martes, noviembre 29, 2005

Temor...

Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mí mismo.
Temía fracasar, hasta que me di cuenta que únicamente fracaso cuando no lo intento.
Temía lo que la gente opinara de mí, hasta que me di cuenta que de todos modos opinan de mí.
Temía me rechazaran, hasta que entendí que debía tener fe en mí mismo.
Temía al dolor, hasta que aprendí que éste es necesario para crecer.
Temía a la verdad, hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.
Temía a la muerte, hasta que aprendí que no es el final, sino más bien el comienzo.
Temía al odio, hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que ignorancia.
Temía al ridículo, hasta que aprendí a reírme de mí mismo.
Temía hacerme viejo, hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día.
Temía al pasado, hasta que comprendí que es sólo mi proyección mental y ya no puede herirme más.
Temía a la oscuridad, hasta que vi la belleza de la luz de una estrella.
Temía al cambio, hasta que vi que aún la mariposa más hermosa necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar.
Hagamos que nuestras vidas cada día tengan más vida y si nos sentimos desfallecer no olvidemos que al final siempre hay algo más.

A orillas del río Piedra me senté y lloré.

A orillas del río Piedra me senté y lloré.
Cuenta una leyenda que todo lo que cae en las aguas de este río —las hojas, los insectos, las plumas de las aves— se transforma en las piedras de su lecho.
Ah, si pudiera arrancarme el corazón del pecho y tirarlo a la corriente; así no habría más dolor, ni nostalgia, ni recuerdos.
A orillas del río Piedra me senté y lloré.
El frío del invierno me hacía sentir las lágrimas en el rostro, que se mezclaban con las aguas heladas que pasaban por delante de mí.
En algún lugar ese río se junta con otro, después con otro, hasta que —lejos de mis ojos y de mi corazón— todas esas aguas se confunden con el mar.
Que mis lágrimas corran así bien lejos, para que mi amor nunca sepa que un día lloré por ella. Que mis lágrimas corran bien lejos, así olvidaré el río Piedra, el monasterio, la iglesia en los Pirineos, la bruma, los caminos que recorrimos juntos.
Olvidaré los caminos, las montañas y los campos de mis sueños, sueños que eran míos y que yo co­nocía.
Me acuerdo de mi instante mágico, de aquel mo­mento en el que .
un «sí» o un «no» puede cambiar toda nuestra existencia.
Parece que sucedió hace tan­to tiempo y, sin embargo, hace apenas unos días que quizé reencontrarme con mi amada y la perdí.
A orillas del río Piedra escribí esta historia.
Las manos se me helaban, las piernas se me entumecían a causa del frío y de la postura, y tenía que descansar continuamente.
—Procura vivir.
Deja los recuerdos para los viejos —decía Alguién.
Quizá el amor nos hace envejecer antes de tiempo, y nos vuelve jóvenes cuando pasa la juventud.
Pero ¿cómo no recordar aquellos momentos?
Por eso es­cribía, para transformar la tristeza en nostalgia, la so­ledad en recuerdos.
Para que, cuando acabara de contarme a mí misma esta historia, pudiese jugar en el Piedra; eso me había dicho la mujer que me acogió.
Así —recordando las palabras de una santa— las aguas apagarían lo que el fuego escribió.
Todas las historias de amor son iguales.

lunes, noviembre 28, 2005

lo Mejor de la Vida...

Mira siempre la cara luminosa de la vida.
Espera que suceda lo mejor y verás que así será.
Tú eres tu propio dueño; de ti depende dar vuelta a la situación y ver qué es lo que esconde la otra cara.
Si eliges ver sólo la cara oscura de la vida, no esperes atraer hacia ti a las almas que conocen la dicha de la verdadera libertad, porque lo igual atrae a su igual; tan sólo atraerás hacia ti a las almas que estén en el mismo estado.
Cuando estés en la cumbre y tu amor fluya libremente, atraerás hacia ti a todas las personas, pues a todo el mundo le atrae un alma gozosa.
Aprende a levantar el ánimo de una persona o de una situación y nunca te permitas hundirte en la desesperación más honda a causa de la actitud de nadie.
Estás aquí para crear paz, armonía, belleza y perfección, todo lo mejor de la vida, así que...
¡anda y haz algo al respecto!.

miércoles, noviembre 23, 2005

Mujeres con Valor...

