lunes, enero 30, 2006

Nos estamos poniendo viejos...


La gente que entró a las universidades el año pasado nació en 1986.
Para ellos ha existido solamente un Papa que ha durado toda la vida.
Nunca cantaron "We are the World, we are the children", y cuando
GarcíaMárquez ganó el Nóbel ni siquiera sabían leer.
Tenían 8 años cuando la Unión Soviética se desintegró. No se
acuerdan de la Guerra Fría y conocen una sola Alemania, aunque en
El colegio les hayan contado que hubo dos.
Son demasiado jóvenes para acordarse de la explosión del
trasbordador espacial
"Challenger" y probablemente nunca sabrán que
fue el "Reto Pepsi". Para ellos, el SIDA ha existido toda la vida.
No alcanzaron a jugar con el Atari.
El CD entró al mercado
cuando no tenían ni un año de vida.
Nunca Tuvieron un tocadiscos. Nunca jugaron Pacman.
StarWars se les hace bastante falso, y los efectos especiales les
Parecen patéticos. Muchos de ellos no saben, o no recuerdan, que
los televisores sólo Tenían 13 canales y una "U", y se cambiaban
con perilla; más aún, incluso algunos no han visto nunca televisor
en blanco y negro, no pueden explicarse siquiera lo que es ver la
tele sin un control remoto.
Nacieron seis años después que la Sony puso a la venta el Walkman
y Para ellos los patines siempre han tenido las ruedas en línea y
ni hablemos de la normalidad con la que ven un teléfono celular o
una Computadora personal.
Puede que nunca hayan visto Plaza Sésamo,El Tesoro del Saber,
Perdidos En el Espacio, topo Gigio o El Llanero Solitario. Nunca
se meten a nadar pensando en "Tiburón".
Michael Jackson siempre ha sido blanco. Y como van a creer que
Travolta pudo bailar con esa panza.
Nunca oyeron las siguientes expresiones: " El avión, jefe, el avión", o "Abuelito dime tu".
No recuerdan quien era la "Mujer maravilla". Nunca usaron
lonchera de metal.
No recuerdan quien era "El Hombre Nuclear", "La Mujer Biónica",
o"el General de los Dukes de Hazard" (Hazard?...que es eso?).
Nunca oyeron o pudieron decir " Por el poder de Greiscol", o "
Thunder, thunder, thunder cats oooooooohhhhhhhhh". No saben quien
es " Tom sawyer", " La abeja maya", " José miel (que Nunca
encontró su mama y es una de la frustraciones mas grandes de la vieja
generación)" y " La pequeña Lulu".
Creen que "El Crucero del Amor" sale de Miami cargado de luna
mieleros
Que los "Ángeles de Charlie" es un "estreno" cinematográfico y
que
Cuando se les habla de "CHIPs" pensaran en las papas para
acompañar
el almuerzo.
Recuerda que toda esta gente entró a la Universidad el año
pasado, Ellos son los jóvenes ahora!!!!!.
Síntomas de que te estás poniendo viejo:
1. Cuando entiendes el texto anterior y sonríes.
2. Cuando, siendo hombre, por fin eres capaz de decirle que NO a
una mujer sin remordimientos.
3. Cuando, siendo mujer, por fin eres capaz de decirle que SI a
un hombre sin remordimientos.
4.Cuando haces deporte y, orgulloso, le cuentas a todo el mundo
que lo haces.
5. Cuando hay remedios en la mesa de noche.
6. Cuando la virginidad hace tiempo que ya no es tema deconversación.
7. Cuando los niños con quienes, hasta hace poco, tenías cierta
complicidad, ahora te dicen "señor", te tratan de usted... o,
peor
aún, te dicen "tío".
8.Cuando necesitas mucho mas tiempo que una mañana para
recuperarte de una trasnochada.
9. Cuando tu mismo cuelgas la toalla después de ducharte. &nbs!
p;
10. Cuando te molesta que otro deje la pasta de dientes
destapada.
11. Cuando tus amigos se casan sin estar apurados.
12. Cuando tus primos chicos te piden cigarros.
13. Cuando tus sobrinos saben más que tú de computación.
14. Cuando vas a la playa y puedes pasar todo el día sin bañarte.
15. Cuando ves los partidos y conciertos por la tele, en vez de
ir a verlos en vivo.
16. Cuando vuelves a llevar regalo a los cumpleaños... igual que
cuando eras chico.
17. Cuando, para hacer deporte, compras ropa que te tape en vez
de mostrar.
18. Cuando prefieres ver a un amigo que hablar con el hoooooooras
por teléfono.
19. Cuando ya sabes lo que quieres.
20. Cuando,

Amigos.... NOS ESTAMOS poniendo viejos, pero hemos vivido de
MARAVILLA eso espero!!!

jueves, enero 26, 2006

Amor ...

