domingo, julio 31, 2005

Buscate un AMANTE!!!!

Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo.
Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron.
Y son generalmente estas dos ultimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los mas diversos dolores.
Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada mas que para subsistir y que no saben en que ocupar su tiempo libre.
En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas. Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnostico seguro: Depresión y la infaltable receta del antidepresivo de turno.
Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, ES UN AMANTE.
Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto.
Están las que piensan: ¡Como es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!
Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más.
A las que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición: Amante es: "Lo que nos apasiona".
Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir.Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno.
Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.
A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja. También solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby..En fin, es 'alguien' o 'algo' que nos pone de 'novio con la vida' y nos aparta del triste destino de durar. Y que es durar?
- Durar es tener miedo a vivir.
Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia.
Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.
Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, se vos también un amante y un protagonista... de la vida. Pensá que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie . Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante..
La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental
'Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida'

Jorge Bucay

sábado, julio 30, 2005

El Amor...

Un hombre fue a visitar a un sabio consejero y le dijo que ya no quería a su esposa y que pensaba separarse.
El sabio lo escuchó, lo miró a los ojos y solamente le dijo una palabra:
"Ámala". -luego se calló-
Pero es que ya no siento nada por ella. "
"Ámala," -reiteró el sabio-.
Y ante el desconcierto del visitante, después de un oportuno silencio, el viejo sabio agrego lo siguiente:
Amar es una decisión, no un sentimiento.
Amar es dedicación y entrega.
Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor.
El Amor es un ejercicio de jardinería:
Arranca lo que hace daño, prepara el terreno, siembra, sé paciente, riega, procura y cuida.
Está preparado, porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvias, más no por eso abandones tu jardín.
Ama a tu pareja, es decir, acéptala, valórala, respétala, dale afecto y ternura, admírala y compréndela.
" Eso es todo, Ámala".
Por eso, la vida sin amor te lleva a tener estos defectos:
La inteligencia sin amor, te hace perverso.
La justicia sin amor, te hace hipócrita.
El éxito sin amor, te hace arrogante.
La riqueza sin amor, te hace avaro.
La docilidad sin amor, te hace servil.
La pobreza sin amor, te hace orgulloso.
La belleza sin amor, te hace ridículo.
La verdad sin amor te hace hiriente.
La autoridad sin amor, te hace tirano.
El trabajo sin amor, te hace esclavo.
La sencillez sin amor, te envilece.
La oración sin amor, te hace introvertido.
La ley sin amor, te esclaviza.
La política sin amor, te hace ególatra.
La fe sin amor, te hace fanático.
La cruz sin amor, se convierte en tortura.
La vida sin amor, no tiene sentido.

viernes, julio 29, 2005

El Poder de Tomarse Las Manos...

Sentado en la playa, un día de verano, observaba como unos niños, jugaban en la arena. Estaban trabajando con esmero, cerca del agua, en la construcción de un elaborado castillo con portones, torres y pasajes internos.
Cuando estaban acabando con el proyecto, una gran ola vino y les derrumbó la construcción, reduciéndola a un montículo de arena mojada.
Pensé que estallaría el llanto, agobiados por lo que acababa de suceder en la obra que tanto trabajo les había costado.
Pero me sorprendieron.
En vez de eso, alejándose del agua salieron corriendo, riendo y tomados de la mano y volvieron a sentarse a construir otro castillo.
Me di cuenta que me habían enseñado una gran lección.
Todas las cosas de nuestra vida, todas las estructuras complicadas sobre las que gastamos tanta energía y tiempo, están construídas sobre arena.
Sólo nuestra relación con Dios y con otras personas perdurarán.
Tarde o temprano una ola puede llegar y tirar abajo lo que nos ha costado tanto construir. Cuando eso suceda sólo los que tienen una mano a la que aferrarse serán capaces de reir.

jueves, julio 28, 2005

Tú eres tú...

Ayer, fuiste lo que eras.
Mañana,serás lo que hiciste de tí.
Hoy,entretanto, eres lo que eres.
Por eso mismo, no te detengas...
Aprovecha ahora, para realizar el bien que debes,
y que ya puedes hacersin intentar las "grandes" cosas que no están en nuestro "poder".
Tú puedes,lo que necesitas... es confiar
Confía en tí ,confía en la vida y principalmente confía que más lejos de donde los ojos pueden ver,
hay quien nos cuida, nos ama y nos guía...para un mundo mejor.
Y que nos ha dado exactamente los anhelos y las ganas para seguir por el sendero que nos es propio.
Nuestras luchas son en la medida exacta para nuestro perfeccionamento.
Por eso...es tan importante que seamos nosotros mismos, porque fuimos hechos perfectos para cruzar o vencer nuestras dificultades.
Ningún valor tendrá nuestra caminata si no fue hecha por "nuestras propias piernas" y según nuestros propios esfuerzos.
A tener siempre en mente que cada uno de nosotros tiene lo que necesita, incluso las imperfecciones, y que el aprendizaje no se compra y no se toma prestado...

miércoles, julio 27, 2005

El Ladrillo Boomerang...

Había un tipo que andaba por el mundo con un ladrillo en la mano. Había decido que a cada persona que lo molestara hasta hacerlo rabiar, le tiraría un ladrillazo.Método un poco troglodita pero que parecía efectivo, ¿no?.
Sucedió que se cruzó con un prepotente amigo que le contestó mal. Fiel a su designio, el tipo agarró el ladrillo y se lo tiró.
No recuerdo si le pegó o no. Pero el caso es que después, al ir a buscar el ladrillo, esto le pareció incómodo.
Decisió mejorar el "sistema de autoprotección a ladrillo", como él lo llamaba:
Le ató al ladrillo un cordel de un metro y salió a la calle. Esto permitiría que el ladrillo no se alejara demasiado. Pronto comprobó que el nuevo método también tenía sus problemas. Por un lado, la persona destinataria de su hostilidad debía estar a menos de un metro. Y por otro, que después de arrojarlo, de todas maneras tenía que tomarse el trabajo de recoger el hilo que además, muchas veces se ovillaba y anudaba.
El tipo inventó así el "Sistema Ladrillo III":
El protagonista era siempre el mismo ladrillo, pero ahora en lugar de un cordel, le ató un resorte.
Ahora sí, pensó, el ladrillo podría ser lanzado una y otra vez, pero solo , solito regresaría.
Al salir a la calle y recibir la primera agresión, tiró el ladrillo.
Le erró ... pero le erró al otro; porque al actuar el resorte, el ladrillo regresó y fue a dar justo en su propia cabeza.
El segundo ladrillazo se la pegó por medir mal la distancia.
El tercero, por arrojar el ladrillo fuera de tiempo.
El cuarto fue muy particular. En realidad, él mismo había decidido pegarle un ladrillazo a su víctima y a la vez también protegerla de su agresión.
Ese chichón fue enorme ...
Nunca se supo si a raíz de los golpes o por alguna deformación de su ánimo, nunca llegó a pegarle un ladrillazo a nadie.
Todos sus golpes fueron siempre para él.
Este mecanismo se llama retroflexión y consiste básicamente en proteger al otro de mi agresividad. Cada vez que lo hago, mi energía agresiva y hostil es detenida antes de que llegue al otro, por medio de una barrera que yo mismo pongo. Esta barrera no absorbe el impacto, simplemente lo refleja; y toda esa bronca, ese fastidio, esa agresión me vuelve a mí mismo. A veces con conductas reales de autoagreción (daños físicos, comida en exceso, drogas, riesgos inútiles) otras veces con emociones o manifestaciones disimuladas (depresión, culpa, somatización).
Es muy probable que un utópico ser humano "iluminado", lúcido y sólido jamás se enojara. Sería útil para nosotros no enojarnos. Sin embargo una vez que sentimos la bronca, la ira o el fastidio, el único camino que lo resuelve es sacarlos hacia fuera transformados en acción. De lo contrario lo único que conseguimos, antes o después, es enojarnos con nosotros mismos.

martes, julio 26, 2005

¿Eres Prisionero(a) de un Amor Prohibido?

