viernes, junio 30, 2006

Toma y descubre
..Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido.
..Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche.
.. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro.
..Toma una lágrima, pónla en el rostro de quien nunca ha llorado.
..Toma la valentía, pónla en el ánimo de quién no sabe luchar.
Descubre la vida, nárrala a quién no sabe entenderla.
..Toma la esperanza y vive en su luz.
Toma la bondad y dónala a quién no sabe donar.
Descubre el amor, y házlo conocer al mundo.

Mahatma Gandhi

lunes, junio 26, 2006

Destino y Soledad...

Hay muchos momentos donde la soledad marca mi esencia,
una esencia que lleva cultivada dentro de un alma,
que a pesar de los tropiezos de las vías del camino, se ha levantado
y flotado hacia el horizonte de la vida, una vida a la cual no sabemos,
cuando y donde llega a su final.

Los Ángeles terrestres pasan, unos se quedan para marcar nuestras almas e irse,
otros las sellan para toda la vida, nuevos la tratan de dañar, pero aunque nos cuesta reponernos, Dios nos da la fuerza de recuperarnos de esos Ángeles terrenales, que nos perjudican, y aprendemos a levantarnos de nuevo, allí se nos da una lección practica sobre sanar, para seguir hacia adelante.

Ah! querida soledad ya eres mi fiel amiga, conoces mis lagrimas en mis mejillas, mi sonrisa en mis labios, mis tristezas y mis alegrías, soledad eres mi compañera, pero se que te tengo que dejar, asumo salir de nuevo al aire para volver a conquistar el mundo de los súper poderosos, donde se lucha para ganar, pero querida soledad se que aunque salga a flote seguirás siendo mi fiel compañera, tu me quieres, pero también quiero que alguien me quiera....tu, la persona especial que vendrá y yo, seremos los mejores acompañantes de los carreteras del destino.

sábado, junio 17, 2006

El Verdadero Significado de ser Padre...

Mi papá murió hace 5 años . Partió amargado y solitario.
Se fue de la casa cuando yo tenía 14 años, alegando que quería vivir su propia vida.
Lo hizo a pesar de que no teníamos qué comer.
Fue alcohólico, aunque decía que podía dejar de tomar en cualquier momento.
Nunca me abrazó porque los hombres no se demuestran ternura.
No jugó conmigo ni con mis hermanos porque eso es asunto de mamás.
No sabía nada de mí, pero, cuando yo cometía un error, era implacable conmigo.
Decía que trabajaba para su familia, sin embargo en la práctica éramos la última de sus prioridades.
Durante años lo resentí.
Marqué con ese rencor todas misilusiones e hice más frustrantes mis desilusiones.
Un día me casé con una mujer maravillosa y me prometí que no iba a ser como él.
Pensaba que ser buen padre era tratar bien a los míos, darles lo que pudiera y estar con ellos cuandome necesitaran.
Un día le pregunté a mi esposa porqué mis hijos no me hacían caso a mí, sino a ella.
Quería averiguar porqué los niños no disfrutaban estando conmigo.
-¿Sabes?
-me respondió.
-Cuando estás con ellos lo haces más porque es tu responsabilidad y no por que sea tu privilegio. Tus hijos van a disfrutar de ti sólo cuando tú disfrutes de ellos.
Me di cuenta que era tanto mi resentimiento y mi deseo de ser diferente a mí papá que me estaba pareciendo a él.
Mi padre no estaba en la casa por borracho y yo por responsable.
Él era lejano porque los niños eran cosa de mujeres y yo porque quería ser estricto y educarlos bien.
Entonces comencé a descubrir las maravillas de pasar el tiempo con mis hijos, a jugar con ellos, a integrarme a su vida.
Dejé de intentar que ellos fueran como yo esperaba, y empecé a apreciar más lo que ellos eran. Me permití inspirarme con su alegría y espontaneidad.
Caí en cuenta de que yo podía crecer con ellos. Ya no me esforzaba por ser el adulto que lo sabía todo, mas bien me inclinaba a ser más la persona que quiere enseñar, pero que también está dispuesta a aprender.
Que no sólo sabe dar, sino que sabe recibir.
Esto no ha sido fácil.
Aún me descubro autoritario, lejano,rígido, impulsivo.
Entonces recuerdo que eso no es lo que soy y me abro de nuevo al regalo de la vida, de los míos, de mi esposa y de mis hijos.
Hoy, día del padre, celebro mi oportunidad de ser padre, los abrazos de mis hijos, los ejércitos de enanos que crean caos de fantasía, que rompen nuestros esquemas a punta de sonrisas e indolencias.
La infancia de mi padre fue más dura que la mía.
Le enseñaron que la vida era una carga.
Él para su padre fue una carga.
No conoció la ternura ni el apoyo, nadie se sintió orgulloso de él y él tampoco aprendió a sentirse orgullosode sí mismo.
Papá, antes de que te fueras hubiera querido decirte que, para mí, al igual que para ti, ser un niño no fue fácil, pero es más difícil ser adulto si encadeno mi vida y la de los míos a los rencores y a los fantasmas del pasado.
Quiero perdonarte, darte la libertad en mi corazón de ser un buen padre, Reconocer que a tu manera hiciste lo mejor que pudiste con tu vida.
Sé que sentiste el dolor de tus propios errores.
No me será fácil convertir en ángeles mis fantasmas, pero abriré con determinación las puertas de la aceptación y la gratitud.
Papá, me siento orgulloso de ti, porque sin ti yo no sería lo que soy, porque tu vida me ayudó a encontrar mi camino, tu dolor me ayudó a evitar el mío, tus cualidades florecen en mí y valoro como un tesoro haberlas heredado de ti.

