sábado, mayo 28, 2005

Alas...

Un día un Ángel se arrodilló a los pies de Dios y habló:
_"Señor, visité toda tu creación. Estuve en todos los lugares. Vi que eres parte de todas las cosas. Y por eso vine hasta Ti Señor para tratar de entender. ¿Por qué cada una de las personas sobre la tierra tiene apenas un ala? Los Ángeles tenemos dos. Podemos ir hasta el Amor que el Señor representa siempre que lo deseamos. Podemos volar hacia la liberad siempre que querramos. Pero los humanos con su única ala no pueden volar. No podrán volar con apenas un ala..."
Dios respondió:
_"Si, yo sé eso. Sé que hice a los humanos solamente con un ala..."
Intrigado el Ángel quería entender y preguntó:
_"¿Pero, por qué el Señor dió a los hombres solamente una ala cuando son necesarias dos alas para que puedan volar?"
Sin prisa, Dios respondió:
_"Ellos sí pueden volar, mi Ángel. Di a los humanos una sola ala para que ellos pudiesen volar más y mejor que nuestros Arcángeles.... Para volar, mi pequeño amigo, tú precisas de tus dos alas...
Y aunque libre, tú estás solo... Mas los humanos... Los humanos con su única ala precisarán siempre dar las manos a alguien a fin de tener sus dos alas.
Cada uno ha de tener un par de alas... Cada uno ha de buscar su segunda ala en alguien, "en algún lugar del mundo"... para que se complete su par. Así todos aprenderán a respetarse y a no quebrar la única ala de la otra persona porque pueden estar acabando con su oportunidad de volar.
Así mi Ángel, ellos aprenderán a AMAR verdaderamente a la otra persona... Aprenderán que solamente permitiéndose AMAR, ellos podrán volar. Tocando el corazón de otra persona, ellos podrán encontrar el ala que les falta y podrán finalmente volar. Solamente a través del AMOR podrán llegar hasta donde estoy... Así como lo haces Tú, mi Ángel. Ellos nunca, nunca estarán solos al volar."

viernes, mayo 27, 2005

EL LOCO...

En un pueblo rodeado de cerros habitaba un loco, la gente del pueblo le llamaba así: "EL LOCO", ¿y porqué le llamaban así?, ¿Qué acaso hacia cosas disparatadas, cosas raras, cosas diferentes a lo que hacen la mayoría de las personas, al menos en ese pueblo?.
La gente al verlo pasar se reía y se burlaba de él, humildemente vestido, sin posesiones, sin una casa que se dijera de su propiedad, sin una esposa ni unos hijos; **un desdichado*, pensaba la gente, alguien que no beneficiaba a la sociedad, **un inútil** comentaban otros.
Más he aquí que este viejo ocupaba su vida sembrando árboles en todas partes donde pudiera, sembraba semillas de las cuales nunca vería ni las flores ni el fruto, y nadie le pagaba por ello y nadie se lo agradecía, nadie lo alentaba, por el contrario, era objeto de burla ante los demás.
Y así pasaba su vida, poniendo semillas, plantando arbolitos ante la burla de los demás. Y he aquí que ese ser era un gran Espíritu de Luz, que poniendo la muestra de como se deben hacer las cosas, sembrando, siempre sembrando sin esperar a ver el fruto, sin esperar a saborearlo.
Y sucedió que un día cabalgaba por esos rumbos el Sultán de aquellos lugares, rodeado de su escolta y observaba lo que sucedía verdaderamente en su reino, para no escucharlo a través de la boca de sus ministros.
Al pasar por aquel lugar y al encontrarse al Loco le preguntó: _ ¿Qué haces, buen hombre?
Y el viejo le respondió: _ Sembrando Señor, sembrando.
Nuevamente inquirió el Sultán: _ Pero, ¿cómo es que siembras?. estás viejo y cansado, y seguramente no verás siquiera el árbol cuando crezca. ¿Para qué siembras entonces?
A lo que el viejo contesto: _ Señor, otros sembraron y he comido, es tiempo de que yo siembre para que otros coman.
El Sultán quedo admirado de la sabiduría de aquel hombre al que llamaban LOCO, y nuevamente le preguntó: _ Pero no verás los frutos, y aun sabiendo eso continuas sembrando... Por ello te regalaré una monedas de oro, por esa gran lección que me has dado.
El Sultán llamo a uno de sus guardias para que trajese una pequeña bolsa con monedas de oro u las entregó al sembrador.
El sembrador respondió : _Ves, Señor, como ya mi semilla ha dado fruto, aún no la acaba de sembrar y ya me está dando frutos, y aun más, si alguna persona se volviera loca como yo y se dedicara solamente a sembrar sin esperar los frutos sería el más maravilloso de todos los frutos que yo hubiera obtenido, porque siempre esperamos algo a cambio de lo que hacemos, porque siempre queremos que se nos devuelva igual que lo que hacemos. Esto, desde luego, sólo cuando consideramos que hacemos bien, y olvidándonos de lo malo que hacemos.
El Sultán le miró asombrado y le dijo : _ ¡Cuánta sabiduría y cuánto amor hay en ti!, ojalá hubiera más como tú en este mundo, con unos cuantos que hubiese, el mundo sería otro; más nuestros ojos tapados con unos velos propios de la humanidad, nos impiden ver la grandeza de seres como tu. Ahora me retiraré porque, si sigo conversando contigo, terminaré por darte todos mis tesoros, aunque sé que los emplearlas bien, tal vez mejor que yo. ¡Qué Alá te Bendiga!
Y terminado esto, partió el Sultán junto con su séquito, y el Loco siguió sembrando y no se supo de su fin, no se supo si termino muerto y olvidado por ahí en algún cerro, pero él había cumplido su labor, realizó la misión, la misión de un Loco.
Este cuento sirve para ilustrarnos lo que muchos seres hacen en este mundo, pero callados, sin esperar recompensa y he aquí que se requieren muchos locos en el mundo, seres que repartan la Luz, que den la enseñanza, que sean guías en este mundo tan hambriento de la enseñanza espiritual.

martes, mayo 24, 2005

Sigue tu corazón...

