jueves, diciembre 29, 2005

El Mantel

El nuevo Sacerdote, recién asignado a su primer ministerio para reabrir una iglesia en los suburbios de Brooklyn, New York, llegó a comienzo de octubre entusiasmado con sus primeras oportunidades.
Cuando vio la iglesia se encontró con que estaba en pésimas condiciones y requería de mucho trabajo de reparación.
Se fijó la meta de tener todo listo a tiempo para oficiar su primer servicio en la Nochebuena.
Trabajó arduamente, reparando los bancos, empanetando las paredes,pintando, etc., y para el 18 de diciembre ya habían casi concluido con los trabajos, adelantándose a la meta trazada.
El 19 de diciembre cayó una terrible tempestad que azotó el área por dos días completos.
El día 21 el sacerdote fue a ver la iglesia.
Su corazón se contrajo cuando vio que el agua se había filtrado a través del techo, causando que una área considerable del panote, de unos 20 pies por 8 pies cayó de la pared frontal del santuario, exactamente detrás del pulpito, dejando un hueco que empezaba como a la altura de la cabeza.
El sacerdote limpió el desastre en el piso, y no sabiendo que mas hacer sino posponer el servicio de Nochebuena, salió para su casa. En el camino notó que una tienda local estaba llevando a cabo una venta del tipo "mercado de pulgas", con fines caritativos, y decidió entrar.
Uno de los artículos era un hermoso mantel hecho a mano, color hueso, con un trabajo exquisito de aplicaciones, bellos colores y una cruz bordada en el centro.
Era justamente el tamaño adecuado para cubrir el hueco en la pared frontal.Lo compró y volvió atrás camino a la iglesia.
Ya para ese entonces había comenzado a nevar.
Una mujer mayor iba corriendo desde la dirección opuesta tratando de alcanzar el autobús, pero finalmente lo perdió.
El sacerdote la invitó a esperar en la iglesia donde había calefacción, por el próximo autobús que tardaría 45 minutos mas en llegar.
La señora se sentó en el banco sin prestar atención al pastor mientras, este buscaba una escalera, ganchos, etc., para colocar el mantel como tapiz en la pared.
El sacerdote apenas podía creer lo hermoso que lucía y como cubría todo el área de problema.
Entonces el miró a la mujer que venía caminando hacia abajo, desde elpasillo del centro.
Su cara estaba blanca como una hoja de papel.
"Padre, ¿Donde consiguió Ud. ese mantel?"
El padre le explicó.
La mujer le pidió revisar la esquina inferior derecha para ver si las iniciales EGB aparecían bordadas allí.
Si, estaban..
Estas eran las iniciales de la mujer y ella había hecho ese mantel 35 años atrás en Austria.
La mujer apenas podía creerlo cuando el pastor le contó como acababa de obtener el mantel.
La mujer le explicó que antes de la guerra ella y su esposo tenían una posición económica holgada en Austria.
Cuando los Nazis llegaron, la forzaron a irse.
Su esposo debía seguirla la semana siguiente.
Ella fue capturada, enviada a prisión y nunca volvió a ver a su esposo ni su casa.
El pastor la llevó en el carro hasta su casa y ofreció regalarle el mantel, pero ella lo rechazó diciéndole que era lo menos que podía hacer.
Se sentía muy agradecida pues vivía al otro lado de Staten Island y solamente estaba en Brooklyn por el día para un trabajo de limpieza de casa.
Que maravilloso fue el servicio de la Nochebuena!
La iglesia estaba casi llena.
La música y el espíritu que reinaban eran increíbles.
Al final del servicio, el sacerdote despidió a todos en la puerta y muchos expresaron que volverían.
Un hombre mayor, que el pastor reconoció del vecindario, seguía sentado en uno de los bancos mirando hacia el frente, y el padre se preguntaba porque no se iba.
El hombre le preguntó donde había obtenido ese mantel que estaba en la pared del frente, porque era idéntico al que su esposa había hecho años atrás en Austria antes de la guerra y como podían haber dos manteles tan idénticos?
El le relató al padre como llegaron los Nazis y como el forzó a su esposa a irse, para la seguridad de ella, y como el estaba supuesto a seguirla, pero había sido arrestado y enviado a prisión. Nunca volvió a ver a su esposa ni su hogar en todos aquellos 35 años.
El pastor le preguntó si le permitiría llevarlo con el a dar una vuelta.
Se dirigieron en el carro hacia Staten Island, hasta la misma casa donde el padre había llevado la mujer tres días atrás.
El ayudó al hombre a subir los tres pisos de escalera que conducían al apartamento de la mujer, tocó en la puerta y presenció la mas bella reunión de Navidad que pudo haber imaginado.