En una breve conversación, un hombre le pregunta a una mujer:
"Que tipo de hombre estas buscando?"
Ella se quedo un momento callada antes de verlo a los ojos y le preguntó:
"En verdad quieres saber?"
El respondió "Si"Ella empezó a decir:
"Siendo mujer en esta época, estoy en una posición de pedirle a un hombre lo que yo sola no puedo hacer por mi.
"Yo pago todas mis facturas.
Yo me encargo de mi casa sin la ayuda de un hombre.
Yo estoy en la posición de preguntar, "que es lo que tu puedes aportar en mi vida?"
El hombre se le quedo viendo.
El claramente pensó que ella se estaba refiriendo al dinero!
Ella rápido sabiendo lo que el estaba pensando dijo:"No me estoy refiriendo al dinero.
Yo necesito algo mas.
Yo necesito un hombre que luche por la perfección en todos los aspectos de la vida."
El cruzó los brazos se recargo en la silla y mirándola le pidió que le explicara...
Ella dijo: "Yo busco a alguien que luche por la perfección mental, porque yo necesito a alguien con quien conversar y que me estimule mentalmente.
Yo no necesito a alguien mentalmente simple.
Yo estoy buscando a alguien que luche por la perfección espiritual, porque yo necesito a alguien con quien compartir mi fe en Dios.
No necesito a un hombre que luche por la perfección financiera porque yo no necesito un cargo financiero.
Yo necesito a alguien suficientemente sensible para que me comprenda por lo que yo paso en la vida como mujer, pero suficientemente fuerte para darme ánimos y no dejarme caer.
Yo estoy buscando a alguien el cual yo pueda respetar.
Para poder ser sumisa, yo debo respetarlo.
Yo no puedo ser sumisa con un hombre que no pueda arreglar el mismo sus problemas.
Yo no tengo ningún problema con el ser sumisa, simplemente él tiene que merecérselo.
Dios hizo a la mujer para ayudar al hombre. Yo no puedo ayudar a un hombre que no se puede ayudar a si mismo.
Cuando termino ella lo vio a los ojos y él se veía muy confundido y con interrogantes.
El le dijo "Estas pidiendo mucho".
Ella le contesto "Yo valgo mucho".
"Lo esencial para el corazón es invisible para los ojos"

martes, noviembre 22, 2005

Recuerdos...

Yo seguiré soñando mientras pasa la vida y tu te iras borrando lentamente de mi sueño.
Un año y otro año pasaran; el tiempo y tu sonrisa se alejaran del recuerdo.
Yo seguiré soñando mientras pasa la vida y quizás poco a poco dejare de hacer versos de la rutina diaria, de las desilusiones y los aburrimientos.
Tu que nunca soñaste mas que cosas posibles, dejaras de mirarte poco a poco en el espejo.
Quizá nos veremos algún día casualmente al cruzar la calle
¿Nos saludaremos?.
Tal vez yo pensare: "Aun lo amo”,
Tu dirás: "Sigue siendo la misma".
Tu iras sola o con otro, yo iré solo o con otra, iras con un niño que debió ser nuestro.
Y seguirá muriendo la vida año tras año... igual.
Algún amigo me dirá que te ha visto, o una canción me traerá tu recuerdo.
Y en las noches tristes; por un instante pensare en ti... pero cada vez menos...
Y pasara la vida.
Yo seguiré soñando.
Pero ya no estará tu nombre en mi sueño.
Yo ya te habré olvidado definitivamente y sobre mis rodillas retozaran mis nietos.
Y quizás para entonces al cruzar una calle nos veamos frente a frente ya sin conocernos.
Y un día de sol me cubrirán de tierra, con las manos para siempre cruzadas sobre el pecho.
Tu con los ojos tristes y cabellos blancos te pasaras las horas bostezando y leyendo.
Y cada primavera renacerán las rosas aunque ya tu estés anciana y aunque yo me haya muerto.

viernes, noviembre 18, 2005

Sueño...