"En cierta ocasión durante una charla que di ante un grupo de abogados, me hicieron esta pregunta: "¿Qué es lo mas importante que ha hecho en su vida?".
La respuesta me vino a la mente en el acto, pero no fue la que di, porque las circunstancias no eran las apropiadas. En mi calidad de abogado de la industria del espectáculo, sabia que los asistentes deseaban escuchar anécdotas sobre mi trabajo con las celebridades.
Pero he aquí la verdadera, la que surgió de lo más recóndito de mis recuerdos.
Lo más importante que he hecho en la vida tuvo lugar el 8 de Octubre de 1990. Mi madre cumplía 65 años, y yo había viajado a casa de mis padres en Massachussets, para celebrar con la familia. Comencé el día jugando con un ex-condiscípulo y amigo mío al que no había visto en mucho tiempo.
Entre jugada y jugada conversamos acerca de lo que estaba pasando en la vida de cada cual. Me contó que su esposa y él acababan de tener un bebe, y que el pequeño los mantenía en vela todas las noches. Mientras jugábamos, un coche se acercó haciendo rechinar las llantas y tocando el claxon con insistencia. Era el padre de mi amigo, que consternado, le dijo que su bebé había dejado de respirar y lo habían llevado de urgencia al hospital. En un instante mi amigo subió al auto y se marcho, dejando tras de sí una nube de polvo.
Por un momento me quede donde estaba, sin acertar a moverme, pero luego trate de pensar que debía hacer. Seguir a mi amigo al hospital?.
Mi presencia allí, me dije, no iba a servir de nada, pues la criatura seguramente estaría al cuidado de médicos y enfermeras, y nada de lo que yo hiciera o dijera iba a cambiar las cosas.
¿Brindarle mi apoyo moral? Bueno, quizá.Pero tanto él como su esposa provenían de familias numerosas y sin duda estarían rodeados de parientes que les ofrecerían consuelo y el apoyo necesarios pasara lo que pasara. Lo único que haría sería estorbar. Además había planeado dedicar todo mi tiempo a mi familia, que estaba aguardando mi regreso.
Así, decidí reunirme con ellos e ir mas tarde a ver a mi amigo.
Al poner en marcha el auto que había rentado, me percaté que mi amigo había dejado su camioneta, con las llaves puestas, estacionada junto a las canchas. Me vi entonces ante otro dilema: no podía dejar así el vehículo; pero si lo cerraba y me llevaba las llaves, qué iba a hacer con ellas.
Podía pasar a su casa a dejarlas, pero como no tenía a la mano ni un papel para escribirle una nota, no podría avisarle lo que había hecho. Decidí pues ir al hospital y entregarle las llaves. Cuando llegué, me indicaron en que sala estaban mi amigo y su esposa, como supuse, el recinto estaba lleno de familiares que trataban de consolarlos. Entré sin hacer ruido y me quede junto a la puerta, tratando de decidir qué hacer. No tardo en presentarse un médico, que se acercó a la pareja y, en voz baja les comunicó que su bebé había fallecido, victima del síndrome conocido como muerte en la cuna.
Durante lo que pareció una eternidad, estuvieron abrazados, llorando, mientras todos los demás los rodeamos en medio del silencio y el dolor.
Cuando se recuperaron un poco, el médico les preguntó si deseaban estar unos momentos con su hijo. Mi amigo y su esposa se pusieron de pie caminaron resignadamente hacia la puerta. Al verme allí, en un rincón, la madre se acercó, me abrazó y comenzó a llorar.
También mi amigo se refugió en mis brazos. "Gracias por estar aquí" me dijo: Durante el resto de la mañana permanecí sentado en la sala de urgencias del hospital, viendo a mi amigo y a su esposa sostener en brazos a su bebé y despedirse de él. Eso es lo más importante que he hecho en mi vida".
Aquella experiencia me dejó tres enseñanzas:

PRIMERA:
Lo más importante que he hecho en la vida ocurrió cuando no había absolutamente nada que yo pudiera hacer. Nada de lo que aprendí en la universidad, ni en los seis años que llevaba ejerciendo mi profesión, me sirvió en tales circunstancias. A dos personas a las que yo estimaba les sobrevino una desgracia, y yo era impotente para remediarla. Lo único que pude hacer fue acompañarlos y esperar el desenlace. Pero estar allí en esos momentos en que alguien me necesitaba era lo principal.
SEGUNDA:
Estoy convencido que lo más importante que he hecho en mi vida estuvo a punto de no ocurrir debido a las cosas que aprendí en la universidad y en mi vida profesional. En la escuela de derecho me enseñaron a tomar los datos, analizarlos y organizarlos y después evaluar esa información sin apasionamientos. Esa habilidad es vital en los abogados.
Cuando la gente acude a nosotros en busca de ayuda, suele estar angustiada y necesita que su abogado piense con lógica. Pero, al aprender a pensar, casi me olvide de sentir. Hoy, no tengo duda alguna que debí haber subido al coche sin titubear y seguir a mi amigo al hospital.
TERCERA:
Aprendí que la vida puede cambiar en un instante. Intelectualmente, todos sabemos esto, pero creemos que las desdichas les pasan a otros. Así, pues hacemos planes y concebimos nuestro futuro como algo tan real que pareciera que ya ocurrió. Pero, al ubicarnos en el mañana dejamos de advertir todos los presentes que pasan junto a nosotros, y olvidamos que perder el empleo, sufrir una enfermedad grave, toparse con un conductor ebrio y miles de cosas más pueden alterar ese futuro en un abrir y cerrar de ojos.
En ocasiones a uno le hace falta vivir una tragedia para volver a poner las cosas en perspectiva. Desde aquel día busqué un equilibrio entre el trabajo y la vida; aprendí que ningún empleo, por gratificante que sea, compensa perderse unas vacaciones, romper con la pareja o pasar un día festivo lejos de la familia. Y aprendí que lo más importante en la vida no es ganar dinero, ni ascender en la escala social, ni recibir honores.
LO MAS IMPORTANTE EN LA VIDA ES EL TIEMPO QUE DEDICAMOS A CULTIVAR UNA AMISTAD, y gente nueva con la que podamos ejercitar el privilegio de servir....

lunes, mayo 23, 2005

Decir adiós...