Cuando ya me haya ido amor,
búscame en el horizonte,
búscame en el ténue ocaso
y me encontrarás con el lucero.
No te canses, no me olvides,
sólo... búscame.

Piensa en aquel arroyo,
búscame el el agua fresca
siéntela cerca tuyo
y sentirás mis labios, mis besos
cuál fruta tierna y fresca.

No estés triste, no llores, solo recuerdame.
Recuerdame en la sonrisa de un niño
en la inocente brisa
que se transforma en vendabal.
Recuerdame en las flores,
en la fuente de agua viva,
en el vuelo de una ave,
en la luz de un candil encendido.

Cierra los ojos y escucha tu corazón
él, te abrirá el cofre de los recuerdos,
él, me traerá de vuelta a tí,
él, te recordará que te amé, te amo y te amaré.

Cuando me haya ido amor,
Nunca olvides que estoy contigo,
tomándote de la mano,
aunque solo la sientas como una brisa
besándote y acariciándote
aunque no lo creas.
Cuando me haya ido amor,
no desesperes, no llores,
búscame en tu corazóny allí me encontrarás
solo para ti, eternamente.

martes, enero 24, 2006

Es un amor...

Un amor es quien te acepta como eres,
quien te ayuda a ser mejor.
Es alguien que te levanta el ánimo cuando lo necesitas.
Es alguien con quien se puede bromear sin que te enojes.
Es alguien que se acuerda de ti cuando reza.
Es alguien que te quiere por lo que eres
y no por lo que tienes ni por lo que sabes.
Es alguien que no se queda mirando,
sino que te lleva a mirar juntos en la misma dirección.
Es alguien que se interesa por tus cosas...aunque sean pequeñas.
Es alguien que se acuerda de ti cuando tu no estas
y no te deja cuando fracasas.
Es alguien que comparte tu soledad y tu tristeza,
así como tus alegrías y tus sonrisas.
Es alguien que trata de entenderte.
Es alguien que sé lanza contigo a correr riesgos
y que nunca te negará su ayuda cuando la necesites.

Un Amor asi Quiero y Necesito supongo que llegara algun dia. :)

sábado, enero 21, 2006

El Amor y la Locura...

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la Tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres.
Cuando el Aburrimiento había bostezado por tercera vez, la Locura, como siempre tan loca, les propuso: ¿Jugamos a las escondidas?
La Intriga levantó la ceja intrigada, y la curiosidad, sin poder contenerse, preguntó:
¿A las escondidas? ¿Cómo es eso?
Es un juego, explicó la Locura, en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón.
Mientras tanto ustedes se esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que yo encuentre ocupará entonces mi lugar para continuar así el juego.
El Entusiasmo bailó secundado de la Euforia, la Alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la Duda, e incluso a la Apatía, a la que nunca le interesaba nada.
Pero no todos quisieron participar, la Verdad prefirió no esconderse, ¿para qué?, si al final siempre la hallaban.
La Soberbia opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y la Cobardía prefirió no arriesgarse.
Uno, dos, tres … comenzó a contar la Locura.
La primera en esconderse fue la Pereza, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra del camino.
La Fe subió al cielo y la Envidia se escondió tras la sombra del Triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.
La Generosidad casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos: que si un lago cristalino, ideal para la Belleza; que si el vuelo de la mariposa, lo mejor para la Voluptuosidad; que si una rendija de un árbol, ideal para la Timidez; que si la ráfaga del viento, magnífico para la Libertad. Así que terminó por ocultarse en un rayito de sol.
El Egoísmo encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo, pero sólo para él.
La Mentira se escondió en el fondo de los Océanos, mientras la realidad se escondió detrás del arco iris y la Pasión y el Deseo dentro de los Volcanes.
El Olvido… se me olvidó donde se escondió, pero eso no es lo importante. Cuando la Locura contaba 999,999, el Amor no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado, hasta que divisó un rosal y enternecido decidió esconderse entre sus flores.
Un millón... contó la Locura y comenzó a buscar. La primera en aparecer fue la Pereza, a tres pasos de una piedra.
Al Egoísmo no tuvo ni qué buscarlo, solito salió disparado de su escondite, que había resultado ser un nido de avispas. De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a la Belleza, y con la Duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada en una cerca sin decidir de qué lado esconderse.
Así fue encontrando a todos.
Al Talento entre la hierba fresca, a la Angustia en una oscura cueva, a la Mentira detrás del arco iris (mentira!, si ella estaba en el fondo del Océano) y hasta el Olvido, que ya había olvidado que estaban jugando a las escondidas.
Pero, el Amor no aparecía por ningún sitio.
La Locura buscó detrás de cada árbol, en cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas, y cuando estaba por darse por vencida divisó un rosal y las rosas.
Tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un doloroso grito se escuchó: las espinas habían herido los ojos del Amor.
La Locura no sabía qué hacer para disculparse.
Lloró, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo.
Desde entonces; desde que por primera vez se jugó a las escondidas en la Tierra, el AMOR es ciego y la LOCURA siempre lo acompaña.