Una vez en el lugar más hermoso del universo vivía un niño llamado, Sueño, el cual anhelaba crecer y conocer otros mundos.
Sueño se la pasaba por allá en lo alto, por las nubes jugando y jugando todo el día. Una vez Sueño se dió cuenta que él no crecía como crecían sus amigos, además empezó a sentirse muy débil y poco a poco perdió sus ganas de jugar.
Un gran día, Dios desde el cielo, al ver a su amado hijo Sueño tan débil, envió un mensajero celestial a su ayuda. El mensajero llevaba consigo un maletín muy especial que contenía alimentos divinos para así fortalecer y hacer crecer a Sueño.
Desde el mismo instante en que aquel mensajero llegó, Sueño empezó a sentirse mejor y mejor, ya que cada día aquel mensajero lo alimentaba con aquellos celestiales manjares.
Muchos caldos de constancia con fuerza, platos muy nutritivos de voluntad y trabajo, postres hechos a base de paciencia, fantásticos jugos hechos con decisión y lo más importante tratándolo con mucha confianza y sobre todo mucho amor a DIOS.
Sueño creció y creció, y llegó a dejar de ser Sueño para convertirse en Meta. Claro que siguió jugando pero ya no por las nubes, sino aquí en la tierra, cada vez más conoció otros mundos, mundos como la felicidad y la satisfacción, y un día no muy lejano, Meta dejó de ser Meta y se transformo en Realidad.

martes, noviembre 15, 2005

Mi Ilusión...

Eres mi gran ilusión.
Desde el día en que por casualidad nos conocimos, me sorprendiste.
No quise hacerte demasiado caso porque te consideraba fuera del alcance de mis posibilidades, por tus circunstancias y por las mías.
Todo empezó con unas risas, unas bromas y algunas canciones, nada fuera de lo normal.
Pero en ese pequeño rato, algo dentro de mi se quedo prendado de tu presencia.
La siguiente vez no fue casual, yo la provoque, y la vida una vez más me sorprendió regalándome toda una noche a tu lado.
En ese momento todavía no era consciente de la huella que dejaría tu recuerdo.
Y una vez más una casualidad provoco una tercera vez, esta seria la definitiva.
Desde ese momento has pasado a ser parte de mi prioridad, mi gran ilusión.
En cualquier momento, en cualquier circunstancia estás en mi mente, muy dentro de mí.
Me gustaría saber que estas haciendo ahora, me gustaría ser un pedazo de aire, siempre a tu alrededor, observando atentamente cada uno de tus movimientos y escuchando cada uno de tus pensamientos.
Hace años que deje de creer en duendes y hadas, de la misma manera que deje de creer que volvería a vivir algo así, sentirme como me siento, no poder controlar mis nervios minutos antes de verte, estar atento a cada uno de tus movimientos, seguir cada uno de tus gestos, reír, disfrutar y despreocuparme como un niño, disfrutar simplemente de cada momento que he vivido a tu lado.
Pero ahora esos momentos han pasado.
Desde esa tercera vez no te he vuelto a ver, no se nada de ti, no sé en que ocupas las horas de tu día, no sé en que piensas momentos antes de cerrar los ojos cuando todo en tu habitación es oscuridad o cual es tu primer pensamiento al despertar.
Solo se que eres mi gran ilusión y que ella es la que mantiene el alma en vilo a todas horas, alteras mi concentración, provocas miles de sonrisas en mi rostro y me provocas momentos de tremenda tranquilidad, serenidad y alegría que siempre rompen en una gran sonrisa cuando recuerdo esos pequeños instantes a tu lado.
No sé que nos depara el futuro, tal vez no te vuelva a ver nunca mas o tal vez esto sea el comienzo de una gran historia. No lo se, solo se que eres y serás por mucho tiempo mi gran ilusión.

sábado, noviembre 12, 2005

A Solas

A solas en soledad impresionante de quien se atreve a mirar su propia vida.