Quizá para mi forma de ver la vida, decir adiós no es una frase, implica el abandonar una parte de tu vida para comenzar una nueva. El dejar no solo a la persona de quien te despides sino todo lo que te ata a ella, no significa olvidarla, al contrario, pero sin dolor.
Para decirle adiós a una persona primero debes estar completamente seguro de que quieres que salga de tu vida, de que tú te diriges hacia un camino donde no hay cabida para los dos; pero sobre todo debes asegurarte de que esa despedida es para los dos el capitulo final de un libro lleno de recuerdos felices que llevarán toda su vida.
Si no puedes convencerte de esto, es inútil que le digas adiós a esa persona que quieres, porque esto dejará de ser un hecho, para convertirse en una frase fría y vacía que al contrario de hacerte mas fuerte, te desgarra el alma al repetirte cada día, que habría pasado si en vez de abandonar a ese alguien hubieses luchado por el y esa es una duda que con el tiempo se convierte en frustración, en un capitulo vació que te esforzarás por borrar y tanto será tu esfuerzo que lo recordarás aun mas.
Dicen muchos escritores que recordar es volver a vivir y el volver a vivir un capitulo triste de tu vida te hará temer cada día mas en volver a equivocarte con alguien.
Todo en esta vida es pasajero, pero no es fácil dejar que la vida pase frente a tus ojos sin que tu sepas que la estas desperdiciando en cosas inertes que solo te hacen creer que eres feliz sin preguntarte si lo eres.
Porque a veces vivimos tan esforzados por encontrar la gran felicidad que nos olvidamos de esas pequeñas alegrías que le dan sentido a nuestras vidas.
Estas seguro de que el decirle adiós a esa persona que quieres es un hecho que te conlleva a ser una persona feliz, realizada y sobre todo consciente de vivir su vida plenamente y que el día de mañana recordarás a esa persona y no te atormentará.¿Que hubiese pasado si...?
Analízate y cuestiona antes de tomar una decisión, por que esto te ayudará a crecer como ser humano hoy y para siempre.

domingo, mayo 22, 2005

Cita a ciegas...

Aún no te he visto pero ya te quiero.
Espero ansioso el momento de poderte mirar a los ojos, los cuales presiento terriblemente hermosos.
Espero ansioso un abrazo que nos funda como si fuéramos uno solo.
Me produce escalofríos imaginar la vida sin ti, ahora que sé que estas decidida a encontrarte conmigo.
Nada importa, solo tu presencia.
Un solo signo de vida tuyo hace que me olvide de los problemas y sinsabores que me proporciona la vida.
Me haces feliz sabiendo que existes, aunque por el momento tengamos que estar separados.
Pero no desesperes querida mía, pues ya falta poco para romper las barreras y empezar juntos una nueva vida. Una nueva vida que se antoja feliz y placentera.
Tanto que temo los celos de Dios e intente romper estos lazos tan fuertemente formados.
Si dichoso me siento ahora, ¿cómo me sentiré cuando estemos juntos?, ¿Moriré acaso de dicha y felicidad?.
No podré evitar temblar si algún día sintieras hacia mí la mitad del amor que siento yo por ti.
Soy torpe en palabras que describan mis emociones, pagaría gustoso por ser poeta, para decorarlas como solo tú te mereces.
Sufro en mi soledad y espero impaciente tu pronta aparición.
Sin haberte conocido ya té hecho de menos.

sábado, mayo 21, 2005

... y soñé contigo

Ahora hará tres noches soñé que el cielo estaba plagado de nubes pequeñas.
Indiferentemente de sí el sol aparecía o no, las nubes permanecían ahí, quietas, como esperando alguna señal. Eran las nubes de la felicidad, y como no, habían de estar ubicadas en el cielo.
Anteanoche soñé contigo.
Soñé que el corazón te daba un timbreteo y que mandaba una señal a tus piernas para hacerte saltar.
Todo ello sin tu consentimiento, era el corazón el que mandaba sobre tu cuerpo.
Diste aquel salto y te subió tan alto que llegaste a ver aquellas nubes.
Tú ya sabías que tipo de nubes eran y que si montabas a una la felicidad invadiría tu alma, y de repente te entró el miedo. ¿Miedo a qué?, tú sabías que la caída de una nube de la felicidad, no provoca la muerte.
Sabías que si un día la nube te abandona, ésta iría otra vez a su lugar de partida y que tú, único elemento indispensable, podrías volver a alcanzarla en otro momento.
Así, era deseo, que no miedo, aquel sentimiento que te embargaba.
Deseaste y te fue concedido, y en el siguiente salto lograste alcanzar una de esas nubes tan codiciadas por todos.
Soñé que viajabas en ella a la velocidad de la luz, pues luz eras.
Soñé que el viento, lejos de tirarte de la nube, te envolvía y te regalaba caricias.
Soñé que estabas sola volando por el cielo, y sin embargo te sentías entre olor de multitudes.
Soñé que tus ojos no veían, tus manos no palpaban, y que el resto de tus sentidos no los controlabas.
Soñé que tu corazón aumentaba sus pulsos y a su vez se mantenía sereno y relajado.
SOÑÉ QUE ERAS FELIZ.Anoche,
soñé que mis sueños se convertían en realidad...