No permitas que tu aparente frialdad lastime el corazon de ese ser amado, ni descontrole su estabilidad, haciendolo(a) pensar cosas que no son, lo cierto es que estas muy triste pero no hagas que este amor te hunda reacciona, cambia por ese amor.
Y si a cambio tu actitud hacia él (ella) , quebrantara la decision de separarse, sabiendo que no pueden amarse por alguna causa.
El amor no tiene razonamientos, ni convencialismos sociales simplemente se vive con intensidad, deseo, intensidad y sin importar los demas tan solo ese gran amor que se sienten el uno al otro, claro si es asi, pero si no es asi deberias de luchar hasta el cansancio por que sea asi no perjudicando a los dos.
Y aunque esten concientes de los instantes robados que tienen que no deberian de, seguir no por ello dejaras de sentir ese gran sentimiento hacia esa persona.
Y aunque tu corazon se aferre a su recuerdo, y no se aparte de tu mente y llores este desconsuelo por que hayas llegado tarde a su vida lucha, lucha por ese amor no tengas miedo a nada y a nadie.

lunes, julio 25, 2005

La vida empieza a tener sentido...

La vida empieza a tener sentido cuando ayudas a otro a ponerse de pie y a andar.
Cuando respiras hinchando tus pulmones de aire, y notas que no estás solo a pesar de estar en el desierto. Cuando miras al cielo y ves las estrellas que dominan el firmamento, y comprendes que no estás solo, comprendes que la vida es mucho más que el simple palpitar de tu corazón.
La vida tiene sentido cuando andas, cuando evolucionas, y no dejas tras de ti amargura.
Cuando tras de ti has dejado amigos y hermanos, cuando has dejado un grato recuerdo en todo aquel que te ha conocido, es cuando la vida tiene sentido.
Si tras de ti has dejado odio, ésas serán las raíces que darán en el futuro frutos amargos; si la planta que crece tiene raíces de amor, los frutos serán dulces y serán tu alimento en el andar de cada día.
Apoya tu mano sobre el hombro de aquellos que andan contigo, porque si te sientes débil ellos te reconfortarán y si te sientes fuerte andarás más de prisa.
No te ates a las alabanzas.
El que te quiere no te alaba, te apoya sin palabras.
Sabrás quién es el que te quiere cuando te veas reflejado en él.
Busca tu gloria, en la gloria de los demás, y los demás buscarán su gloria en ti.
Si hablas a los demás, que tu palabra sea limpia; pero no hables con orgullo, porque hacerlo es hablar con falsedad.
Usa todo lo que la naturaleza pone a tu alcance.
No malgastes tu tiempo. Tienes poco tiempo; justo el que estás disfrutando ahora.
Trata de conocerte.
No te mal utilices.
Busca dentro de ti la solución a tus problemas.
Si tienes que atarte, átate a ti mismo.
No culpes a los demás de tus propios errores.
Sé tu propio juez; pero un juez justo.
Si andas por un bosque ten cuidado, porque habrá ramas bajas, te puedes golpear contra esas ramas.
No es necesario que las cortes, simplemente agáchate un poco para volver a levantarte inmediatamente, la rama quedará frustrada en su intento de dañarte.
No pronuncies la palabra imposible!, porque todo es posible dentro de ti si vas dirigido positivamente, si vas dirigido negativamente, poco a poco te irás hundiendo; conseguirás tal vez logros parciales, inmediatos, pero te estarás hundiendo.
Si vas positivamente, quizás los logros sean más a largo plazo, pero te estarás elevando.
Sólo pasa hambre el que no sabe que tiene dos manos.
Si alimentas tu cuerpo para que te sirva, debes también alimentar tu alma, para que también te sirva.
Un alma poco alimentada es un alma débil, sin fuerza.
Un alma bien alimentada es un alma que genera energía, que contagia, que anima.
Cuida bien todas aquellas cosas que afectan la evolución de tu alma.
Nunca hables con miedo, porque las palabras se volverán contra ti. Si tienes miedo no hables, porque el miedo es también contagioso.
Habla mirando a los ojos, transmite tu fuerza en tu mirada.
Si quieres saber cómo es Dios, mira volar un ave, mira crecer una flor, mira a los astros moverse, y verás que en ellos se expresa la perfección.

domingo, julio 24, 2005

Tu Carcel...

Te vas amor,
si asi lo quieres que puedo yo hacer?
tu vanidad no te deja entender
que en la pobreza se sabe querer.

Quiero llorar,
y me destroza que pienses asi,
y mas que ahora me quede sin ti,
me duele lo que tu vas a sufrir.

Pero recuerda,
nadie es perfecto y tu lo verás,
mas de mil cosas mejores tendrás,
pero cariño sioncero jamás.

Vete olvidando de eso que hoy dejas
y que cambiaras por la aventura
que tu ya veras sera tu carcel
y nunca saldras.

sábado, julio 23, 2005

El Circulo del Odio

Un importante señor gritó al director de su empresa, porque estaba enojado en ese momento.
El director llegó a su casa y gritó a su esposa, acusándola de que estaba gastando demasiado, porque había un abundante almuerzo en la mesa.
Su esposa gritó a la empleada porque rompió un plato.
La empleada dio un puntapié al perro porque la hizo tropezar.
El perro salió corriendo y mordió a una señora que pasaba por la vereda, porque estaba obstaculizando su salida por la puerta.
Esa señora fue al hospital para ponerse la vacuna y que le curaran la herida, y gritó al joven médico, porque le dolió la vacuna al ser aplicada.
El joven médico llegó a su casa y gritó a su madre, porque la comida no era de su agrado.
Su madre, tolerante y un manantial de amor y perdón, acarició sus cabellos diciéndole: - "Hijo querido, prometo que mañana haré tu comida favorita. Tú trabajas mucho, estás cansado y precisas una buena noche de sueño. Voy a cambiar las sábanas de tu cama por otras bien limpias y perfumadas, para que puedas descansar en paz. Mañana te sentirás mejor". Bendijo a su hijo y abandonó la habitación, dejándolo solo con sus pensamientos...
En ese momento, se interrumpió el CÍRCULO DEL ODIO, porque chocó con la TOLERANCIA, la DULZURA, el PERDÓN y el AMOR.
Si tú eres uno de los que ingresaron en un CIRCULO DE ODIO, acuérdate que puedes romperlo con TOLERANCIA, DULZURA, PERDÓN Y AMOR.

viernes, julio 22, 2005

El Ladrillo

José iba en su nuevo automóvil, un gran Jaguar a mucha velocidad.
¿La razón? Llegaría tarde al trabajo si no corría.
Su automóvil Jaguar rojo brillante, era una de sus mas preciadas posesiones, cuando súbitamente... ¡Un ladrillo se estrelló en la puerta de atrás!
José frenó el auto y dio reversa hasta el lugar de donde el ladrillo había salido.
Se bajó del automóvil y vio a un niño sentado en el piso. Lo agarró, lo sacudió y le gritó muy enojado: ¿Qué demonios andas haciendo? ¡Te va a costar muy caro lo que le hiciste a mi auto! ¿Por qué me tiraste el ladrillo?
El niño llorando, le contestó:"Lo siento, señor, pero no sabía qué hacer, mi hermano se cayó de su silla de ruedas y está lastimado, y no lo puedo levantar yo solo. Nadie quería detenerse a ayudarme!"
José sintió un nudo en la garganta, fue a levantar al joven, lo sentó en su silla de ruedas, y lo revisó. Vio que sus raspaduras eran menores, y que no estaba en peligro.
Mientras el pequeño de 7 años empujaba a su hermano en la silla de ruedas hacia su casa, José caminó lentamente a su Jaguar, pensando...
JOSÉ NUNCA LLEVÓ A REPARAR EL AUTO, DEJÓ LA PUERTA COMO ESTABA, PARA HACERLE RECORDAR QUE NO DEBÍA IR A TRAVÉS DE LA VIDA TAN RÁPIDO COMO PARA QUE ALGUIEN TENGA QUE TIRARLE UN LADRILLO PARA LLAMAR SU ATENCIÓN.
¿Y tú? ¡¡¡Sí, tu mismo!!!
¿Has recibido algún ladrillazo últimamente?
¿¿¿Escuchas a tu cónyuge, tu novia o prometido, tus padres, hijos o tus amigos???
Probablemente andas tan rápido que no te das cuenta lo que verdaderamente importante sucede en tu vida.
¿O es que vas demasiado rápido para que no te alcancen los ladrillos que te lanzan?

jueves, julio 21, 2005

Drogas...