Una historia real - ofrecida por el Padre Rob Reid.
Quien dice que Dios trabaja en forma misteriosa.

Le pedí a Dios bendecirte cuando rezaba hoy, para guiarte y protegerte según vayas por tu camino...
Su amor está siempre contigo, por eso, cuando el camino que estés cruzando parezca difícil en extremo encomiéndaselo a Dios, y El hará el resto.
Por eso.
Porque las casualidades no existen, hay una razón, que sólo conoce Dios, por la cual te hago llegar este mensaje...

sábado, diciembre 24, 2005

Jesús o Papa Noel...

Como sabrás, nos acercamos nuevamente a la fecha de mi cumpleaños. Todos los años se hace una gran fiesta en mi honor y creo que en este año sucederá lo mismo.
En estos días la gente hace muchas compras, hay anuncios en la radio, en la televisión y, en todas partes, no se habla de otra cosa, si no de lo poco que falta para que llegue ese día.

La verdad, es agradable saber que, al menos un día del año, algunas personas piensan un poco en mi. Como tú sabes, hace muchos años empezaron a festejar mi cumpleaños. Al principio no parecía comprender y agradecer lo mucho que hice por ellos, pero hoy en día nadie sabe para qué lo celebran. La gente se reúne y se divierte mucho, pero no sabe de qué se trata.

Recuerdo el año pasado, al llegar el día de mi cumpleaños, hicieron una gran fiesta en mi honor. Había cosas muy deliciosas en la mesa, todo estaba decorado y recuerdo también que había muchos regalos; pero. ¿sabes una cosa? Ni siquiera me invitaron. Yo era el invitado de honor y ni siquiera se acordaron de invitarme. La fiesta era para mí y cuando llegó el gran día me dejaron afuera, me cerraron la puerta... y yo quería compartir la mesa con ellos.

La verdad no me sorprendí, porque en los últimos años todos me cierran la puerta. Y, como no me invitaron, se me ocurrió estar sin hacer ruido. Entré y me quedé en el rincón. Estaban todos bebiendo, había algunos ebrios contando chistes, carcajeándose. La estaban pasando en grande. Para colmo, llegó un viejo gordo vestido de rojo, de barba blanca y gritando ¡jo-jo-jo-jo! Parecía que había bebido de más. Se dejó caer pesadamente en un sillón y todos los niños corrieron hacia él, diciendo: "¡Santo Clós, Santa Clós!". ¡Como si la fiesta fuese en su honor!

Llegaron las doce de la noche y todos comenzaron a abrazarse; yo extendí mis brazos esperando que alguien me abrazara y... ¿sabes? Nadie me abrazó... De repente todos empezaron a repartirse los regalos, uno a uno los fueron abriendo, hasta que se abrieron todos, me acerqué para ver si de casualidad había alguno para mí.

¿Qué sentirías si el día de tu cumpleaños se hicieran regalos unos a otros y a ti no te regalaran nada? Comprendí entonces que yo sobraba en esa fiesta, salí sin hacer ruido, cerré la puerta y me retiré.