Quédate conmigo

Es que me quedo sin palabras si no estas tu para escucharme.
Entretenerte con mis observaciones graciosas, mirarte por dentro y contarte lo que veo.
Escuchándome hablarte de mil cosas al mismo tiempo, inclusive descubrir en el eco que persiste en los silencios que casi no te he dicho nada.
Los niños son así verdad?, hablan mucho y escuchan poco.
Si, pues soy tan niño como años llevo en mis espaldas.
Desde aquí la vista es interesante.
Siempre lo es desde este punto.
Aquí, entre tu y yo.
Si hasta creo que podríamos luchar juntos y vencer mis miedos y los que me cuentas.
Y aunque hablar no es todo, espero que para ti no sea poco.
Entonces cuando este por callar para despedirte, comenzare de nuevo, pero esta vez en silencio, y si quieres me convertiré en río y tú en gota de lluvia para que te dejes llevar a donde quieras.
Es que no tengo nada que guardarme, llévate todo, solo permíteme tu esencia y escucha mi oferta.
Déjame decirte, mirarte, regálame tu silencio, quédate conmigo que ya con eso tengo todo.

Del retorno.

Los lazos de amor crean una relación más fuerte de lo que suponemos.
J. Rhine y Sara Feather, del Laboratorio de Parapsicología de la Universidad de Duke, recopilaron una serie de casos sobre las más diversas manifestaciones de esta relación, inclusive con los animales.
He aquí uno de estos casos:
Un joven, Hugh Brady, acostumbraba cuidar de los palomos que vivían cerca de su casa.
Cierta vez, encontró una de estas aves heridas; la curó, la alimentó y le colocó en la pata derecha una etiqueta con el número 167.
En el invierno siguiente, Hugh tuvo que ser operado de emergencia.
Mientras se recuperaba, en un hospital lejos de su casa, escuchó que algo golpeaba la ventana.
Le pidió a la enfermera que abriese; un palomo entró volando dentro del cuarto y se posó en el pecho del joven.En la pata derecha llevaba la etiqueta con el número 167.

martes, mayo 17, 2005

La ley del amor...

San Agustín escribió que de la misma manera que una ciudad necesita de leyes para que sus habitantes puedan vivir todos juntos, el hombre necesita de una única ley, el Amor, para convivir en paz con el mundo espiritual. Otras personas también se refirieron a esta verdad universal:
“El verdadero amor no pide recompensa, pero merece una.” (San Bernardo de Clairvaux).
“El amor es Dios; y la muerte significa que una gota de este amor debe volver a su fuente.” (Tolstoi).
“Las verdades del amor son como el océano: transparentes únicamente en los lugares poco profundos.” (Patmore)
“Cuando más amamos a alguien, más penetramos en los misterios de todos.” (Jalal-Ud-Dim).
“Donde existe la posibilidad de odio, existe también la posibilidad de amor; basta hacer una elección.” (Tillich).

Las etapas de la búsqueda espiritual..

La búsqueda espiritual se divide en tres etapas: aceptar lo que somos, mejorar lo que somos y buscar la unidad con Dios.
“La plegaria de reconciliación” nos ayuda a cruzar la primera etapa.
Vamos hasta un lugar que consideramos sagrado y donde podamos quedarnos solos.
Allí, después de agradecer a Dios, comenzamos a decir en voz alta todo lo que consideramos como nuestro “lado oscuro.” A medida que avanzamos, comprobamos que
—al contrario de lo que pensábamos
— el coraje de mirar nuestros defectos nos proporciona una increíble sensación de libertad.
Comenzamos a sentirnos más puros, más fuertes, más amados.
Oramos de esta manera siempre que nos sea necesario.
Pero es preciso recordar las palabras de San Bernardo de Clairvaux: “Es bueno tener conciencia de nuestras faltas, pero esto no debe ser una preocupación constante porque podríamos caer nuevamente en la desesperación.”

sábado, mayo 14, 2005

La perseverancia

Dice el I Ching, el libro chino de las mutaciones humanas: “La perseverancia es favorable.”
Pero la perseverancia nada tiene que ver con la insistencia.
Existen épocas de nuestras vidas en que los combates se prolongan más allá de lo necesario, hasta extenuar las fuerzas y disminuir el entusiasmo.
En estos momentos, vale la pena tener en cuenta que una guerra prolongada termina por destruir al mismo país victorioso.
Entonces, nada mejor que una tregua antes de que nuestra energía quede tan desgastada que ya no consigamos recuperarla.
Perseveramos en nuestra voluntad, pero aguardamos una ocasión más favorable para volver a la lucha.
Porque un hombre de honor siempre vuelve a la lucha, no por obstinado, sino porque percibe que los tiempos ya han cambiado.

El Perú es Super....

Había un bosque en el que vivían muchos animalitos.
De repente este bosque se empieza a incendiar y todos los animalitos empiezan a huir.
Solo hay un gorrioncito que va al río, moja sus alitas, vuela sobre el bosque incendiado y deja caer una gotita de agua, tratando de apagar el incendio.
Va al río moja sus alitas, vuela sobre el bosque incendiado y una o dos gotitas de agua deja caer, tratando de apagar el incendio.
Pasa un elefante y le grita al gorrioncito: ¡No seas tonto! ¡Huye como todos! ¡No ves que te vas a achicharrar! El gorrioncito voltea y le dice ¡No!, este bosque me ha dado todo, familia, felicidad; me ha dado todo y le tengo tanta lealtad que no me importa que me muera, pero voy a tratar de salvar este bosque.
Va al río, moja sus alitas y revolotea sobre el bosque incendiado y deja caer una o dos gotitas de agua.
Ante esta actitud los dioses se compadecen de él y dejan caer un tormentón, y el incendio se apaga.
Y este bosque vuelve a reverdecer y a florecer, y todos los animalitos vuelven a regresar y a ser felices, más felices de lo que eran.
Peruanos de todas las edades, yo comparo este bosque con mi Perú, tal vez estemos en un gran incendio, en una gran crisis política, social, económica y moral; pero yo les pido a ustedes que todos los días dejemos caer una o dos gotitas de sudor y de trabajo. ¡Si así lo hacen!, El Perú se los agradecerá y Dios los bendecirá.

viernes, mayo 13, 2005

La cura del adiós...