Cuanto más das..., más recibes...
Sabes que puedes producir tus propias drogas, sin tener que sembrar amapolas, marihuana o comprar cocaína?
El cerebro, movido por las emociones, produce sustancias químicas que hacen que la persona eleve su autoestima, experimente sensación de euforia, se sienta animada, alegre y vigorosa, sin necesidad de tomar, inyectarse o fumar nada.
Estas sustancias que produce el cerebro, denominadas hormonas endógenas (ya que se producen en la corteza cerebral) bien podrían llamarse "drogas de la felicidad".
Algunas de ellas son: La oxitocina, que se produce cuando existe un amor pasional y se relaciona con la vida sexual. La dopamina, que es la droga del amor y la ternura.
La finilananina, que genera entusiasmo y amor por la vida.
La endorfina, que es un trasmisor de energía y equilibra las emociones, el sentimiento de plenitud y el de depresión. La epinefrina, que es un estímulo para el desafío de la realización de metas.
Si hay abundancia de estas hormonas endógenas, hay inteligencia emocional e interpersonal; la persona se siente ubicada, sabe quién es, a dónde va; controla sus emociones, conoce sus habilidades y sus talentos y se siente dueña de sí misma.
¿Cuándo y cómo se crean estas drogas internas? Se realizó un análisis bioquímico a la sangre de la Madre Teresa y se halló que era una persona altamente dopamínica; es decir, plena y feliz.
¿Cómo se desarrolla esta condición? A través del servicio a los demás. ¡Qué sencillo y comprometedor era el secreto de la felicidad de la Madre Teresa!
Se han realizado descubrimientos como estos: Cuando una mujer va a dar a luz, se vuelve altamente dopamínica; es decir, genera una cantidad enorme de dopamina (la droga del amor y la ternura).
Cuando estamos enamorados, la dopamina aumenta 7000 veces su cantidad, acompañada de la oxitocina, responsable de la pasión sexual y de las fenilananinas, responsables del entusiasmo, bloqueando el aspecto de la lógica y la razón.
En los recién casados, se produce gran cantidad de oxitocina, que es responsable del amor pasional.
Por eso ellos irradian felicidad, se sienten plenos, alegres y motivados. Como vemos, la felicidad no es algo vago e impreciso, ni una sensación nebulosa: es el efecto de un flujo correcto de sustancias químicas que proporcionan al ser humano su equilibrio físico y psíquico.
Así, la felicidad se puede incrementar por medio de las siguientes actitudes o actividades, todas productoras de estas "drogas" internas: Amar y disfrutar apasionadamente lo que hacemos.
Tener relaciones con personas que nos motivan y enriquecen nuestra fuerza vital.
Tener una autoestima positiva y un sentido del valor personal.
Trabajar y lograr pequeñas o grandes metas.Descansar y dormir profundamente.
Manejar adecuadamente el estrés.
Hacer ejercicios regularmente: "mente sana en cuerpo sano".
Recordar los momentos felices de nuestra vida, ya que en esos momentos la mente no distingue entre lo real y lo imaginario.
El secreto está dentro de nosotros.
Sentirnos felices es, en parte, una cuestión de actitud hacia la vida: las drogas de la felicidad no se consiguen en el exterior, sino que son creadas mediante una vida llena de amor, entrega, optimismo, ejercicio,satisfacción personal ante el logro de metas y vocación y devoción por lo que se hace....

miércoles, julio 20, 2005

La fortaleza de un hombre..

La fortaleza de un hombre no está en el ancho de sus hombros...
Está en el tamaño de sus brazos cuando abrazan.
La fortaleza de un hombre no está en lo profundo del tono de su voz...
Está en la gentileza que usa en sus palabras.
La fortaleza de un hombre no está en la cantidad de amigos que tiene...
Está en lo buen amigo que se vuelve de sus hijos
La fortaleza de un hombre no está en cómo lo respetan en su trabajo...
Está en cómo es respetado en casa.
La fortaleza de un hombre no está en su cabello o su pecho...
Está en su corazón.
La fortaleza de un hombre no está en lo duro que puede golpear...
Está en lo cuidadoso de sus caricias.
La fortaleza de un hombre no está en las mujeres que ha amado...
Está en poder ser verdaderamente de una mujer.
La fortaleza de un hombre no está en el peso que pueda levantar...
Está en las cargas que pueda llevar a cuestas.

martes, julio 19, 2005

La Herida mas Profunda...

Yo estaba dejando Nueva York en un vuelo que salió 45 minutos antes de que lo inconcebible pasara.
Cuando aterrizamos en Detroit, el caos ya se había desatado.
Cuando asimilé el hecho que el sistema de defensa americano había sido superado tan trágicamente, yo no podría responder al principio.
Mi esposa e hijo también estaban en el aire en los vuelos separados, uno a Los Ángeles y el otro a San Diego. Mi cuerpo se puso rígido de miedo.
En todo lo podía pensar era en su seguridad y me tomó varias horas averiguar que sus vuelos habían sido desviados y los dos estaban a salvo.
Extrañamente, cuando las noticias buenas llegaron , mi cuerpo todavía sentía que había sido golpeado por un camión.
De alguna manera parecía sentir un trauma mayor que abarcaba a los miles que no sobrevivieron y a los miles que sobrevivieron y que pasarán por meses y años de infierno.
Y yo me pregunté, ¿Por qué no sentía yo de esta manera la semana pasada?
¿Porqué mi cuerpo no estuvo así , dolorido, durante el bombardeo de Irak o Bosnia?
Alrededor del mundo mi horror y preocupación son experimentados todos los días.
Las madres lloran horrendas pérdidas, se bombardea a los civiles implacablemente, se priva a los refugiados de cualquier sentido de casa o patria. ¿ Por qué yo no sentí su angustia lo bastante como para clamar por un alto en todo eso?
Cuando oímos las llamadas para incrementar la seguridad americana y dar una feroz contestación al terrorismo, es obvio que ninguno de nosotros tiene respuestas.
Sin embargo, nos sentimos compelidos para hacer algunas preguntas.
Todo tiene una causa, entonces tenemos que preguntar la causa de la raíz de esta maldad.
Debemos averiguar no superficialmente sino al nivel más profundo.
No hay ninguna duda que el mal está vivo alrededor del mundo y que incluso se lo celebra.
¿ Este mal crece a partir del sufrimiento y la angustia sentida por personas que nosotros no conocemos y de los que por lo tanto nos desentendemos?
¿Han vivido ellos durante mucho tiempo en esta condición?
Uno asume que que quienquiera hizo este ataque siente un odio implacable hacia los Estados Unidos.
¿Por qué nos seleccionaron a nosotros para que se focalice acá este sufrimiento ?
Todo este odio parece tener su base en la religión .
¿ No es algo muy malo cuando los jihads y las guerras se desarrollan en el nombre de Dios?
Dios es invocado con odio en Irlanda, Sri Lanka, India, Pakistán, Israel, Palestina, incluso entre las sectas intolerantes de América.
¿Acaso una respuesta militar puede crear alguna diferencia en la causa subyacente del odio?
¿No hay una herida profunda al corazón de la humanidad?
¿Si hay una herida profunda, no afecta a todos?
Cuando las generaciones de sufrimiento responden con bombas, ataques suicidas, y guerra biológica ¿quien desarrolló primero estas armas? ¿Quién las vende?
¿Quién ha dado a luz las tecnologías satánicas que ahora se vuelven contra nosotros?
Si todos nosotros estamos heridos ¿sirve la venganza?
El castigo en cualquier forma hacia quien quiera que sea ¿resuelva la herida o la agrava?
¿Puede el "ojo por ojo,diente por diente y miembro por miembro" dejarnos a todos ciegos, sin dientes y cojeando?
La guerra tribal se ha mantenido durante dos mil años y ha sido ahora magnificada globalmente.
¿Puede terminarse con la guerra tribal? ¿Son el patriotismo y nacionalismo incluso relevantes todavía, o es ésta otra forma de tribalismo?
¿Qué vamos usted y yo como personas a hacer sobre lo que está pasando?
¿Podemos acaso permitirnos el lujo de que la profunda herida se haga una llaga supurando?
Todos estamos llamando a este suceso un ataque a los Estados Unidos, ¿pero no es él una hendidura en nuestro alma colectiva?
Cuando hayamos afianzado una vez más nuestra seguridad y atendido a los heridos, después de que el periodo de shock y duelo haya pasado, será tiempo para la búsqueda del alma.
Yo sólo espero que estas preguntas se confronten con la más profunda intención espiritual.
Ninguno de nosotros se sentirá seguro de nuevo detrás del escudo de poderío militar y los arsenales acumulados.
No puede haber seguridad hasta que la raíz de lo que causa el conflicto, se enfrente.
En este momento de shock pienso que ninguno de nosotros tiene las respuestas.
Es indispensable que oremos y nos ofrezcamos solaz y ayuda unos a otros.
Pero si usted y yo estamos teniendo un solo pensamiento de violencia o odio contra cualquiera en el mundo en este momento, sepamos que estamos contribuyendo a las heridas del mundo.

lunes, julio 18, 2005

El Vuelo del Halcón...