Cada año que pasa es peor, la gente sólo se acuerda de la cena, de los regalos y de las fiestas, y de mi nadie se acuerda. Quisiera que esta Navidad me permitieras entrar en tu vida, quisiera que reconocieras que hace casi dos mil años vine a este mundo para dar mi vida por ti en la cruz y de esa forma poder salvarte. Hoy sólo quiero que tú creas esto con todo tu corazón.

Voy a contarte algo, he pensado que como muchos no me invitaron a su fiesta, voy a hacer la mía propia, una fiesta grandiosa como la que jamás nadie se imaginó, una fiesta espectacular.

Todavía estoy haciendo los últimos arreglos, por lo que este año estoy enviando muchas invitaciones y en este día, hay una invitación para ti, sólo quiero que me digas si quieres asistir, te reservaré un lugar, y escribiré tu nombre con letras de oro en mi gran libro de invitados, en esta fiesta solo habrá invitados con previa reservación, y se tendrán que quedar afuera aquellos que no contesten mi invitación.

Prepárate porque cuando todo este listo, daré la gran fiesta. Hasta pronto...

Jesús

Recomenzar...

Recuerdo del amor de quien me hizo ese regalo.
Perdí un juguete que me acompañó en mi infancia...Pero gané el recuerdo del amor de quien me hizo ese regalo.
Perdí mis privilegios y fantasías de niño...Pero gané la oportunidad de crecer y vivir libremente.
Perdí a mucha gente que quise y que amo todavía...Pero gané el cariño y el ejemplo de sus vidas. Perdí momentos únicos de la vida porque lloraba en vez de sonreír...Pero descubrí que es sembrando amor, como se cosecha amor.
Yo perdí muchas veces y muchas cosas en mi vida. Pero junto a ese “perder”hoy intento el valor de “ganar“.
Porque siempre es posible luchar por lo que amamos, y porque siempre hay tiempo para empezar de nuevo.
No importa en qué momento de la vida te cansaste. Lo que importa es que siempre es posible y necesario recomenzar.
Recomenzar es darse una nueva oportunidad, es renovar las esperanzas en la vida y lo más importante, creer en ti mismo.
¿Sufriste mucho en este periodo? ... Fue aprendizaje
¿Lloraste mucho? ... Fue limpieza en el alma.
¿Sentiste rencor? ..... Fue para poder perdonar.
¿Estuviste solitario en algunos momentos? ... Fue porque cerraste la puerta.
¿Creíste que todo se había perdido? ... Fue simplemente el inicio de tu mejora.
¿Te sientes solitario? Mira alrededor y encontrarás a mucha gente esperando tu sonrisa para acercarse más a ti.
Recomenzar.
Hoy es un excelente día para comenzar con un nuevo proyecto de vida. ¿Donde quieres llegar?
Mira alto, sueña alto, anhela lo mejor de lo mejor, anhela todo lo bueno, pues la vida nos trae lo que anhelamos.
Si pensamos pequeño; lo pequeño nos vendrá.
Si pensamos firmemente en lo mejor, en lo positivo y luchamos por alcanzarlo; lo mejor va a venir a nuestra vida.
Hoy es el día de la gran limpieza mental.
Tira todo lo que te encadena al pasado que te hace daño.
Arroja todo a la basura, limpia tu corazón, haz que esté listo para una nueva vida, y para un nuevo amor si te encuentras solo; pues somos apasionados, somos capaces de amar muchas veces, porque somos la manifestación del amor.
La vida te llama, te invita a una nueva aventura, a un nuevo viaje, a un nuevo desafío. Proponte en este día a ti mismo que harás todo lo posible para alcanzar tus objetivos.
Confía en la vida, confía en ti.

viernes, diciembre 23, 2005

El secreto de Santa...

En Nochebuena un niño miró fijamente a Santa y le dijo: "Quiero saber tu secreto".