“Vivir es estar siempre preparado para decir adiós,” dijo un amigo mío, en el aeropuerto.
Vamos caminando de un lado a otro, mientras aguardamos la hora de mi vuelo.
“Sin embargo” continúa mi amigo “la naturaleza es sabia.
Cura el alma de la misma manera en que cura el cuerpo.
Pasamos por tres estadios de dolencia, de adiós.
El primero es la negación: ¡esto no es cierto! ¡una cosa así jamás podría ocurrirme!
Después viene la desesperación, la indignación: ¡era verdad! ¡pero esto jamás podía pasarme a mí! Finalmente, viene la aceptación: bien, es cierto, sucedió, ¡ahora es preciso seguir adelante!
Si viviéramos cada una de estas etapas sin vergüenza, sin tratar de acortar camino,
la Naturaleza se encargaría de curar la herida. Pero esta precisa del mismo ingrediente que es necesario para curar los males del cuerpo: tiempo.”

Hoy, entre ayer y mañana...

Existen únicamente dos días durante los cuales es imposible hacer cosa alguna: ayer y mañana.
El resto o sea, hoy nos da todas las herramientas necesarias para conseguir aquello que deseamos.
La magia está llena de cosas como “volver a vidas pasadas,” o “profecías sobre el futuro que nos espera.”
Yo, por curiosidad, ya vi dos encarnaciones pasadas.
Pero la experiencia no me sirvió de nada (tal vez haya reforzado un poco mi fe en la Eternidad, pero eso fue todo). Renacer para el presente: esto es lo que necesitamos hacer todos los días.
Como dijo Albert Einstein: “Cien veces por día recuerdo que mi vida interior y mi vida exterior dependen del trabajo que otros hombres están haciendo ahora.
Por esa razón, necesito esforzarme para retribuir por lo menos una parte de esta generosidad y no puedo dejar ningún minuto vacío.”

miércoles, mayo 11, 2005

La Experiencia...

La experiencia es muy buena pero no lo es todo.
Muchas veces la experiencia nos hace recurrir a soluciones viejas para problemas nuevos y nos quedamos dando vueltas sin entender que la vida es movimiento y que estamos siempre enfrentando nuevos desafíos.
En la antigua Grecia, un hombre encargado de los carros de guerra, llamado Gordio, hizo un nudo tan complicado que nadie podía deshacerlo.
Nació entonces la leyenda: aquel que consiguiera desatarlo llegaría a ser el más poderoso de los hombres.
Varias personas probaron, hasta que el joven Alejandro pasó por el templo donde estaba el nudo. Trató, vio que no conseguiría desanudarlo y entonces tomó su espada y lo cortó por el medio. Pocos años más tarde, Alejandro se transformó en el supremo señor del más vasto imperio que el mundo haya conocido y se lo llamó Magno.
“Así no vale,” debe haber dicho alguien, al ver que Alejandro cortaba el nudo gordiano.
¿Pero por qué no? Si no fue más que una solución nueva para un problema viejo.

martes, mayo 10, 2005

La comunión del amor...

El texto que sigue es de Thomas Merton, un monje trapense:
“La vida espiritual se resume en amar.
Y el amor, claro está, significa más que sentimiento, más que caridad, más que protección.
El amor es la identificación completa con la persona amada sin ninguna intención de ‘hacer el bien’ o ‘ayudar.’
Cuando se intenta hacer el bien a través del amor, es porque estamos viendo al prójimo como un simple objeto y nos estamos viendo a nosotros mismos como personas generosas, cultas y sabias. Esto, muchas veces, puede resultar en una actitud dura, dominante, brutal. Amar es comulgar con quien se ama.
Ama a tu prójimo como a ti mismo, con humildad, discreción y reverencia. Sólo así es posible entrar en el santuario del corazón ajeno.”

Las tareas del camino espiritual..

Es opinión generalizada entre los peregrinos de Compostela que todo puede ayudarnos en el camino espiritual.
Tanto da juntar conchillas en una playa, pintar, conversar con los demás, escuchar música, inclusive realizar algún trabajo que aborrecemos.
Lo que importa no es lo que hacemos, sino el tipo de energía que ponemos en nuestra tarea.
Si estamos simplemente perdiendo nuestro tiempo, jamás seremos recompensados por ello, excepto por algún vuelto que alguien nos dé.
Si, en cambio, focalizamos la mente en el centro de nosotros mismos, rezando en silencio mientras ejecutamos algo repetitivo, esa tarea aborrecida termina siendo una escalera hacia la luz.
Sólo cuando nos entregamos a nuestras tareas es que descubrimos el verdadero significado de lo que estamos haciendo.

lunes, mayo 09, 2005

Esto es bueno...

