sábado, octubre 09, 2010

Tus decisiones!!!

Tu vida puede tomar uno de dos rumbos. La unica manera de salir adelante en la vida es no culpar a los demas de lo que te sucede.

Tu eres el arquitecto de tu vida. Y si la vida no te ha sido muy favorable hasta ahora, el futuro puede cambiar y depende especialmente de ti.
Si has tenido muchos fracasos, estas en una excelente posicion para comenzar una nueva vida, pues eres experto en conocer como no deben hacerse las cosas. Cuando tu sabes que es lo errado, no lo repetiras en el futuro y te acercara cada vez mas al exito.

A partir de hoy tu vida puede tomar uno de dos rumbos. El exito o el fracaso. La felicidad o la infelicidad. Es tu decision cual camino tomar y tienes igual oportunidad de seguir uno u otro sendero. Tienes las mismas posibilidades para cualquiera de los dos.

La forma de tomar el sendero del triunfo es... ¡dejar de culpar a los demas! Asumir tu propia responsabilidad y virar hacia una actitud mental positiva y constructiva.

Elimina los "si no fuera por...". "Si no fuera por mis padres yo habría hecho...", "si no fuera por este gobierno, yo estaría...", "si hubiera tenido dinero...", "si me consideraran en la oficina...", Nada soluciona el culpar a los demas. Si las cosas te sucedieron, es en gran parte tu responsabilidad.

Asumela y tu vida cambiara.

Amor y Odio...

Los sentimientos son temperamentales, cambiantes de acuerdo con nuestro estado de ánimo, humor y con el día a día también cambian. Bien cierto es aquello de que después de la tempestad regresa la calma; más vale no llorar por la tormenta sino aprender a bailar bajo la lluvia; a veces siento que mi tiempo ha estado perdido por haberlo invertido en ti, que no mereces tantos pensamientos de mi parte, tanto dolor, tantas lágrimas y tantos recuerdos, pero de pronto y como un relámpago, vienen a mí tantas sonrisas, tantas palabras bonitas, tantos momentos de alegría, que aquel tiempo perdido se convierte en mi mente, y pasa a ser mi mayor sueño hecho realidad, aunque ya no exista...

Así que lentamente llego a la conclusión de que todo en esta vida es temporal y pasa por algo, yo te amo; y como te amo te odio... Sí, es extraño pero es así y sólo así, te amo por ser parte de lo mejor de mí, por mis más preciados recuerdos, por aparecerte en mis sueños sin mi consentimiento, por meterte en mi mente sin yo poder evitarlo...

Por ese primer beso, por las caricias, por las palabras que el viento aún no se quiere llevar, y que por el contrario se marcan en mí como tatuajes a la piel, te amo por ese suspiro que inspiras en mí, por esa sonrisa pícara que arrancas de mis labios con sólo pensarte, te amo porque eres tú, porque existes, porque a mi mente, a mi corazón y a mis ilusiones le perteneces, y porque a ellos mismos se les antoja amarte...

Pero te odio, odio el desplante de tu amor, odio la inmadurez de tus actos, odio aquellas palabras que me desarman y me hacen creer una y otra y otra vez, las mismas que amo por lograr sumergirme en el más desquiciado remordimiento. Odio tener que alejarme de ti, odio sentir que me hago daño a tu lado aunque ese daño me provoque más amor, odio los comentarios de terceros que opinan de un sentimiento invisible a sus ojos, odio la distancia entre los dos... Y odio tener tantas razones para odiarte y aun así amarte tanto, odio odiarte con todo mi amor, y amarte y odiarte a la vez...