Aquí con mi vida, con mis deseos, con mis proyectos, con mis dudas, con mi carga, con ese peso q llevo dentro de mi ser.

A solas porq a pesar de los años vividos y de la gente q conozco, siempre estaré A Solas ante las cosas mas importantes de mi vida .

A Solas porq quiero acallar el bullicio cotidiano, las mil voces q me distraen q no me dejan ni tiempo ni espacio para buscar, para encontrarme conmigo.

Y hoy aquí conmigo misma siento sobre mi ser el peso de grandes dolores : ese problema familiar q parece no acabar nunca, ese sentir de q nadie o casi nadie comprende, esa rabia contenida hacia alguien q me hizo daño, ese complejo q me llena de timidez y me hace sentir inferior, el recuerdo q me aplasta.

El aburrimiento de casi todos lo días, la pereza, las ganas de no hacer nada, la incapacidad de entrega, el egoísmo inmenso y ese no saber q quiero hacer con mi vida.

Muchas veces he preferido esconderme detrás de la apariencia del "NO PASA NADA" del "TODO ESTA BIEN". Pero a pesar de los disimulos detrás de las mascaras q suelo ponerme para esconderme lo q me pasa, mi verdad gime y surge el deseo incontenible al fin conmigo.

En el fondo estoy buscando alguna respuesta para el amor q siento, para la vida q quiero construir, una respuesta al compromiso q deseo asumir, una respuesta a mi realidad familiar, a mis complejos, a mis valores, a mis recuerdos, a mis necesidades de conocerme.

ESTO ES UN MOMENTO, TIEMPO Y ESPACIO PARA QUEDARME A SOLAS CONMIGO MISMO Y SOBRE TODO CON JESUS Y ENTONCES CONOCERME Y CONOCERLO Y ATREVERME ENTONCES A NACER DE NUEVO.

jueves, noviembre 10, 2005

¿Como Olvidar... ?

Como olvidar esa ilusión tan grande; ese sueño tan hermoso que lograste hacer realidad para mi. Como olvidar cuando caminábamos juntos en medio de la noche; mirando las estrellas... o
cuando hubiese querido esperar el amanecer o el atardecer... o
cuando tan solo nos mirábamos y con las miradas nos demostrábamos que nos queríamos.
Como olvidar cuando nos reíamos de ese "algo" ficticio que teníamos,
que de a poco se convertía en realidad...
Como olvidar que esa fantástica ilusión se me iba cumpliendo poco a poco...
Como borrar de mi corazón este sentimiento al cual no se como describir, pero si se
como llamar... "amor"...
Como borrar de mis labios, el recuerdo de tus besos... como hacerle olvidar a mi piel, que tubo tus abrazos; tus besos y tus caricias...
Como olvidar esos códigos que inventamos para figurar a los demás lo que poco a poco iba a pareciendo entre nosotros y que tu negabas...
Como hacer para borrar todo lo que paso sin sufrir... Como hacer para tenerte cerca y rechazar mis deseos de besarte; de abrazarte; de quererte; de amarte...
Como hacer para sobrevivir al hecho de que para ti lo que pasamos fue un error...
Como seguir adelante pensando y sintiendo que me quieres como un amigo...
Y como hacer para rechazar el estar cerca tuyo, pero solo como amigo...
Como seguir viviendo teniéndote tan cerca y tan lejos a la vez...
Como hacer para volverte a ver a los ojos sin decirte cuanto te amo... sin hacerte sentir solo con miradas lo que me hiciste sentir...
Como seguir adelante con todo esto...
Como hacer para ser tu amigo...
Como hacer para no caer en los momentos en los cuales me hablaras de ese nuevo amor que surgió para ti...
Como aguantar el no decirte lo que aun sigo sintiendo...
Como negarte que cada día te quiero mas; que cada día me enamoro mas... sin esquivar tu mirada...
Como seguir a tu lado sin seguir lastimándome; sin seguir sufriendo...
y como hacer para olvidar ese día oscuro en el cual me decías que no me querías... y que yo tan solo seria tu amigo...