La historia cuenta acerca de un Rey de africa,
quien tenia un amigo muy cercano desde su niñez.
El amigo tenia el hábito de catalogar cada situacion de la vida ya fuera positiva o negativa,
comentando con firmeza .. ! Esto es bueno !
Un dia el rey y su amigo estaban en una expedicion de caceria y cuando el amigo se hallaba preparando las armas para el rey, se le disparo accidentalmente la escopeta y le volo un dedo de la mano al rey.
Examinando la situación, el amigo comento como siempre !
- Esto es bueno !
-. A lo que el rey replico.
- ! NO, esto NO es bueno !
- y procedio a enviar a su amigo a la carcel.
Un año después , el Rey mientras estaba de caceria fue capturado por una tribu de canibales que lo llevaron preso a una villa indigena , allí lo ataron de manos y pies sobre una pila de madera.
Al llegar la hora de encender el fuego para cocinarlo, los canibales se dieron cuenta que al rey le faltaba un dedo de la mano, como eran muy superticiosos , nunca se comian a nadie que no estubiera completo.
De manera que soltaron al rey y lo dejaron libre.
En el camino de regreso a casa, el Rey recordo como había perdido su dedo y sintio remordimiento por el tratamiento que le habia dado a su amigo.
Así que al llegar fue de inmediato a la celda para hablar con su amigo.
-Tenias razon
- le dijo el Rey a su amigo
- Fue bueno que yo hubiera perdido el dedo
- y procedio a contarle a su amigo lo sucedido y termino diciendole a su amigo preso
- Lo siento mucho, disculpame por haberte enviado a la cárcel durante tanto tiempo, fue muy mal hecho de mi parte hacerte eso -
- No de ninguna manera , Eso fue muy bueno !!!
- Como siempre replicoel amigo.
-Como así -dijo el Rey intrigado,
Y continuo
- Como puede ser bueno el haber enviado a mi amigo a la cárcel durante un año
- Si yo NO hubiera estado preso, hubiera estado contigo
- Concluyo el amigo sonrriendo .
Las situaciones muchas veces no son fáciles ni placenteras , pero tu eliges la forma de verlas y de vivirlas, entonces la eleccion es tuya......

sábado, mayo 07, 2005

Dos amigas...

Dos amigas se encontraban tomando un café
y una le comenta en tono de queja a la otra:
-"Mi mamá me llama mucho por teléfono para
pedirme que vaya a platicar con ella. Yo voy poco
y en ocasiones siento que me molesta su forma de ser.
Ya sabes como son los viejos: cuentan las mismas cosas una y otra véz.
Además, nunca me faltan compromisos: que el trabajo,
que mi novio, que los amigos... "
-"Yo en cambio..." - le dijo su companera - "...platico mucho con mi mamá.
Cada véz que estoy triste, voy con ella; cuando me siento sola, cuando
tengo un problema y necesito fortaleza, acudo a ella y me siento mejor. "
-"Caramba ..." se apeno la otra "... Eres mejor que yo. "
-"No lo creas, soy igual que tu" respondió la amiga con tristeza, "...visito a
mi mamá en el cementerio. Murio hace tiempo, pero mientras estuvo conmigo,
tampoco yo iba a platicar con ella y pensaba lo mismo que tu.
No sabes cuanta falta me hace su presencia , cuanto la echo de menos y
cuanto la busco ahora que ha partido.
Si de algo te sirve mi experiencia, platica con tu mamá hoy que todavia la
tienes, valora su presencia resaltando sus virtudes que seguro las tiene y
trata de hacer a un lado sus errores que de una forma u otra
ya forman parte de su ser. No esperes a que este en un panteón,
porque ahi la reflexión duele hasta el fondo del alma,
porque entiendes que ya nunca podras hacer lo que dejaste pendiente,
sera un hueco que nunca podras
llenar, no permitas que te pase lo que me paso a mi."

En el automovil, iba pensando la muchacha en las palabras de su amiga.
Cuando llego a la oficina, dijo a su secretaria: -"Comuniqueme por favor con
mi mamá, no me pase mas llamadas y tambien modifique mi agenda porque es muy
probable que este dia, se lo dedique a ella!! "

DESAFORTUNADAMENTE NO SIEMPRE
ESTAMOS DEVALUANDO EL CARIÑO O LA
AMISTAD QUE OTRAS PERSONAS NOS OFRECEN
Y EN OCASIONES LO PERDEMOS
MISERABLEMENTE PORQUE NO SABIAMOS
QUE TAN IMPORTANTE ERA HASTA QUE YA NO NOS PERTENECE.
HAZ UNA RETROSPECTIVA DE TU VIDA
Y DALE LA DIMENSION CORRECTA A LAS
PERSONAS QUE AHORA TE RODEAN,
PROBABLEMENTE SEA TU ULTIMA OPORTUNIDAD.

viernes, mayo 06, 2005

Mamà...

Ésta es la carta de un hermano a otro en un día cercano al día de la madre.
Querido hermano,
Ser mamá es una tarea complicada, pero los hijos, a pesar de ser mayores, la hacemos más difícil. Piensa en esto:
Ella nos enseña a sentirnos valiosos e inteligentes, y lo hace tan bien, que después nos creemos mucho más inteligentes que ella.
Todo lo que tiene nuestra madre es parcialmente nuestro, todo lo que tenemos los hijos es totalmente propio.
La mamá es para muchos la responsable de todo lo que no funciona en nuestra vida.
Ella, como tal, nos debe perdonar aun las ofensas más graves.
Nosotros, como hijos, la resentiremos y la juzgaremos durante años, aun por pequeñeces.
Los hijos podemos opinar con todo el derecho sobre lo que hace,
deja de hacer o debería hacer, pero le exigimos con firmeza que
respete nuestra privacidad y autonomía.
Es común que tengamos al alcance de la mano la lista de lo que,
a nuestro juicio, hizo mal o dejó de hacer por nosotros, pero pocas
veces recordamos concretamente todo lo que nos dio, ayudó y benefició.
Con frecuencia le reprochamos no haber expresado su afecto por nosotros en la manera que esperábamos y usamos esto como
pretexto para no demostrarle lo que sentimos de una forma que ella realmente perciba.(Tiene que ser ella la culpable.)
Los defectos los heredamos de ella y las cualidades las tenemos a pesar de ella.
Ella se quitó el pan de la boca para darnos la mejor educación posible
y ahora nos sentimos más refinados que ella.
Queremos que nuestra madre sea una muy buena abuela, que esté
pendiente de sus nietos, pero que no se meta con la educación de
nuestros hijos.
Nos gusta que nuestra madre se sienta agradecida con nosotros porque
decidimos, sin consultarle, lo que consideramos mejor para su vida.
(Probablemente es lo más conveniente para nosotros.)
Agradecidos con mamá, en el día de la madre, de afán le compramos una
tarjeta barata, un regalo cómodo y la invitamos a comer nuestra comida favorita.
Y en unos años nos quejaremos de lo desagradecidos y duros que son
nuestros hijos con nosotros.
Bueno, sé que todo lo anterior es cierto, pero no en mi caso.

