ¡ay! pueden morir,
y amigos nuevos deben remplazarlos.
Atesora la amistad en tu pecho;
lo nuevo es bueno, pero lo viejo es mejor.
Haz nuevos amigos, mas conserva los viejos;
aquellos son plata, éstos son oro.
Lo que es auténtico perdura,
esto es tan cierto de la amistad
como de otras formas de amor.