miércoles, noviembre 09, 2005

El Eco es la Vida...

Un hijo y su padre estaban caminando en las montañas.
De pronto el hijo se cae, se lastima y grita: "Ahhhh"
Para su sorpresa, oye una voz repitiendo en algún lugar de la montaña:
"Ahhhh!"Con curiosidad, el niño grita: "¿Quién está ahí?"
Y escucha: " ¿Quién está ahí? "
Enojado con la respuesta, el niño grita: "Cobarde".
Y recibe de respuesta: "Cobarde".
El niño mira a su padre y le pregunta:
"¿Qué sucede?"
El padre le contesta: "Presta atención hijo".
Y grita: "¡Te admiro!".
Y la voz responde: "¡Te admiro!
"¡Eres un campeón!"
"¡Eres un campeón!"
Y el padre le explica: "La gente lo llama ECO", pero,
en realidad, es la VIDA...........que te devuelve todo lo que haces.
Nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestras acciones.
Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor.
Si deseas felicidad, da felicidad a los que te rodean.
Si quieres una sonrisa en el alma, dirige una sonrisa al alma de los que conoces.
Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida.
La vida te dará de regreso... exactamente aquello que tú le has dado.
Tu vida, no es una coincidencia, es un reflejo de tí.

sábado, noviembre 05, 2005

La Vida es tan Compleja o Sencilla, como tu la Elijas!!!!