viernes, junio 16, 2006

La felicidad...

La felicidad no es un camino, no es un lugar, ni un metal precioso que con dinero se puede comprar.
Felicidad es una flor a la orilla de un río, felicidad es una puesta de sol, es la llegada del otoño, la caída de las hojas... es mil cosas pequeñas y hermosas.
No tiene nombre, fecha, ni edad, simplemente es, porque la felicidad está puesta dentro de nosotros, y no hay que buscarla, sólo descubrirla y disfrutarla.
No hay más secreto que ese.
Hay gente que se pasa la vida buscando la felicidad, esperando ser felices, y al final acaba su vida, y se da cuenta de que desperdiciaron mil momentos para ser felices en su desesperada búsqueda de la felicidad.
Comprende, pues, que no hay mayor secreto para ser feliz que buscar la felicidad en tu corazón y vivirla cada minuto de tu vida.
Di: Hoy seré feliz y... ¡Sé Feliz!. Vive alegre, en paz contigo, y con Dios, ama a los demás, sé simple y serás feliz.
Camina de la mano con la vida, no delante de ella ni detrás; deja que las cosas vengan como deben venir, no las llames o las detengas, sólo espéralas en paz y acéptalas tal como vienen.
No te inquietes por nada ni pierdas la paz por nadie, solamente envuélvete en ella y ama, eso sí, nunca dejes de AMAR, porque entonces habrás perdido lo más valioso de tu existencia y el real sentido de tu felicidad completa.

miércoles, junio 14, 2006

LA ROCA...

Cuentan que un muy buen hombre vivía en el campo, pero tenía problemas físicos.
Un día se le apareció Jesús y le dijo:
"Necesito que vayas hacia aquella gran roca de la montaña, y te pido que la empujes día y noche durante un año".
El hombre quedó perplejo cuando escuchó esas palabras, pero obedeció y se dirigió hacia la enorme roca de varias toneladas, que Jesús le mostró.
Empezó a empujarla con todas sus fuerzas, día tras día, pero no conseguía moverla ni un milímetro.
A las pocas semana llegó el demonio y le puso pensamientos en su mente:
"¿Por qué sigues obedeciendo a Jesús? Yo, no seguiría a alguien, que me haga trabajar tanto y sin sentido.
Debes alejarte, ya que es estúpido que sigas empujando esa roca... nunca la vas a mover".
El hombre trataba de pedirle a Jesús que le ayudara, para no dudar de su voluntad, y aunque no entendía, se mantuvo en pié con su decisión de empujar.
Con los meses, desde que se ponía el sol hasta que se ocultaba, aquel hombre empujaba la enorme roca sin poder moverla; mientras tanto su cuerpo se fortalecía, sus brazos y piernas se hicieron fuertes por el esfuerzo de todos los días.
Cuando se cumplió el tiempo, el hombre elevó una oración a Jesús y le dijo:
"Ya he hecho lo que me pediste, pero he fracasado, no pude mover la piedra ni un centímetro".
Y se sentó a llorar amargamente, pensando en su muy evidente fracaso.
Jesús apareció en ese momento y le dijo: "¿Por qué lloras?
¿Acaso no te pedí que empujaras la roca? Yo nunca te pedí que la movieras, en cambio mírate, tu problema físico ha desaparecido.
NO has fracasado, yo he conseguido mi meta, y tú fuiste parte de mi plan".

Muchas veces, al igual que este hombre, vemos como ilógicas las situaciones, problemas, y adversidades de la vida, y empezamos a buscarle lógica... “nuestra” lógica, a la voluntad de Dios. Y viene el enemigo y nos dice que no servimos o que somos inútiles .
El día de hoy es un llamado a "empujar", sin importar qué tantos pensamientos de duda ponga el enemigo en nuestras mentes.
Pongamos todo en las manos de Jesús, y Él, por medio de su voluntad, nunca nos hará perder el tiempo, más bien, nos hará ser más fuertes...

miércoles, junio 07, 2006

El Alacrán

Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.
Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose.
El maestro intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán lo picó.
Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo:
"Perdone, ¡pero usted es terco!
¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?".
El maestro respondió:
"La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar".
Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.
No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma precauciones.
Algunos persiguen la felicidad; otros la crean.