Un rey recibió como obsequio dos pequeños halcones y los entregó al maestro de cetrería para que los entrenara.
Pasado unos meses el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía que le sucedía, no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.
El rey mandó a llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacerlo volar. Al día siguiente, el monarca decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón.
A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines.
El rey le dijo a su corte, "Traedme al autor de este milagro."
Su corte le llevó a un humilde campesino.
El rey le preguntó:
"¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres acaso un mago?".
Intimidado, el campesino le dijo al rey, "Fue fácil, mi Señor, sólo corté la rama y el halcón voló, se dio cuenta que tenía alas y se largó a volar."
¿Sabes que tienes alas ? ¿Sabes que puedes volar? ¿A qué te estás aferrando?
¿De qué no te puedes soltar? No puedes descubrir nuevos mares a menos que tengas el coraje para volar.
Vivimos dentro de una zona de comodidad, allí viven nuestros temores, nuestros valores y nuestras limitaciones.
En esa zona reina nuestro pasado y nuestra historia, y por lo general creemos que es nuestro único lugar y modo de vivir.
Tenemos sueños, queremos resultados, pero no estamos dispuestos a correr riesgos, nos conformamos con lo que tenemos, creemos que es lo único y posible y aprendemos a vivir desde la resignación.
El liderazgo es la habilidad que podemos adquirir cuando estamos dispuestos a correr riesgos, cuando aprendemos a caminar en la cuerda floja,
cuando estamos dispuestos a levantar la vara que mide nuestro potencial.
Un verdadero líder tiene:
Seguridad en sí mismo para permanecer sólo.
Coraje para tomar decisiones difíciles.
Audacia, para transitar hacia nuevos horizontes con pasión y
Ternura suficiente para escuchar las necesidades de los demás.
El hombre no busca ser un líder, se convierte en uno de ellos por la calidad de sus acciones y la integridad de sus intentos.
Los líderes son como los halcones, no vuelan en bandadas, los encuentras cada tanto y volando alto.

domingo, julio 17, 2005

Aprendí y Decidí...

Y así, después de esperar tanto, un día como cualquier otro,
decidí triunfar; decidí no esperar a las oportunidades, sino yo mismo buscarlas;
decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución;
decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis;
decidí ver cada noche como un misterio a resolver;
decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.
Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas está la única y mejor forma de superarnos;
aquel día dejé de temer a perder. Y costaba romper la costumbre, pero se pudo.
Descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui; me dejó de importar quién ganara o perdiera:
ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.
Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento: e
l amor es una filosofía de vida.
Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente;
aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas...
Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad; desde aquel día ya no duermo para descansar:
ahora simplemente duermo para soñar.

sábado, julio 16, 2005

Después de la Caída....

Después de la caída, cuando has fallado y el enemigo te dice que vales poco.
Después de la caída, en el momento que más fuerte te sentías y has fallado.
Después de la caída, precisamente cuando deseabas ser mejor.
Después de la caída, cuando necesitas más de Dios y le has fallado.
Después de la caída, al pensar que no tienes ya perdón.
Después de la caída, al sentirte lejos de tu creador y amigo.
Después de la caída, al fallarle a quien nunca te ha abandonado.
Después de la caída, te sientes indigno de tan siquiera alzar tu vista al cielo para pedir perdón, parece que todo sale mal y que no puedes hacer las cosas bien.
Date cuenta de que tus caídas están pagadas por uno que cayó muchas veces al ser empujado.
Por uno que rompió sus rodillas para que las tuyas pudieran quedar intactas.
Por uno que sin cometer errores cayó por ti una y otra vez.
Después de la caída, no pienses que no tienes perdón, al contrario... el perdón es para ti.
Después de la caída, no te quedes en el suelo, pues no fuiste hecho para eso.
Después de la caída, no creas que vales poco.
Después de la caída, no te sientas lejos de tu creador, pues es cuando más está a tu lado.
Después de la caída, no te creas indigno de mirar al cielo, pues el mismo se abre para que tengas paz.
Después de la caída, levántate y sigue, pues caer no es fracasar sino perfeccionarse al levantarse.
¡DIOS TE BENDICE!

viernes, julio 15, 2005

Los Obstáculos en Nuestro Camino

Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino. Luego se escondió para ver si alguien quitaba la tremenda roca.
Algunos de los comerciantes más adinerados del reino y varios cortesanos pasaron por el camino y simplemente le dieron una vuelta; muchos culparon al rey ruidosamente de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para sacar la piedra grande del camino.
Entonces llegó un campesino que llevaba una carga de verduras. Al aproximarse a la roca, puso su carga en el piso y trató de mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y fatigarse mucho, pudo lograrlo.
Mientras recogía su carga de vegetales, notó una cartera en el piso, justo donde había estado la roca. La cartera contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey indicando que el oro era para la persona que removiera la piedra del camino.
El campesino sabía lo que los otros nunca entendieron: “Cada obstáculo presenta una oportunidad para mejorar tu condición”.
Si alguna vez caes, levántate y sigue adelante.

jueves, julio 14, 2005

El Hombre del Cruce de Caminos...

Érase una vez un hombre que vivía muy cerca de un importante cruce de caminos.
Todos los días, a primera hora de la mañana, llegaba hasta allí, donde instalaba un puesto rodante en el cual vendía bocadillos que él mismo horneaba.
Era sordo, por lo tanto no escuchaba la radio. No veía bien, entonces ni un solo día leía los diarios. Meses después alquiló un terreno, levantó un gran letrero de colores y personalmente pregonaba su mercancía gritando a todo pulmón:
"Compre deliciosos bocadillos calientes", y la gente compraba cada día más.
Aumentó la compra de insumos, alquiló un terreno más grande y mejor ubicado y sus ventas se incrementaron día a día.
Su fama aumentaba y su trabajo era tanto que decidió buscar a su hijo, un hombre de negocios de una gran ciudad, para que lo ayudara.
A la carta del padre, su hijo respondió: ¡Pero papá! ¿No escuchas la radio ni lees los periódicos, ni ves televisión?.
¡¡¡¡Este país está atravesando una gran crisis, la situación es muy mala... No podría ser peor!!!!.
El padre pensó: "Mi hijo trabaja en una gran ciudad, lee los periódicos y escucha la radio, tiene contactos importantes... Debe saber de qué habla...
".Así que revisó sus costos, compró menos pan, disminuyó la compra de cada uno de los ingredientes y dejó de promocionar su producto.
Su fama y sus ventas disminuyeron día a día.Tiempo después desmontó el letrero y devolvió el terreno.
Aquella mañana escribió a su hijo y le dijo: "Tenías mucha razón: verdaderamente estamos atravesando una gran crisis".

La historia de la humanidad demuestra que sólo triunfan aquellos que creen poder hacerlo.

miércoles, julio 13, 2005

La manera de comprender es ser comprendido...

Me sorprendió saber que el derivado del verbo"comprender"es, literalmente,"observar estando debajo".
Hay una gran dosis de sabiduría en ello.
Para comprender algo, debes conocerlo a fondo, de abajo arriba.
A los seres humanos nos gusta hacer juicios precipitados.Tenemos opiniones acerca de todo, incluso cuando no sabemos nada de esos temas.
Desperdiciamos gran cantidad de tiempo haciendo predicciones, estimando, especulando, decidiendo y criticando, habitualmente sin ningún fundamento.
La mayoría de las veces que comprendemos las cosas en función de lo que sabemos de nosotros mismos, lo que a menudo puede ser muy pobre, desde luego.
De esto se deduce que una mejor comprensión de nosotros mismos nos conduciría más cerca de una comprensión de los demás.
Cuando somos capaces de aceptar los modos imprevisibles que tenemos de comportarnos y de pensar, podemos llegar a tener más claropor qué los demás hacen lo que hacen ypiensan lo que piensan.