Por la presente presento mi renuncia a ser adulto.
He decidido aceptar la responsabilidad de tener 6 anos nuevamente.
Quiero ir a McDonalds y pensar que es un restaurante de 5 estrellas.
Quiero navegar barquitos de papel en un estanque y hacer anillos tirando piedras al agua. Quiero pensar que los dulces es mejor que el dinero, pues se pueden comer.
Quiero tener un receso y pintar con acuarelas.
Quiero salir comodamente de mi casa sin preocuparme como luce mi cabello.
Quiero tener alguien que me arregle y me planche la ropa.
Quiero regresar a mi casa a una comida casera y que alguien corte mi carne.
Quiero tomar largos baños y dormir 10 horas todas las noches.
Quiero recostarme a la sombra de un viejo roble y vender limonada con mis amigos en un dia caluroso de verano.
Quiero abrazar a mis padres todos los dias y enjugar mis lagrimas en sus hombros.
Quiero regresar a los tiempos donde la vida era simple.
Cuando todo lo que sabia eran colores, tablas de sumar y cuentos de hadas; y eso no me molestaba, porque no sabia que no sabia y no me preocupaba por no saber.
Cuando todo lo que sabia era ser feliz porque no sabia las cosas que preocupan y molestan. Quiero pensar que el mundo es justo.
Que todo el mundo es honesto y bueno.
Quiero pensar que todo es posible.
En algun lugar en mi juventud madure y aprendi demasiado.
Aprendi de armas nucleares, guerras, prejuicio, hambre y de ninos abusados.
Aprendi sobre las mentiras, matrimonios infelices, del sufrimiento, enfermedad, dolor y la muerte.
Aprendi que tu tienes que limpiar los inodoros.
Aprendi de un mundo que saben como matar y lo hacen.
Que paso con el tiempo que pensaba que todo el mundo viviria para siempre, porque no entendia el concepto de la muerte,excepto cuando perdi a mi mascota?
Cuando pensaba que lo peor que pasaba era que alguien me quitara mi pelota de jugar o me escogiera de ultimo para ser su companero de equipo.
Cuando no necesitaba lentes para leer.
Quiero alejarme de las complejidades de la vida y excitarme nuevamente con las pequeñas cosas una vez mas.
Quiero regresar a los dias en que la musica era limpia y sana.
Recuerdo cuando era inocente y pensaba que todo el mundo era feliz porque yo lo era.
Caminaria de nuevo en la playa pensando solo en la arena entre los dedos de mis pies y la concha mas bonita que pudiera encontrar sin preocuparme por la erosion y la contaminacion.
Pasaria mis tardes subiendo arboles y montando mi bicicleta hasta llegar al parque, sin la preocupacion de que me secuestren.
No me preocupaba el tiempo, las deudas, o de donde iba a sacar el dinero para arreglar el carro. Solo pensaria en que iba a ser cuando grande, sin la preocupacion de lograrlo o no.
Quiero vivir simple, nuevamente.
No quiero que mis dias sean de computadoras que se inhiben, de la montana de papeles en mi escritorio, de noticias deprimentes, ni de como sobrevivir unos dias mas al mes cuando ya no queda dinero en la chequera.
No quiero que mis dias sean de facturas de medicos o medicinas.
No quiero que mis dias sean de chismes, enfermedades y la perdida de seres queridos.
Quiero creer en el poder de la sonrisa, del abrazo, del apreton de manos, de la palabra dulce, de la verdad, de la justicia,de la paz, los suenos, de la imaginacion.
Quiero creer en la raza humana y quiero volver a dibujar munecos en la arena ....... OH, SIII !!! Quiero volver a mis 6 años nuevamente ........ y ya esta decidido

viernes, noviembre 04, 2005

"El camino para el amor"

Sólo cuando estás bien contigo puedes estar bien con los demás.
Solo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.
Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, ya que nadie da lo que no tiene dentro de sí.
Ninguna relación te dará la paz que tu no crees en tu interior.
Ninguna relación te brindará felicidad que tu no construyas.
Solo podrás ser feliz con otra persona cuando seas capaz de decirle: No te necesito para ser feliz.
Solo podrás amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.
Solo se podrá ser feliz cuando dos personas felices se unen para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra.
Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, necesitas autoestima y la práctica de una libertad responsable.
Pretender que otras personas nos hagan felices y llenen todas nuestras expectativas es una fantasía narcisista que solo trae frustraciones.
Por eso, ámate mucho, madura, y el día que puedas decirle al otro "Sin ti me la paso bien.", ese día estarás más preparado para vivir en pareja.
DAR ES AMAR

jueves, noviembre 03, 2005

¿Qué tan viejo estoy?

Un año mas y nos realizamos la pregunta obligada cuando se ha cumplido el medio siglo de vida
¿Qué tan viejo estoy?
Envejecemos cuando se ve uno al espejo y sale corriendo, cuando nos oímos opinando sobre todo como si fuéramos por nuestra edad, gurùs en todos los temas.
Por si fuera poco, cuando comentamos con lujo de detalles nuestras enfermedades.
Envejecemos cuando creemos que por nuestra edad y supuesta experiencia no podemos equivocarnos y por lo tanto algo hay de superioridad en nosotros frente al que trate de rebatirnos.
Envejecemos cuando nos resulta difícil contemporizar con los mes jóvenes porque suponemos son ignorantes, vulgares, arrogantes.
Envejecemos cuando sólo queremos que nos escuchen, festejen nuestros aciertos, no critiquen nuestros desaciertos y se aflijan por nuestras penalidades.
Envejecemos cuando nos olvidamos de la humildad, si alguna vez lo fuimos humildes, y frecuentemente entramos en conflicto con quienes nos rodean.
Envejecemos cuando dejamos de ser pensantes para convertirnos en taciturnos y vemos lo malo en todas partes.
¿Qué tan viejo estoy?
Hay muchas respuestas a esta pregunta, algunas podemos encontrarlas en la siguiente poesía de Douglas McArthur.
Usted es tan joven como su fe,
Tan viejo como su duda,
Tan joven como su confianza en sí mismo,
Tan viejo como sus temores,
Tan joven como su esperanza,
Tan viejo como su desesperación.
Podemos aceptar que lo que opina McArthur es cierto, por eso no evita que pase un año más y sigamos envejeciendo.