Le susurro al oído: "¿Cómo lo haces, año tras año? ¿Quiero saber cómo, mientras viajas dejando regalos aquí y allá, nunca se terminan.¿Cómo es, querido Santa, que en tu saco de regalos hay suficiente para todas las niñas y niños del mundo? Siempre está lleno, nunca se vacía mientras va de chimenea en chimenea, a casas grandes y pequeñas de país en país, visitándolos todos".

Santa se sonrió y le contestó, "No me hagas preguntas difíciles. ¿No quieres un juguete? Pero el niño dijo que no y Santa pudo ver que él esperaba una respuesta.

"Ahora escúchame," le dijo al niño. "Mi secreto te hará más triste y más sabio".

"Lo cierto es que mi saco es mágico.
Dentro de él hay millones de juguetes para mi viaje en Nochebuena.
Pero a pesar que visito a cada niña y a cada niño no siempre dejo juguetes.
En algunos hogares no tienen comida, en otros hay tristeza, en algunos hogares están desesperados, y otros son malos.
Algunos son hogares rotos, donde los niños sufren.
Esos hogares visito, pero qué puedo dejar?
Mi trineo está lleno de cosas alegres, pero para los hogares donde habita la tristeza, los juguetes no son suficiente.
Así que en silencio me acerco y beso cada niña y cada niño, y rezo con ellos para que reciban la alegría del espíritu de la Navidad, el espíritu que vive en el corazón del niño que no recibe, pero que da."

"Si Dios escucha y contesta mi oración, cuando regrese el próximo año lo que encontraré serán hogares llenos de paz, y amor.
Y niños y niñas llenos de la luz infinita.
Es un trabajo difícil, mi querido amiguito, dejar regalos para algunos y orar por otros.
Pero las oraciones son los mejores regalos porque Dios tiene el don de satisfacer todas las necesidades.
Esa es parte de la respuesta.
El resto es que mi saco es mágico.
Y esa es la verdad.
Mi saco está cargado de amor.
En mi saco nunca falta el amor y la alegría... porque dentro hay oraciones, y esperanzas.
No sólo juguetes.
Mientras más doy, más se llena... porque dando es como realizo mis sueños.
"¿Y quieres saber algo? Tú también tienes tu propio saco.
Contiene tanta magia como el mío, y está dentro de ti.
Nunca se vacía, está llenito desde el principio de tu vida.
Es el centro de la luz y el amor.
Es tu corazón.
Y si en esta Navidad quieres ayudarme, no te preocupes tanto por los regalos debajo de tu árbol. Abre esa saco que es tu corazoncito, y comparte tu alegría, tu amistad, tu dinero, tu amor".
"Gracias por el secreto. Me tengo que ir".
"Espera niño", dijo Santa, "no te vayas. ¿Compartirás lo que tienes?
¿Ayudarás? ¿Te servirá lo que has aprendido?"
Y por un momento el niño se detuvo, tocó su corazón y simplemente dijo: "Sí"

jueves, diciembre 22, 2005

Enseñanzas de la vida...

La vida me enseñó mucho:
a perdonar sin entender porque pasan las cosas,
a amar sin que me amen,
a sentir sin que me sientan,
a tolerar sin que me toleren,
pero no me ha enseñado a sobrellevar la soledad,
a vivir sin una caricia,sin un abrazo,
a levantarte a la mañanay no encontrar nadie a mi lado,
sentirte menos que nada
a querer gritar: estoy aquí, que me oigan,
pero también me ha enseñado
a recordar las cosas bellas,
el amor sublime de una madre,
la mirada tibia de un padre
y el acogimiento de tener simplemente la vida,
que ya es mucho pedir
y sentir que teniéndola
todo aquello que he escrito
puede cambiar algún día,
porque no olvides que amar, sentir, tolerar
y perdonar son parte de la misma vida.

miércoles, diciembre 21, 2005

¿Quién será más importante en esta Navidad?

¿Jesús o el personaje que en los Estados Unidos llaman Santa Claus?
Santa vive en el Polo Norte.
Jesús está en todas partes.