miércoles, enero 18, 2006

No...

No busques a quien no te espera….
No esperes a quien no te busca…..
No cambies la estación de ferrocarril
por una dirección virtual.

No te conviertas en Penélope del S.XXI
No dejes que en el pueblo comenten:
“Dicen que su alma murió en la espera
de un gran amor”

No dejes que tus ojos pierdan el brillo,
por quien en ellos no se quiere mirar.
No permitas que el blanco cubra tus
cabellos , mientras sueñas con un
encuentro ideal.

No te cuelgues de las estrellas para
lograr alcanzar el Sol.
No te refugies en la Luna, cuando
la oscuridad deja ver la realidad.
No dejes que el tiempo te envuelva
con su manto irreal.

No te entregues a una espera sin final.

( Post de Luna... Una gran Amiga con la que siempre cuento, en mis momentos de confusión)

martes, enero 17, 2006

Soledad...

Que espantosa soledad sufrimos algunos,
Cuando lo que queremos es no vivir aislados, abandonados, cuando no se recibe ni cercanía de los que más amamos.
Y no hablo, sino de los espíritus que viven a través de los cuerpos,
Que engañosos hablan diferentes idiomas, y cuanta desilusión al comprobarlo.
Se escuchan palabras, huecas, un te quiero o un no me importas,
Cuando las almas te dicen lo contrario, cuanta incomprensión existe en la tierra poblada de humanos deshumanizados, pues nadie es autentico, ni se quitan las mascaras, nadie mueve un dedo o la cabeza sin antes sentir desconfianza, nadie cree en mis palabras, porque nadie cree en las propias
Mas sin embargo todos quieren decirme, en nombre de la experiencia
O de la virtud o la manera correcta, como mi corazón tiene que sentir
Y como he de actuar.
¡Cuando yo a voz viva me rebelo a los hipócritas!
Pero todos se sienten capaces, limpios, injuzgables,
Para linchar, o hasta perdonar mi sentir, o para
Querer conducirme como un insensato,
Cuando lo único que proclamo es libertad a mis sentimientos.
Pero nadie es capaz de aceptarlos sin imponer alguna o varias condiciones a veces tan arbitrarias, como insufribles.
Señor, por eso te pido, que dejen de de juzgarme, condenarme y apedrearme, cuando han pecado más o han amado menos que yo.

Alas Rotas...