P.D.: Por favor no le muestres esta carta a mamá.

jueves, mayo 05, 2005

Dos Amigas...

Dos amigas de la infancia, sumamente aburridas ya que sus maridostrabajaban
todo el día, una tarde mientras tomaban el té se pusieron de acuerdo para
salir de sana parranda esa misma noche y pasar un buen rato.
Así fue que se fueron a un bar, se empinaron varias cervezas y cerca de la
medianoche emprendieron el regreso a casa bastante mareadas.
En el camino, una le dijo a la otra:
- No aguanto más Ceci..!!!
- ¿Que te pasa..?
- ¡Me estoy orinando! Para ahora mismo, o me orino en tu auto.
- Para por favor, que no aguanto más.
La amiga al volante detuvo el vehículo ante la emergencia, entendiendo
perfectamente su desesperación por el contratiempo ya que tenía la misma
necesidad. Al descender del auto, comprobó que estaban a la puerta del
cementerio Presbítero Maestro. La necesidad fisiológica era mucho mayorque
el miedo; así que después de mirar para todos lados se interna unos metros
dentro del campo santo para evitar miradas indiscretas, se agacha junto a
una tumba, se saca el calzón y lanza un chorro interminable.
A los pocos segundos, ya con el placer del alivio, empieza a tomar
conciencia del lugar donde se encontraba, se asusta tanto que salecorriendo
y deja el calzón tirado sobre la tumba. Cuando sube al auto, su amiga le
dice: creo que penan no!
- Ahora tengo que ir yo, solamente esperarte me hizo dar unas ganas
bárbaras.
Se baja, entra corriendo al cementerio, se saca el calzón, y se sienta a
orinar entre un montón de coronas dejadas en una tumba recientemente
habilitada... en un descuido, se cae sentada encima de una corona !...
arañandose..el melocoton...(las nalgas)
Al igual que la amiga le entra un miedo enorme ........y sale rápidamente
dejando olvidada su prenda. Así fue que impresionadas y aterradas pero con
sus vejigas aliviadas, llegaron a sus casas.
En silencio se acostaron.
Al otro día el marido de una de ellas llama por teléfono al marido de la
otra:
-Hola, Beto. No sabes.. Estoy desesperado hermano, anoche la vieja de mi
mujer se fue de joda por ahí... creo que salió con la tuya.
Pero eso no es todo, la muy hija de puta se debe haber pegado una fiestade
novela.
Fíjate como será que llegó a casa en tranca, con pétalos de flores en el
cuerpo y sin calzón.
El otro marido le dice llorando:
- No me vengas con huevadas Coco. ¿Eso te preocupa? ¡No es nada!.
Tu mujer es una santa al lado de la mía. La hija de mil putas llegótambién
en tranca, tampoco traía calzón, pero imagínate como se habrá divertidoque
estaba toda arañada.. y traía una cinta púrpura pegada en el culo quedecía:
"RECUERDO DE TODOS TUS AMIGOS DEL BARRIO TE RECORDAREMOS SIEMPRE POR EL
INMENSO E INIGUALABLE PLACER QUE SIEMPRE NOS SUPISTE DAR"

martes, mayo 03, 2005

Yo, Dejar de fumar JAMAS !!!

Si tu fumas
- y si a veces tienes el deseo de dejarlo sin haberlo logrado aún
- esto es para ti.
Es incluso algo que va a salvarte la vida.
Si en cambio tienes la suerte de no fumar,
pásalo a una persona que seas importante para ti
- y que fume...
Todo comenzó por Ángela, La responsable informática , quien tenía deseo de dejar de fumar
"con frecuencia tengo gripas, toso en la mañana, mi piel es gris, mis unas amarillas "
me dijo.
¿Conoces lo subliminal?"
le pregunté. "No, ¿qué es?
¿Otra más de tus invenciones?"
Me respondió con un tono escéptico
"No realmente, hay muchos trabajos científicos sobre el tema."
Y continué explicándole a grosso modo,
es un conjunto de sugestiones auditivas
que no se perciben a nivel conciente y que entran DIRECTAMENTE en el subconsciente.
Como la práctica de fumar forma parte del ámbito del reflejo subconsciente, se obtienen buenos resultados, y sin esfuerzo.
¿Esto te interesa?
" termine diciéndole ¡"Por supuesto!" ¡Envíamelo!"
me respondió entusiasmada "Lo siento Angela, pero antes es necesario que me pagues una participación. " Es como para el psicoanálisis: si pagas, pagas por tu deseo de vivir mejor y las cosas funcionan entonces.
Pero tranquilizate:

1.Esto finalmente no te costará nada porque si dejas definitivamente de fumar, Ganarás mucho más que esta inversión: Podras comprar el auomovil de tus sueños
- Con lo que te ahorraras en cigarrillos

2. Yo asumo por supuesto el compromiso de reembolsarte si reinicias el hábito de fumar." Fue entonces que realicé una doble grabación subliminal para Ángela Ella me contaba poco después: "¡Estoy feliz ! Eso parece que funciona...
" Acabo de pasar 3 horas sin fumar, eso me no me había sucedido desde hace muchos años...
siento que tuviera más energía, más alegría...

como si de pronto me despertara
." Luego de esta experiencia, ayudé a muchas otras personas a dejar de fumar de manera suave y sencilla
a través de este programa
Recuerda algunos hechos, según la Organizacion Mundial De La Salud :
Una persona muere a causa del tabaco cada 10 segundos (500.000 personas al año en Latino America)

El tabaco mata más mucho que el SIDA Casi totalidad de los cánceres de pulmón son atribuibles al tabaco, los fumadores comienzan cada vez más jóvenes Fumando,
Si Fumas haces fumar a tus niños y su ambiente (humo pasivo); su riesgo proviene en un 80% del humo de tus cigarrillos.