Santa se pasea en trineo.
Jesús camina entre nosotros y camina sobre las aguas.

Santa viene una vez al año.
Jesús siempre está a tu lado para ayudarte.

Santa tiene que preguntarte: "¿cómo te llamas?"
Jesús sabe tu nombre desde antes que nacieras, conoce tu pasado y tu futuro.

Santa tiene una barriga llena de algodón
Jesús es delgado, pero tiene su corazón lleno de amor.

Santa se ríe "jo, jo,! jo"
Jesús sabe que a veces las risas no son lo que necesitas, sino ayuda y esperanza.

Los ayudantes de Santa hacen juguetes
Jesús hace nuevas vidas, repara corazones y arregla hogares destrozados.

Santa te hace reír
Jesús te puede hacer volver a vivir.

Si te portas bien, Santa puede dejar un regalo en el árbol.
Jesús, sin importar como te comportes, hizo el regalo de su vida, la que ofrendó por ti.

Por eso te pido que en vez de un vacío saludo de
"Feliz Navidad";
me acompañes a decirle a todo el mundo:

"¡FELICIDADES, HOY JESÚS NACIÓ POR TI!!"
Patricia Herrera

martes, diciembre 20, 2005

UN HOMBRE, SU CABALLO, SU PERRO Y EL CIELO

Un hombre, su caballo y su perro, caminaban por una calle.
Después de mucho caminar, el hombre se dio cuenta de que los tres habían muerto en un accidente.
Hay veces que lleva un tiempo para que los muertos se den cuenta de su nueva condición.
La caminata era muy larga, cuesta arriba.
El sol era fuerte y los tres estaban empapados en sudor y con mucha sed.
Precisaban desesperadamente agua.
En una curva del camino, avistaron un portón magnífico, todo de mármol, que conducía a una plaza calzada con bloques de oro, en el centro de la cual había una fuente de donde brotaba agua cristalina.
El caminante se dirigió al hombre que desde una garita cuidaba de la entrada.
-Buen día
-dijo el caminante.
-Buen día
-respondió el hombre.
-¿Qué lugar es este, tan lindo?
-preguntó el caminante.
-Esto es el cielo
-fue la respuesta.
-Qué bueno que llegamos al cielo, estamos con mucha sed
-dijo el caminante.
-Usted puede entrar a beber agua a voluntad
-dijo el guardián, indicándole la fuente.
-Mi caballo y mi perro también están con sed.
-Lo lamento mucho
-le dijo el guarda.
-Aquí no se permite la entrada de animales.
El hombre se sintió muy decepcionado porque su sed era grande.
Mas él no bebería, dejando a sus amigos con sed.
De esta manera, prosiguió su camino.
Después de mucho caminar cuesta arriba, con la sed y el cansancio multiplicados, llegaron a un sitio cuya entrada estaba marcada por un portón viejo semiabierto.
El portón daba a un camino de tierra, con árboles de ambos lados que le hacían sombra.
A la sombra de uno de los árboles, un hombre estaba recostado, con la cabeza cubierta por un sombrero; parecía que dormía...
-Buen día
-dijo el caminante.
-Buen día
-respondió el hombre.
-Estamos con mucha sed, yo, mi caballo y mi perro.
-Hay una fuente en aquellas piedras
-dijo el hombre indicando el lugar-.
Pueden beber a voluntad.
El hombre, el caballo y el perro fueron hasta la fuente y saciaron su sed.
-Muchas gracias
-dijo el caminante al salir.
-Vuelvan cuando quieran
-respondió el hombre.
-A propósito
-dijo el caminante
- ¿cuál es el nombre de este lugar?
-Cielo
-respondió el hombre.
-¿Cielo?
¡Mas si el hombre en la guardia de al lado del portón de mármol me dijo que allí era el cielo!
-Aquello no es el cielo, aquello es el infierno.
El caminante quedó perplejo. Dijo:
-Esa información falsa debe causar grandes confusiones.
-De ninguna manera
-respondió el hombre-.
En verdad ellos nos hacen un gran favor.
Porque allí quedan aquellos que son capaces de abandonar a sus mejores amigos.

viernes, diciembre 16, 2005

Cree en Ti...