Mi amada no hizo ningún movimiento, ni habló, al acercarme a ella.
Parecía saber intuitivamente que iba yo a llegar y al sentarme a su lado, me miró un momento y exhaló un profundo suspiro; luego, volvió la cabeza y miró hacia el cielo.
Y, al cabo de un momento lleno de mágico silencio, se volvió hacia mí y, temblando, tomó mi mano en las suyas, y me dijo con desmayada voz:
-Mírame: examina mi rostro y lee en él lo que quieres saber y lo que no puedo decirte.
Mírame, amado mío: mírame.
La miré atentamente y vi que aquellos ojos que días antes habían sonreído como labios felices, y que habían aleteado como un ruiseñor, estaban hundidos y helados con la tristeza y el dolor. Sus dulces labios eran como dos rosas anémicas que el otoño ha dejado en sus tallos.
Una mirada que revela un dolor interno añade más belleza al rostro, por más tragedia y dolor que refleje; en cambio, el rostro que silencioso no exterioriza ocultos misterios, no es hermoso, por más simétricas que sean sus facciones. La copa no atrae a nuestros labios, a menos que veamos el color del vino a través del cristal transparente.
Aquella tarde, ella era como una copa rebosante de vino celestial, especiado con lo amargo y lo dulce de la vida.
Seguí mirandola, y escuchando los gritos de su espíritu deprimido, y sufriendo junto con ella, hasta que sentí que el tiempo se había detenido, y que el universo había vuelto a la nada. Lo único que podía yo ver eran sus grandes ojos que me miraban fijamente, y lo único que podía sentir era su fría, temblorosa mano, que apretaba la mía.
"Y ahora, amado mío, ¿qué haremos? ¿Cómo nos separaremos, y cuándo volveremos a encontrarnos? ¿Hemos de considerar que el amor fue un visitante extranjero, que llegó en la noche y nos abandonó por la mañana? ¿O supondremos que este cariño fue un sueño que llegó a nosotros mientras dormíamos, y que se marchó cuando despertamos?
Alza el rostro y mírame, bien amado; abre la boca y déjame oír tu voz. ¡Háblame! ¿Te acordarás de mí después de que esta tempestad haya hundido el barco de nuestro amor? ¿Oirás el susurro de mis alas en el silencio de la noche? ¿Oirás mi espíritu vagando y aleteando en torno a ti? ¿Escucharás mis suspiros? ¿Verás mi sombra aproximarse a ti con las sombras del anochecer, y verás que luego se desvanece con el resplandor de la aurora? Dime, amado mío, ¿qué serás después de haber sido un mágico rayo de luz para mis ojos, una dulce canción para mis oídos, y unas alas para mi alma? ¿Qué serás después?
Al oír estas palabras, sentí que mi corazón se deshacía. -Seré lo que tú quieras que sea, amada mía - le contesté. -Quiero que me sigas amando como ama un poeta sus melancólicos pensamientos -me dijo ella a continuación. Quiero que me recuerdes como un viajero recuerda el quieto estanque en que se reflejó su imagen, al saciar la sed en cristalinas aguas.
-Haré todo lo que me has dicho -le contesté-, y haré de mi alma un abrigo para tu alma, y de mi corazón una residencia para tu belleza, y de mi pecho una tumba para tus penas.
Te amaré, como las praderas aman a la primavera, y viviré en ti la vida de una flor bajo los rayos del sol.
-Pero mañana, la verdad será fantasmal, y el despertar será como un sueño -¿Acaso un amante estará satisfecho con abrazar a un fantasma, o acaso un hombre sediento saciará la sed con el manantial de un sueño?
Todas estas palabras salieron de lo profundo de mi corazón, como llamas que salen, ávidas, de una fogata para luego desaparecer, convertidas en cenizas. Ella lloraba, como si sus ojos fueran labios que me contestaran con lágrimas.
Hubo un gran silencio. Ella miró hacia abajo, pálida y cansada; sus brazos cayeron, y su cabeza se inclinó, y me pareció como si una tempestad hubiera roto la rama de un árbol, y la hubiera arrojado al suelo, seca y muerta.
Le tomé la fría mano y se la besé, pero cuando traté de consolarla, era yo el que necesitaba más consuelo. Guardé silencio, pensando en nuestro dolor y escuchando los latidos de mi corazón. Ni ella ni yo dijimos nada más.
Ninguno quería escuchar al otro, porque las fibras de nuestros corazones se habían debilitado, y sentíamos que hasta un suspiro podría romperlas.
Nos pusimos en pie y nos dijimos adiós, pero el amor y la desesperación estaban entre nosotros como dos fantasmas, uno de ellos extendiendo sus alas, con los dedos en nuestras gargantas, el otro; llorando, aclamaba:
-¡Oh Dios, ten piedad de mí, y cura mis alas rotas!

Tu voz no debe sofocarse, porque da vida a mi corazón.


(Alas rotas) Khalil Gibran

sábado, enero 14, 2006

Amigo...