Un viejo adagio indio dice:
Que no podemos comprender a nadie hasta pasaruna buena temporada en sus zapatos. A esto yo añadiría que debemos considerar el estar más cómodos en nuestros propios zapatos,antes de intentar introducirnos en los de otro.

Difícil es dar respuesta a estas preguntas, pero puedo decir sinceramente que en aquellas horas sentí una emoción que nunca había sentido; un nuevo cariño que se posaba calmadamente en mi corazón, como el espíritu que vagaba sobre las aguas en el momento de la creación del mundo.
Y también puedo decir que de ese cariño nacieron mi felicidad y mi tristeza.

martes, julio 12, 2005

Verdades amargas...

Yo no quiero ver, lo que he mirado a través del cristal de la experiencia, el mundo es un mercado…donde se compran honores, voluntades,y conciencias.
¡ Amigo ! es mentira¡ No hay amigos
!La amistad verdadera es ilusión,ella cambia, se aleja y desaparececon los giros que da la situación.
Amigos complacientes solo tienen los que disfrutan de ventura y calma pero aquellos que se abate el infortunio solo tienen tristeza en el alma.
Si estamos bien, nos tratan con amor nos invitan, nos adulan, más si acaso caemos francamente solo por cumplimientonos saludan
El que nada atesora nada vale y en toda reunión pasa por necio y por más noble que su hechos sean lo que alcanzan, es la burla y el desprecio.
En este laberinto de la vida donde tanto domina la maldad todo tiene un precio estipulado:
"el amor, el parentesco y la amistad".
Lo que brilla no más tiene lugar aunque brille por oro, lo que es cobre.
Lo que no perdonamos en la vida es el gran delito de ser pobre.
Nada en el mundo es perfecto puro y sano, Todo se haya a lo impuro entre mezclado el mismo corazón por ser tan noble, ¿cuantas veces no se encuentra enmascarado?
Existe la virtud, yo no lo niego pero siempre en conjunto defectuoso hay rasgo de virtud en el malvado y rasgo de maldad en el virtuoso.
La estupidez, el vicio y hasta el crimen podrán tener supuestos señalados, las llagas del defecto no se ven si las cubre un diamante bien cortado.Y a nadie podré herir con lo que digo, porque ceñida a la verdad estoy me dieron hiel y veneno,veneno y hiel en recompensa doy.
Y si peco en las palabras toscas de estas líneas oscura y sin nombre, doblando mis rodillas en el polvo pido perdón a Dios…y no a los hombres.

lunes, julio 11, 2005

Tolerancia...

La tolerancia es rebotar aunque uno haya sido arrojado contra una pared muy dura.
Un objeto cuadrado no puede rebotar, pues está formado por contornos rectos pero una pelota sí que rebotará, ya que es redonda y ligera.
No importa cual sea su tamaño, rebotará y volverá atrás. Trabajar con líneas rectas significa perder u olvidar las implicaciones de las cosas, significa también ser obtuso y recibir dictámenes del presente.
Esta vida es todo lo que uno tiene y por lo tantoes muy importante apuntar hacia sus objetivos con precisión.
Los ángulos del cubo y los cambios repentinos de dirección pueden lastimar a las personas.Nadie asocia una pelota con el dolor, sino con un juego.

La tolerancia surge al sentir que todo es como un trabalenguas y que todas las cosas trabajan cíclicamente, por eso sabemos que lo que ahora es incómodo pronto cambiará.
En la tolerancia y la flexibilidad hay un movimiento constante porque uno está satisfecho con los cambios.
Un cubo cuadrado se coloca en una posición determinada y ahí se queda...
Sin embargo, el que es tolerante puede ubicarse en cualquier situación y puede aportar un elemento de diversión y humor.
El humor viene de muchas cosas:de la necesidad de afrontar lo inadecuado, o del dolor o de la desesperación,pero el humor de la tolerancia surge de un optimismo absoluto.
¿Cómo es posible tener tolerancia de forma natural, como una virtud más que como una necesidad?
Primero se debe amar con tranquilidad.Observar cómo se desarrollan las diferentes escenas, nacimiento tras nacimiento.
Jugar mentalmente con este ciclo de acontecimientos.Esto le proporcionará un sentimiento muy elevado de la belleza, de manera que aunque existan la fealdad o los problemas, se incorporaran al diseño adecuadamente.
Uno debe amar a las personas, pero no de manera superficial,sino viéndolas como seres que poseen un complejo entramado de experiencias internas;y también como seres que poseen en sus corazones un talento único,que la mayor parte del tiempo se encuentra oculto.
Cuando uno comienza a mirar a los ojos de las personas u observa sus peculiaridades, sucede al mismo tiempo que se ve reflejado en ellos con sus propias rarezas, entonces la tolerancia, se vuelve fácil.
En una expresión de su respeto por mantenerla calidad de la vida. Donde no existe la tolerancia todo aparece común.
Lo cual es una lástima.Es como pararse al borde de las cosas y fruncir el ceño.
La Tolerancia es decirle que sí al juego y divertirse.

domingo, julio 10, 2005

Que es la Autoestima...

"La autoestima es la valoración o actitud que tenemos hacia nosotros mismos.
Técnicamente es el resultado entre el yo real y el yo ideal".

Saberse valorar es imprescindible para tener una buena salud física y mental.A muchos de nosotros nos han enseñado a serdemasiado modestos, subestimando nuestras cualidades.Y esta actitud puede resultar nefasta para nuestro correcto desarrollo psíquico.
Pero todavía está a tiempo de mejorar su autoestima.

Cuando nos colocamos ante un espejo y vemos nuestra imagen reflejada en él, podemos aceptarla o no.Quizás nos gustaría ser más altos, o más delgados.Quizás deseáramos tener un temperamento más fuerte o tener la virtud de callar a tiempo.
Esos deseos no importan, siempre que aceptemos que ser bajitos tiene sus ventajas o que nuestro genio es así y lo máximo que podemos hacer es tratar de controlarlo.

Como Autoconvencerse
El origen de la autoestima es múltiple, pero, sobre todo, lo que más influye "Es el microclima en el que individuo ha crecido y en el que vive, es decir, las relaciones con las personas más próximas a él,como familiares, padres, hermanos, amigos, compañeros….", Por regla general nos valoramos en función de como nos ven esas personas.
En el colegio la autoestima va a surgir cuandocomparen nuestros logros con los de otros compañeros;en nuestra familia, de aquellos que no digan respecto a nuestro comportamiento.
Si estimulan en el niño aquello en lo que sobresale ,crecerá pensando de sí mismo que, aunque hay cosas que no se le dan bien hay otras en las que puede competir sin temor a fracasar.
Cada día es una nueva oportunidad que llena de alegría vida y como nuevo amanecer la renueva con experiencias positivas.
Aprovecha, pues tus horas de luz de tal modo que las experiencias hechas y los trabajos realizados por ti aumenten la luz interior.
Remuévate todos los días, tras el descanso de la noche, con el nuevo sol que despunta luminoso, como la atmósfera se que purifica con el baño crepuscular del rocío.
Acuérdate de los deberes y compromisos asumidos y desempéñalos con libertad y amor en el esfuerzo de ganarte el pan de cada día. Ten en cuenta a los que caminan a tu lado con la mismas intenciones y tiéndeles tu mano bienhechora que colabora y sostiene.
Siembra en toda la jornada los bienes que fluyen de la naturaleza y de tu alma y proyecta la luz pura y transparente que cae sobre ti .