Un fumador que no se detiene pierde por término medio 16 años de vida
Un 30% de los cánceres se debe al tabaco: pulmones, pero también boca, laringe, esófago,
hígado, riñones, estómago y páncreas
Cualquiera que sea su edad, dejar de fumar Te hará bien a su salud. De 10 a 14 años después de haber dejado de fumar, tu esperanza de vida será casi la de un no fumador El tabaco es tan responsable de problemas de impotencia y frigidez, de problemas cardíacos, de alergias respiratorias, etc.

Actúa mientras lo piensas,
El tabaco puede desencadenar una bronquitis crónica, La respiración corta, las limitaciones físicas, la fatiga, y cosas más graves aún.
Mi abuelo materno se murió, como el vaquero de Marlboro, de enfisema. Es terrible no poder respirar. Cada inspiración se convierte en un esfuerzo sobrehumano yo mismo fui fumador.

Me detuve cuando vi la comparación entre los pulmones de un fumador
-alquitranes que se clavan e impiden
la limpieza natural de los pulmones
-y los de un no fumador
(y que quemé mis pantalones conduciendo
y fumando al mismo tiempo cuando era un estudiante ).
Sólo tienes un cuerpo y eres responsable de él

SIN ESFUERZO de VOLUNTAD:
Bien, ya hice todo lo que Pude por ti para convencerte.
Si prefieres fumar, discúlpame el haberte importunado
respeto su elección.

Pero reconoce que a fuerza de fumar,
finalmente son muy pocos los cigarrillos que te aportan
REALMENTE placer...

No, nunca es demasiado tarde..

El odio y el perdón...

El rabi Nahum, de Chernobyl, era ofendido continuamente por un comerciante.
Un día, los negocios de este comerciante comenzaron a ir muy mal.
“Debe ser el rabino, que está pidiendo venganza a Dios,” pensó.
Y fue a pedirle disculpas a Nahum.
—Lo perdono con el mismo espíritu que usted me lo pide
—respondió el rabino.
Pero las pérdidas del hombre aumentaban cada vez más, hasta que quedó reducido a la miseria.
Los discípulos de Nahum, horrorizados, fueron a preguntarle qué había ocurrido:
—Yo lo perdoné, pero él continuó odiándome en lo más hondo de su corazón
–dijo el rabino.
—Entonces, su odio contaminó todo lo que hacía y el castigo de Dios se volvió aún más severo.

lunes, mayo 02, 2005

Los tesoros...

“La religión posee diez tesoros que nos enriquecen. Son cinco interiores y cinco exteriores: todos aquellos que siguen el camino espiritual deben ser concientes de ello.

He aquí los tesoros interiores: la capacidad de ser verdadero, la despreocupación por los bienes personales, la humildad en la apariencia, el equilibrio para evitar dificultades con los demás y la fuerza para resistir.

He aquí los tesoros exteriores: descubrir un Amor supremo, despertar el deseo de estar junto a este Amor, tener inteligencia para ver las propias faltas, estar conciente de todo lo que acontece en la vida y sentir agradecimiento por las bendiciones recibidas.”

domingo, mayo 01, 2005

Conocer el objetivo...

El yogui Raman era un verdadero maestro en el arte del arco y la flecha. Cierta mañana, invitó a su discípulo más querido a asistir a una demostración de su talento. El discípulo ya había visto aquello más de cien veces pero —así y todo— se preparó para obedecer al maestro.

Fueron al bosque cercano al monasterio: al llegar frente a un bello roble, Raman retiró una de las flores que traía en su collar y la colocó en una de las ramas del árbol.

Enseguida, abrió sus alforjas y sacó tres objetos: su magnífico arco de madera preciosa, una flecha y un lienzo blanco, bordado con diseños en lilas.

El yogui entonces se ubicó a una distancia de cien pasos del lugar donde había colocado la flor. Una vez frente a su blanco, le pidió al discípulo que lo vendara con el lienzo bordado.

El discípulo hizo lo que el maestro le había ordenado.

—¿Cuántas veces me has visto practicar el noble y antiguo deporte del arco y la flecha? —preguntó.

—Todos los días —respondió el discípulo. —Y siempre lo vi acertar en la rosa, a una distancia de trescientos pasos.

Con los ojos cubiertos por el lienzo, el yogui Raman afirmó sus pies en la tierra, distendió el arco con toda su energía —apuntando en dirección de la rosa colocada en las ramas del roble— y disparó.

La flecha cortó el aire, provocando un ruido agudo, pero ni siquiera tocó el árbol y erró el blanco por una distancia abrumadora.

—¿Acerté? —dijo Raman, retirando el lienzo que le cubría los ojos.

—Ha errado y por un amplio margen —respondió el discípulo. —Creo que quería mostrarme el poder del pensamiento y su capacidad de hacer cosas mágicas.

—Te he dado la lección más importante sobre el poder del pensamiento —respondió Raman. —Cuando deseas una cosa, únicamente concéntrate en ella: nadie jamás será capaz de dar en un blanco que no consigue ver.