No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida, ni tengo respuesta para tus dudas y temores, pero puedo escucharlas y buscarlas junto a ti.
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro, pero cuando me necesites estaré allí.
No puedo evitar que te tropieces, sólo puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.
Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos, pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.
No juzgo las decisiones que tomas en la vida, me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.
No puedo impedir que te alejes de mí, pero sí te puedo desearte lo mejor y esperar a que vuelvas.
No puedo trazarte limites de los cuales tienes que actuar, pero sí te ofrezco el espacio necesario para crecer.
No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parte el corazón, pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.
No puedo decirte quién eres y qué deberías ser, sólo puedo quererte como eres y ser tu amigo.
Soy una persona feliz: tengo más amigos de lo que imaginaba. Eso es lo que ellos me dicen, me lo demuestran.
Es lo que siento por todos ellos. Veo el brillo en sus ojos, la sonrisa espontánea y la alegría que sienten al verme.
Y yo también siento paz y alegría cuando los veo y cuando hablamos, sea en la alegría o sea en la serenidad; en este día pensé en misamig@s y, entre ellos, apareciste tú.
No estabas arriba, ni abajo y tampoco en el medio.
No encabezabas ni concluías la lista. No eres el número uno ni el numero final.
Lo que sé es que destacabas por alguna cualidad que trasmitías y con lo cual desde hace tiempo se ennoblece mi vida.
Y tampoco tengo la intención de ser el primero, el segundo o el tercero de tu lista. Basta que me quieras como amigo.
No lo olvides nunca...

martes, enero 10, 2006

¿Sabes cómo llamarle...?

A eso de caer y volver a levantarte,
de fracasar y volver a comenzar,
de seguir un camino y tener que torcerlo,
de encontrar el dolor y tener que afrontarlo,
a eso,
no le llames adversidad,
llámale SABIDURIA.

A eso de sentir la mano de Dios y saberte impotente,
de fijarte una meta y tener que seguir otra,
de huir de una prueba y tener que encararla,
de planear un vuelo y tener que recortarlo,
de aspirar y no poder,
de querer y no saber,
de avanzar y no llegar,
a eso, no le llames castigo,
llámale ENSEÑANZA.

A eso de pasar días juntos radiantes,
días felices y días tristes,
días de soledad y días de compañía,
a eso, no le llames rutina,
llámale EXPERIENCIA.

A eso de que tus ojos miren y tus oídos oigan,
y tu cerebro funcione y tus manos trabajen,
y tu alma irradie y tu sensibilidad sienta,
y tu corazón ame,
a eso,
no le llames poder humano,
llámale MILAGRO.

sábado, enero 07, 2006

Renuncia...

Por la presente presento mi renuncia a ser adulto.
He decidido aceptar la responsabilidad de tener 6 años nuevamente.
Quiero ir a McDonald’s y pensar que es un restaurante de 5 estrellas.
Quiero navegar barquitos de papel en un estanque y hacer anillos tirando piedras al agua.
Quiero pensar que los dulces son mejores que el dinero, pues se pueden comer.
Quiero tener un receso y pintar con acuarelas.
Quiero salir cómodamente de mi casa sin preocuparme como luce mi cabello.
Quiero tener alguien que me arregle y me planche la ropa.
Quiero regresar a mi casa a una comida casera y que alguien corte mi carne.
Quiero tomar largos baños y dormir 10 horas todas las noches.
Quiero recostarme a la sombra de un viejo roble y vender limonada con mis amigos en un día caluroso de verano.Quiero abrazar a mis padres todos los días y enjugar mis lágrimas en sus hombros.
Quiero regresar a los tiempos donde la vida era simple.
Cuando todo lo que sabía eran colores, tablas de sumar y cuentos de hadas; y eso no me molestaba, porque no sabía que no sabía y no me preocupaba por no saber.
Cuando todo lo que sabía era ser feliz porque no sabía las cosas que preocupan y molestan.
Quiero pensar que el mundo es justo.
Que todo el mundo es honesto y bueno.
Quiero pensar que todo es posible !!!
En algún lugar en mi juventud maduré y aprendí demasiado (debo desaprender, para aprender).
Aprendí de armas nucleares, guerras, prejuicio, hambre y de niños abusados.
Aprendí sobre las mentiras, matrimonios infelices, del sufrimiento, enfermedad, dolor y muerte. Aprendí que tú tienes que limpiar los inodoros.
Aprendí de un mundo en el que saben cómo matar y lo hacen.
Qué pasó con el tiempo en que pensaba que todo el mundo viviría para siempre, porque no entendía el concepto de la muerte, excepto cuando perdí a mi mascota.
Quiero volver al tiempo cuando pensaba que lo peor que pasaba era que alguien me quitara mi pelota o me escogiera de último para ser su compañero de equipo.
Cuando no necesitaba lentes para leer. ¡Oh! que bella vida de aquellos años.
Quiero alejarme de las complejidades de la vida y excitarme nuevamente con las pequeñas cosas una vez más.
Quiero regresar a los días en que la música era limpia y sana.
Recuerdo cuando era inocente y pensaba que todo el mundo era feliz porque yo lo era.
Caminaría solo en la playa pensando sólo en la arena entre los dedos de mis pies y la ostra más bonita que pudiera encontrar, sin preocuparme por la erosión y la contaminación.
Pasaría mis tardes subiendo árboles y montando en mi bicicleta hasta llegar al parque, sin la preocupación de que me secuestren.
No me preocupaba el tiempo, las deudas o dónde iba a sacar dinero para arreglar mi coche.
Sólo pensaba en lo que iba a ser cuando fuera grande, sin la preocupación de lograrlo o no.
Quiero vivir simplemente nuevamente.
No quiero que mis días sean de computadoras que se cuelgan, de la montaña de papeles en mi escritorio, de noticias deprimentes ni de cómo sobrevivir unos días más al mes cuando ya no queda dinero.No quiero que mis días sean de facturas de médicos.No quiero que mis días sean de chismes, enfermedades y pérdida de seres queridos.
Quiero creer en el poder de la sonrisa, del abrazo, del apretón de manos, de la palabra dulce, de la verdad, de la justicia, de la paz, los sueños, de la imaginación.
Quiero creer en la raza humana y quiero volver a dibujar muñecos en la arena...
Quiero volver a mis 6 años !!!