miércoles, noviembre 02, 2005

El Verdadero Miedo...

Un sultán decidió hacer un viaje en barco con algunos de sus mejores cortesanos. Se embarcaron en el puerto de Dubai y zarparon en dirección al mar abierto.
Entretanto, en cuanto el navío se alejó de tierra, uno de los súbditos, que jamás había visto el mar y había pasado la mayor parte de su vida en las montañas, comenzó a tener un ataque de pánico.
Sentado en la bodega de la nave, lloraba, gritaba y se negaba a comer o a dormir. Todos procuraban calmarlo, diciéndole que el viaje no era tan peligroso, pero aunque las palabras llegasen a sus oídos no llegaban a su corazón. El sultán no sabía qué hacer, y el hermoso viaje por aguas tranquilas y cielo azul se transformó en un tormento para los pasajeros y la tripulación.
Pasaron dos días sin que nadie pudiese dormir con los gritos del hombre. El sultán ya estaba a punto de mandar volver al puerto cuando uno de sus ministros, conocido por su sabiduría, se le aproximó:–Si su alteza me da permiso, yo conseguiré calmarlo.
Sin dudar un instante, el sultán le respondió que no sólo se lo permitía, sino que sería recompensado si conseguía solucionar el problema.
El sabio entonces pidió que tirasen al hombre al mar. En el momento, contentos de que esa pesadilla fuera a terminar, un grupo de tripulantes agarró al hombre que se debatía en la bodega y lo tiraron al agua.
El cortesano comenzó a debatirse, se hundió, tragó agua salada, volvió a la superficie, gritó más fuerte aún, se volvió a hundir y de nuevo consiguió reflotar. En ese momento, el ministro pidió que lo alzasen nuevamente hasta la cubierta del barco.
A partir de aquel episodio, nadie volvió a escuchar jamás cualquier queja del hombre, que pasó el resto del viaje en silencio, llegando incluso a comentar con uno de los pasajeros que nunca había visto nada tan bello como el cielo y el mar unidos en el horizonte. El viaje, que antes era un tormento para todos los que se encontraban en el barco, se transformó en una experiencia de armonía y tranquilidad.
Poco antes de regresar al puerto, el sultán fue a buscar al ministro:–¿Cómo podías adivinar que arrojando a aquel pobre hombre al mar se calmaría?–Por causa de mi matrimonio –respondió el ministro–. Yo vivía aterrorizado con la idea de perder a mi mujer, y mis celos eran tan grandes que no paraba de llorar y gritar como este hombre. Un día ella no aguantó más y me abandonó, y yo pude sentir lo terrible que sería la vida sin ella. Sólo regresó después de prometerle que jamás volvería a atormentarla con mis miedos.
De la misma manera, este hombre jamás había probado el agua salada y jamás se había dado cuenta de la agonía de un hombre a punto de ahogarse. Tras conocer eso, entendió perfectamente lo maravilloso que es sentir las tablas del barco bajo sus pies.–Sabia actitud– comentó el sultán.–Está escrito en un libro sagrado de los cristianos, la Biblia: «Todo aquello que yo más temía, terminó sucediendo». Ciertas personas sólo consiguen valorar lo que tienen cuando experimentan la sensación de su pérdida.