sábado, julio 09, 2005

Ave Majestuosa

Era un ave majestuosa, totalmente excepcional, el que la vio puede afirmarlo, carecía de maldad, aunque por momentos era impetuosa queriendo alzar su vuelo hacia el cielo. Sus alas con suave plumaje, encerraba en un misterio al que las tocaba, era tan delicado su aroma a idilio que me mantenía en hipnotizada alegría, su color mantenía vivo el recuerdo de los años pasados y su gemido parecía música de Bethoven con una melodía sostenida. Ella volaba, y me gustaba verla así, tan feliz por el cielo turbado, aunque no se diera cuenta de lo muerto en su costado, bajaba a la orilla a tomar el sol de la mañana, a bañarse en rayos de ilusión y alegría, a esperar con esperanza que llegue el medio día, esperaba sola en medio de nada, esperaba en silencio que llegue su alma, esperaba sin dejar que las olas empañaran su único ideal, el volar.
Ahora sigue en la misma orilla donde por primera vez toque sus alas, en la misma playa donde aborde su aroma, en la misma noche donde escuche su llanto, su suavidad sigue intacta y su frescura embelesa al viento, todo el que la ve no deja de admirarla y yo que siempre la tuve y siempre la observo no dejo de pensar en la bendición que es tenerla, en lo feliz que soy sabiendo que a pesar que vuela sola y en tinieblas, nunca descansa, nunca se rinde y siempre aterriza en la misma orilla para tomar un rayo de ilusión y de alegría, a esperar con esperanza que llegue el medio día...
Entre tanto el ave blanquiazul revoloteaba en el firmamento, misma estrella de la noche negrusca y es que ella no le temía a la oscuridad, porque pareciese que volaba contenta en medio de nada y el simple hecho de ser libre (en cualquier cielo, turbado o no) la hacía verse aún más feliz. La majestuosa ave si duda hermosa entre muchas otras, dejaba rastro por donde iba, encendiendo luz en medio de sombras, alumbrando como el sol...
Fue tan bella, resplandeciente y transparente, nada la atemorizaba, ni la oscura noche, ni el ruidoso trueno, ni el fuerte huracán, siempre salía victoriosa de cada batalla, porque la peleaba con toda su alma, la luchaba aunque estuviera agotada, cálido abrazo sabía dar, sincera palabra solía pronunciar, sus ojos brillaban a la par que mencionaba a su creador, pero un día todo terminó...
La tormenta y el huracán la arrastraron como un papel, y la noche oscura la envolvió en un vaivén, engañase ella misma creyendo que había luz donde solo había niebla; su alrededor, se inundaba de llanto, su vuelo se hacía más lento y su plumaje se opacaba de tristeza, ya no era el ave que creí conocer, el ave que volaba en cualquier cielo sin miedo a chocar, el ave que jugueteaba con los nidos de su pensamiento, donde quedo quien extendía sus alas y cubría de amor la morada de los ángeles. Quiero que vuelva el avecilla inocente que un día conocí, el ave que me enseño a vivir...
La vi caer en el sórdido mar, y arrastrase en sus impuras aguas, sin poder aminorar su dolor, entonces triste y acongojada por ver vencida al ave que amé, mire por última vez las olas inmensas, resignada a mi dolor, pero el latido constante de un corazón a lo lejos se pronunciaba y poco a poco más fuerte se escuchaba, era mi corazón, mi único consuelo al caminar, mi avecilla que nuevamente se elevaba del mar, majestuosa como sólo ella, imponente como ninguna, esa era la azabache mirada en la que confié, aunque su plumaje aún humedecido por el violento mar intentaba volar, aleteando y sin cansarse partió con fuerza al cielo y entre estrellas luminosas, retomó el vuelo seguro al diáfano que no le engaña, a la libertad que reconoce, al eterno mar celeste que no dejó de llamarla suya.
Al amanecer espere con ansias verla de nuevo, adornando el cielo con vuelo exótico, y embelesando al viento con su suave vaivén y ahí estaba ella, tan hermosa como siempre, con sus plumas brillantes y un trino hipnotizador, intentando e intentando ser el ave que tenía que ser, el ave transparente que vuela libre, el ave que acepta que aunque a veces cae, siempre se levanta con un corazón renovado y rebosante de alegría, que en su débil cuerpo Dios ha puesto magia y que ha de sacar día tras día, y que irradiará a todo ser que con ella conviva, y sobre todo siempre será consciente que su misión aun no termina y que siempre esperará con esperanza que llegue el medio día...

Patricia Herrera Castillo

viernes, julio 08, 2005

Analizar el amor

Me pregunto por qué parece tan importante en esto días analizarlo todo...
Alguien dice "Te quiero", y enseguida nos preguntamos qué quiere decir.
Queremos saber que dice realmente...y nos preguntamos que siente realmente. Pasamos horas interminables diseccionando por qué alguien ha dicho esto o aquello, poniendo bajo el microscopio cosas que deberían aceptarse sin más.
Es verdad que cuanto más conocemos algo, o a alguien, más podemos comprenderlo... Pero nunca podemos saberlo acerca de todo.
Hay algo de mágico en el hecho de que, incluso después de toda una vida de relación... permanecen incomprensibles los más profundos sentimientos, pensamientos y acciones.
Lo que necesitamos saber acerca del amor no es un gran misterio... todos conocemos lo que constituye la conducta amorosa, y tenemos que actuar respecto a ella, no interrogarnos continuamente. analizar más de la cuenta suele confundir el tema, y al final no nos hace más perspicaces.
Algunas veces estamos demasiado ocupados clasificando, separando, y examinando... sin recordar que el amor es fácil... somos nosotros quienes los hacemos complicado.

jueves, julio 07, 2005

No enjuicies el hoy, por los recuerdos de ayer

Es sabido que somos, sobre todo, producto de nuestra memoria.
Si no estamos prevenidos, las experiencias del pasado pueden atraparnos en su "tela de araña", enmarañando nuestra actual visión de la vida.
Antes de ser...fuimos, y filtramos las nuevas ideas con el cedazo del pasado, cuando intentamos aclarar el ahora... nos quedamos empantanados en lo que fue... Pero hay esperanza, nadie está programado permanentemente...todos tenemos la habilidad de asimilar nuevas experiencias, pero, para ello, debemos combatir nuestros recuerdos y disminuir su poder.
A menos que queramos que nuestro futuro no sea más que un remedo del pasado... debemos tener conciencia del poder del pasado que afecta nuestra conducta.Solo entonces podremos ser libres para crear el futuro...

miércoles, julio 06, 2005

El primer amor...

Nuestro "primer amor" es con frecuencia el punto álgido de nuestras vidas.
Nos sentimos maravillosamente excitados, absolutamente fuera de control... todo parece perfecto, hermoso más allá de toda descripción.
Los días son mágicos, llenos de ternura, risas y sorpresas. Y entonces, después de un tiempo, superamos las cosas que convertían al amor en algo tan especial...
Nos preguntamos:¿Que sucedió con el placer de amar?
¿Como pude encontrarlo tan divertido?
¿Cuando y por qué se fue la alegría?
La diversión ha desaparecido cediendo paso a las normas de conducta de los adultos.
La impetuosidad y la espontaneidad se han convertido en victimas de la lógica y la responsabilidad...
El amor no es tan serio, la alegría de amar puede recuperarse cuando somos capaces de trascender lo previsible y abrazar de nuevo las razones paradójicas e ilógicas, que constituyen una parte tan esencial de amor. Permaneceremos fieles al ideal del amor si no nos permitimos olvidar la risa, el humor y la sorpresa que formaba parte de nuestra primera experiencia amorosa...

martes, julio 05, 2005

¿Qué buscas... ?

Siempre buscando, sin encontrar nada,
siempre huyendo, hasta de ti mismo…
Te pasa un día y otro en medio de la nada
porque nada tienes y nada puedes dar…
¿Qué buscas?
Ni tu mismo lo sabes,
vas por la vida sin rumbo
de aquí para allá…
de flor en flor...
¿Qué buscas?
Buscas quizás lo que no has tenido
y sientes miedo a lo desconocido…
Construyes tu propio muro
rechazas hasta la ternura y el cariño…
¿Qué buscas?
Cuando te miras a ti mismo
solo ves a un ser humano,
con muchas experiencias vividas
y pocos aprendidas y asimiladas…
¿Qué buscas?
Quizás ese anagrama que tanto repites,
“visitar en el interior de la tierra y
rectificando, encuentras la piedra oculta"…
Y solo cuando tu espíritu esté en paz contigo mismo,
solo entonces, cuando seas tú mismo…
podrás ir tallando la piedra, dándole forma,
y encontrar lo que buscas… A ti mismo…

El autocontrol es una forma de ver la vida y de enfrentarnos a los problemas. Será de gran ayuda tratar de tener siempre muy claros los objetivos que persigues. Si sabes hacia donde vas siempre te será más fácil superar los problemas que surjan a lo largo del camino. Si no lo tienes claro, tropezarás con la primera piedra que te encuentres...

lunes, julio 04, 2005

La Familia “Rica”