viernes, enero 06, 2006

Te deseo lo suficiente...

Estando en un aeropuerto escuché a un padre e hija en sus últimos momentos juntos.
Se anunciaba la salida del vuelo de ella y junto a la puerta la escuché decir:
"Papi, nuestra vida juntos ha sido más que suficiente.
Tu amor es todo lo que siempre necesité.
Te deseo lo suficiente, a ti también".
Se besaron de despedida y ella partió.
Él caminó hacia la ventana donde yo estaba sentado.
Ahí parado yo podía ver que el hombre quería y necesitaba llorar.
Intenté no ser un intruso en su privacidad, pero él me preguntó: "¿Alguna vez dijo adiós sabiendo que será para siempre?".
Sí, lo he hecho.
Perdone por preguntar, pero ¿porque es este un adiós para siempre?
Él me contestó: "Soy viejo y ella vive muy lejos, tengo desafíos por delante y la realidad es, que su próximo viaje de vuelta será para mi funeral".
Cuando decía adiós le escuché decir "te deseo lo suficiente". ¿Pudiera preguntarle qué significa?
Empezó a sonreír.
"Ese es un deseo que ha pasado de generación en generación.
Mis padres lo decían a cualquiera"Hizo una pausa por un momento, y volteando hacia arriba como tratando de recordar en detalle, sonrió una vez más.
"Cuando nosotros decimos "te deseo lo suficiente", estamos deseándole a la otra persona que tenga una vida llena de suficientes cosas buenas que los sostengan".
Continuó y luego, volteando hacia mí, compartió conmigo lo siguiente, como recitándolo de memoria:
Te deseo el suficiente sol para mantener tu actitud brillante.
Te deseo la suficiente lluvia para apreciar más el sol.
Te deseo la suficiente felicidad para mantener tu espíritu vivo.
Te deseo el suficiente dolor para que los pequeños placeres de la vida aparezcan más grandes.
Te deseo la suficiente ganancia para satisfacer tus deseos.
Te deseo la suficiente pérdida para apreciar todo lo que posees.
Te deseo los suficientes "holas" para que te lleven a través del "adiós final".
Entonces, empezó a sollozar y se alejó.
Dicen que "toma un minuto encontrar a una persona especial, una hora para apreciarla, un día para amarla, pero una vida entera para olvidarla".
Este es un pequeño mensaje para dejarte saber que nunca te olvidaré.Es hora de bajar la velocidad y disfrutar tu alrededor, especialmente de la gente que está a tu alrededor.
Te deseo lo suficiente !!!