Nunca olvidaré la Pascua de Resurrección.
Vivíamos con nuestra madre. Ocy, mi hermana menor, tenía 12 años, Darlene, mi hermana mayor, dieciséis, y yo tenía trece años. Las cuatro sabíamos lo que era vivir sin muchas cosas. Mi padre había muerto hacía cinco años, dejando a mi madre con siete hijos y sin dinero. Para 1946, mis hermanas mayores ya estaban casadas y mis hermanos ya se habían ido de casa. Un mes antes de la Pascua, el párroco anunció que se haría una ofrenda especial en el domingo de Pascua para ayudar a una familia pobre. Nos pidió a todos que ahorráramos y diéramos haciendo sacrificios.
Cuando llegamos a casa, hablamos de lo que podíamos hacer. Decidimos comprar 50 libras de papas y vivir de ellas por un mes. Esto nos permitiría ahorrar $20 en nuestras compras de comida para poder ofrecerlo en la ofrenda. Si manteníamos las luces apagadas lo más frecuentemente posible y no escuchábamos la radio, ahorraríamos dinero en la electricidad. Darlene buscó trabajo limpiando casas y jardines y también cuidábamos niños para todas las personas que pudiéramos. Por 15 centavos podíamos comprar suficiente rollos de algodón para hacer tres agarraderas de ollas y venderlos por $1.
Hicimos $20 en agarraderas de ollas. Ese mes fue uno de los mejores tiempos de nuestras vidas. Todos los días contábamos el dinero para ver cuanto teníamos. Por la noche compartíamos a la luz de una vela como esta familia pobre iba a gozar el dinero que le daríamos todos en la Iglesia. Habían unas 80 personas en la Iglesia, y pensamos que la ofrenda sería bien buena. Después de todo, cada domingo, el párroco nos había recordado que ahorráramos para el “donativo sacrificial”.
El día antes de Pascua, Ocy y yo caminamos al mercado para que nos cambiaran todas nuestras monedas por tres billetes de $20 y un billete de $10. Corrimos a casa para mostrarle a mamá y a Darlene. ¡Nunca habíamos visto tanto dinero! Esa noche estábamos tan contentos, que casi no pudimos dormir. No nos importaba que carecíamos de ropa nueva para el domingo de Pascua, teníamos $70 dólares para el “donativo sacrificial”. Estábamos impacientes por llegar a la Iglesia.
El domingo por la mañana, llovía mucho. No teníamos paraguas y la Iglesia estaba a más de una milla de nuestra casa. No nos molestó mojarnos. Darlene tenía unos pedazos de cartón en sus zapatos para cubrir sus agujeros, pero estos se despedazaron por el agua y se mojó los pies. Con mucho orgullo nos sentamos en la Iglesia. Escuchamos unos muchachos murmurando que nosotras vestíamos ropa vieja. Yo les vi con su ropa nueva pero me sentí rica. Teníamos $70 para la familia pobre.
Cuando la “donación sacrificial” fue colectada, nosotras estábamos sentadas en la segunda fila del frente. Mamá puso el billete de $10 y cada una de nosotras pusimos un billete de $20. Todo el camino de regreso de la Iglesia íbamos cantando. Para el almuerzo, mamá tenía una sorpresa. Había comprado una docena de huevos para hervir y comerlos con nuestras papas fritas.
Esa tarde, de sorpresa, el párroco pasó por casa y mamá habló con él en la puerta. Ella entró con un sobre en la mano. Le preguntamos qué era, pero no nos respondió. Su rostro estaba pálido y nos pareció que era una mala noticia. Al abrir el sobre vimos los tres billetes de $20, uno de $10 y diecisiete billetes de $1. Mi madre puso el dinero otra vez en el sobre. No hablamos, simplemente nos sentamos y quedamos mirando al piso. Habíamos pasado de sentirnos como millonarios a sentirnos miserables.
Como muchachos tuvimos una vida tan feliz que sentíamos tristeza por aquellos que no tenían una mamá y un papá como los nuestros y una casa llena de hermanos y hermanas y otros niños que nos visitaban. Nos parecía divertido compartir los cubiertos y ver si nos tocaba la cuchara o el tenedor en esa noche. Teníamos dos cuchillos para todos. Sabíamos que no teníamos muchas cosas que otras personas tenían, pero nunca pensé que éramos pobres hasta que llegó aquel domingo de Pascua.
Nuestro párroco nos había traído el dinero para la “familia pobre”. Así supimos que nosotros éramos “pobres”. No me gustaba ser pobre. Miraba mi vestido y mis zapatos gastados y sentía vergüenza. Ni siquiera quería regresar a la Iglesia. Ya todo el mundo sabía que éramos pobres. Pensé en la escuela. Estaba en noveno grado y era la mejor estudiante de mi clase de más de cien estudiantes. Me preguntaba si los muchachos en la escuela sabían que éramos pobres. Toda esa semana, fuimos al colegio, regresábamos a casa y casi no hablábamos. Finalmente el sábado, mamá nos preguntó que queríamos hacer con el dinero. ¿Qué hacía la gente pobre con el dinero? No sabíamos. Nunca supimos que éramos pobres. No queríamos ir a la Iglesia el domingo, pero mamá nos dijo que teníamos que ir. Aunque era un día soleado, nadie habló y mamá comenzó a cantar pero nosotras no.
En la Iglesia un misionero de visita habló sobre como su iglesia en África hacía edificios de ladrillos de barro pero necesitaba dinero para los techos. Explicó que con $100 dólares podían hacer un techo.
El párroco dijo, “¿acaso no nos podemos sacrificar todos para ayudar a esta pobre gente?”
Nos miramos y por primera vez en una semana nos sonreímos. Mamá sacó el sobre de su cartera, lo pasó a Darlene, que me lo pasó a mi y yo se lo dí a Ocy para que lo pusiera en la ofrenda.
Cuando contaron la ofrenda, el párroco anunció que había sido un poco más de $100 dólares.
El misionero se puso contento, porque no esperaba una ofrenda tan grande de nuestra pequeña iglesia (En aquel tiempo eso era mucho dinero). Dijo el misionero, “seguramente tienen una familia rica en esta iglesia”. De pronto nos percatamos. Nuestra familia había contribuido $87 de ese dinero. Nosotros éramos la “familia rica” de la Iglesia. ¡Es verdad, éramos la familia rica!.
Desde ese día, nunca mas nos sentimos pobres.

domingo, julio 03, 2005

El Joven Ateo...

Hace unos 14 años, estaba revisando el registro de mis estudiantes universitarios para la sesión de apertura de mi clase sobre teología de la fe.
Ese fue el primer día que vi a Tommy. Estaba peinando su largo cabello rubio, que colgaba 15 centímetros por debajo de sus hombros.
Sé que lo que está dentro de la cabeza, no sobre ella, es lo que cuenta; pero en ese tiempo yo no estaba preparado para Tommy, así que lo catalogué como problemático, muy problemático.
Tommy resultó ser el ateo residente de mi curso. Constantemente objetaba o se burlaba de la posibilidad de un Dios que amaba incondicionalmente.
Así todo, vivimos en una paz relativa durante un semestre, aunque a veces era un dolor de cabeza.Al final del curso, cuando entregó su examen, me preguntó en un tono un poco cínico:
- ¿Cree usted que encontraré a Dios alguna vez?
Me decidí por un poco de terapia de choque.
-¡No!, dije enfáticamente.-¡Ah!
-respondió -pensé que ese era el producto que estaba usted vendiendo.Lo dejé dar cinco pasos hacia la puerta y luego lo llamé:-Tommy. ¡No creo que lo encuentres nunca, pero estoy seguro de que Él te encontrará a ti!
Tommy simplemente se encogió de hombros y se fue. Me sentí un poco desilusionado de que no recibido mi hábil mensaje.
Un tiempo después de su graduación me llegó un informe triste: Tommy tenía cáncer terminal. Antes de que yo pudiera buscarlo, él vino a mí.
Cuando entró en mi oficina, su cuerpo estaba muy deteriorado y su largo cabello se había caído a causa de la quimioterapia.
Pero sus ojos eran brillantes y su voz firme como nunca lo había escuchado.
- Tommy, he pensado mucho en ti. Supe que estás enfermo, le dije.
- Sí, muy enfermo, profesor. Tengo cáncer. Es cuestión de semanas.
- ¿Puedes hablar de ello?- Seguro, ¿qué le gustaría saber?- ¿Qué se siente saber que tienes 24 y te estás muriendo?
- ¡Bueno, podría ser peor!- ¿Como qué?- Bueno, como tener 50 años y no tener valores o ideales. Como tener 50 años y pensar que beber, seducir mujeres y hacer dinero son las cosas más importantes en la vida...
Pero vine a verlo realmente por algo que me dijo el último día de clase.
Le pregunté si usted pensaba que alguna vez encontraría a Dios y usted me dijo que no, lo cual me sorprendió.
Luego me dijo: "Pero Él te encontrará a ti".
Pensé mucho en eso, aunque mi búsqueda no fue para nada intensa entonces. Pero cuando los doctores quitaron un bulto de mi ingle y me dijeron que era maligno, tomé muy en serio localizar a Dios.
Y cuando la malignidad se diseminó a mis órganos vitales, comencé realmente a golpearlas puertas del cielo. Pero nada sucedió.
Bien, un día me desperté y, en lugar de lanzar más peticiones inútiles a un Dios que puede o no existir, simplemente me di por vencido.
No me importaba Dios ni la otra vida ni nada por el estilo.
Decidí entonces pasar el tiempo que me queda, haciendo algo más provechoso.
Pensé en usted y en algo que había dicho en una de sus conferencias: "La tristeza esencial es ir por la vida sin amar.
Pero sería igualmente triste dejar este mundo sin decirles a los que amas que los has amado". Así que empecé con el más difícil de todos: mi padre.
Estaba él leyendo el periódico cuando me acerqué y le dije:
- Papá, me gustaría hablar contigo.
- Bien, habla, contestó.
- Quiero decirte que esto es importante para mi, papá.
Bajó su periódico lentamente como unos 10 centímetros y me preguntó:
- ¿De qué se trata?
- Papá, te quiero.
Simplemente quería que lo supieras.Tommy sonrió y dijo con evidente satisfacción, como si sintiera que una alegría cálida y secreta surgiera dentro de él:
- El periódico cayó al piso. Entonces, mi padre hizo dos cosas que no recordaba que hubiera hecho antes.
Lloró y me abrazó. Y hablamos toda la noche, aunque él tenía que trabajar al día siguiente.
Fue más fácil con mi mamá y mi hermanito.
También lloraron conmigo y nos abrazamos y compartimos cosas que habíamos guardado en secreto por muchos años.
Sólo sentí haber esperado tanto tiempo.
Aquí estaba yo, a la sombra de la muerte, y apenas comenzaba a sincerarme con las persona que estaban cerca de mí.
De pronto, un día Dios ya estaba allí.
No vino a mí cuando se lo supliqué.
Aparentemente, Dios hace las cosas a Su manera y en Su momento.
Lo importante es que usted tenía razón.
Él me encontró aunque yo había dejado de buscarlo.
Tommy, respondí, creo que estás diciendo algo muy profundo.
Estás diciendo que la manera más segura de encontrar a Dios no es tratando de convertirlo en una propiedad privada sino abriéndose al amor...
Tommy, ¿podrías hacerme un favor?.
¿Vendrías a mi clase de teología de la fe a decir a mis estudiantes lo que me acabas de contar?Aunque programamos una fecha, no pudo lograrlo.
Por supuesto, su vida no terminó realmente con su muerte, sólo cambió.
Dio el gran paso de la fe a la visión.
Encontró una vida mucho más hermosa de lo que el ojo del hombre ha visto nunca, o la mente del hombre ha imaginado jamás.
Antes de que muriera, hablamos por última vez:
- No voy a poder ir a su clase, me dijo.
- Lo sé, Tommy.
- ¿Se lo dirá usted a todos por mí?.
¿Se lo dirá a todo el mundo por mí?
-Lo haré, Tommy.
Se lo diré.

¿¿SE LOS DIRAS TU ?? A todos los que viven cerca de tí, en tu casa, en tu trabajo...

sábado, julio 02, 2005

Reflexión...

... Ahora en el silencio de la noche me vuelvo a encarar con mi pasado... no puedo evitar pensar y vuelvo a encender el kinké de las emociones... emociones incontroladas, recuerdos que se entremezclan con lágrimas.
La impotencia de ver como se me escapa de mi vida todo aquello que amo, esos seres que nunca más volverán y un sin fin de cosas que de la misma manera que aparecen, se esfuman sin poder hacer nada por evitarlo ¿o quizás sí?...
Hoy, ahora, en este instante, en mi soledad... dejo que ese caparazón que uso día a día caiga a mis pies; me miro al espejo y veo en mis propios ojos esa tristeza que trato de esconder, necesito descargar mis emociones y dejar que mi tormento huracanado me envuelva... pero a veces noto como me dejo llevar... ¡me arrastra! Es cuando realmente me asusto de todo e intento poner fin... ¿o no?... a veces ya es tarde, y mi mente se vuelve tumultuosa... todo se vuelve contra mí, algo me grita una y otra vez...
"¿Que has hecho? Cuantos errores cometidos, mi insensatez, mi egoísmo... y que por mi culpa muchos seres queridos han sufrido y los he arrastrado conmigo a este túnel sin luz, a este laberinto que es la vida, a la tristeza"... ¡No es justo!
Es ahora en estos momentos cuando me planteo que cosas buenas puedo ofrecer a mis hijos, a mis amigos... porque es lo único que me queda... y no hallo respuesta alguna.
... Ya es tarde, es... como si una película pasara a gran velocidad por mi mente, "es mi propia vida" "todos mis errores"... todo es agridulce... y un dolor se apodera de mí, nada ni nadie puede hacer nada... es mi dolor. Sé que suena duro... más cuando soy yo la que siempre ha dicho hasta la saciedad que hay que compartir tanto lo bueno como lo malo... y me consta que debo aprender a recibir, a aceptar... pero me refugio en mi caparazón y me aparto... quizá a lamerme mis propias heridas...
Sigo divagando por el cosmos de los sentimientos, buscando sin buscar, y sin saber que quiero, pero eso sí, cada día que pasa sintiéndome más vacía y más hastiada de todo, es como si ya me conociese el paisaje de la vida, y de alguna manera necesitase otras cosas más frescas.
Quizás mañana esté de nuevo encima de la ola, quizás no me deje hundir y solo me deje mecer por ella...

EL CAMINO DEL BUSCADOR...

Las personas que se introducen en la búsqueda interior rápidamente comprueban que la información que necesitan les llega de las formas más insospechadas.
Claro, que lo primero que se aprende es que nada es casual y en cuanto se ha predispuesto la mente para recibir el conocimiento el universo pone en marcha los mecanismos para que esas "casualidades" (que siempre han estado ahí, pero éramos incapaces de ver) se pongan en nuestro camino de una forma evidente.
El que está preparado para escuchar, oye. Esto es una fase eufórica, como un niño con gafas mágicas que le permiten ver un nuevo mundo fantástico lleno de posibilidades.
Cuando uno está eufórico desea compartirlo con la gente que tiene alrededor, y aquí es donde se encuentra con una desilusión que debe aceptar; no todo el mundo tiene mis gafas y no me entienden.
El camino del buscador es un camino en solitario; nacemos solos, vivimos solos y morimos solos.
Con esto no deseo desanimar a nadie, pues creo que elegir este camino es lo más hermoso y emocionante que un Hombre puede hacer, y a fin de cuentas creo que es lo que debe hacer.
Y por supuesto siempre habrán compañeros de viaje con los que experimentar y maestros que nos iluminarán con sus enseñanzas, pero no debemos apegarnos a ellos.
Déjalos que depositen en tu cuadro de realidad la pieza del puzzle que necesitas en ese momento y que sigan su camino. Se dice que el alumno no encuentra al maestro, si no que el maestro llega cuando el alumno está preparado.
El buscador muchas veces entra en fases de sobredosis de información, que no puede asimilar, leyendo montones de libros, asistiendo a seminarios y talleres, consultando a videntes etc.
Llega un momento en que no puede discernir entre la paja y las piezas del puzzle que le faltan, ha echado tantas semillas en un campo estéril y árido que no germina nada. No hace falta buscar al sembrador de conocimiento, si no preparar la tierra con esmero para recibir las semillas.
Mi campo debe estar limpio de las malas hierbas de miedos, culpas y apegos, bien abonado de auto-estima, confianza y apertura mental, y, finalmente regado con abundante Amor puro y cristalino.
La calidad de la información depende de la calidad del receptor, el buen vino siempre pide una buena copa.
¡A tu salud Buscador!