"El verbo mágico que hoy y en el futuro debe guiar tu vida es : ¡Creer!
Creer primero que nada en ti, pues nadie mejor que tú conoce todos tus sacrificios, tu entrega y tus propias verdades incambiables..
Debes Creer en ti, porque tu pasado no ha sido años de tiempo perdido, de sacrificios inútiles, sin frutos ni provecho alguno.
Esa verdad palpable, tangible, que llevas en tu corazón, no será nunca alterada ni arrancada de ti.
Llevas para siempre impresa en tu alma, la profunda y reconfortante certeza de haber obrado bien y con tus mejores intenciones.
Conservas en lo más hondo de tu ser, el rico tesoro que te hará sentir el sentimiento que te va a decir:
¡Misión Cumplida! Tienes que pensar con grandeza, y decirte:
- Creo en mí, pues de mí ha nacido verdad y vida.
- Confío en mí, porque yo he sido y soy fortaleza.
- No existe amargura ni dolor que consiga atar mi alma libre.
Debes tratar de ignorar el dolor, pues no te dejará ver y sentir las grandezas de tu alma.
Tu vida comienza un nuevo camino cada día, pero no es un sendero de amargura, dolor, y soledad, sino que es un bello camino de esperanza e ilusión, en donde todo está por que lo descubras, y en donde no hay tiempo para que te canses o te abandones.
Ahora, debes levantar tu cabeza y mirar el fulgurante sol que cada mañana madruga para ti.
Y entonces llegará la más maravillosa paz que jamás hayas sentido.
Descubrirás nuevas alegrías e ilusiones, y a partir de ese momento sentirás cómo tu corazón y alma se elevan en un aura de gloria, pues tu gozo será tan grande que te hará sentir un nuevo ser.
Será como volver a nacer.
Tú sabes que has hecho del amor un reino de entrega y verdad para ti y los demás, pero ahora debes creer en ti, y forjar una fortaleza de paz para tu corazón.
No prives al cielo de tu mirar, levanta tu rostro y permite a los pájaros y los ángeles contemplar la belleza que abunda y reina en ti.
Arráncate el dolor, toma de nuevo tu alegría y siembra de ilusiones una nueva tierra, y verás como la vida agradecerá tu esfuerzo.
Nada, hay perdido, todo en ti es victoria, pues cabe mayor triunfo en tu vida.
Todo radica en conjugar siempre este verbo:
¡Creer! y saber que tú eres el vencedor y dueño de tu vida.
En tener la convicción de que tú has amado sin medida, (aunque las cosas no hayan salido como lo esperabas). Porque son muy pocos los que aprenden a amar y sienten el amor de verdad.
Ahora debes dejar nacer en ti un nuevo ser, con una nueva luz, y en donde tu "yo" más íntimo es lo más valioso y primordial.

jueves, diciembre 15, 2005

El anochecer !!!

¿Qué es el amor?
No es acaso más que otro invento de este mundo para que
podamos recomponer un puzzle con cada corazón roto.

Con cada herida, con el corazón destrozado, con el tiempo que no me ayuda, con la
vida que me abandona que me roba mis estrellas, no me deja disfrutar esa entrega
eterna de la que siempre intento dotar mi alrededor,… todo acabar inundando mi
espacio de lágrimas, de un dolor que creo no merecer, de explicaciones que no
conseguirán curarme, acaso no estoy hecho para dar tanto amor.


No quiero ser indiferente, y es que aunque la sociedad nos enseña lo contrario, no
toleres, no aguantes, no dialogues, no llegues a un buen fin,.. Solo vemos la vanalidad,
egoísmo,… porque la vida tiene que ser así, porque no amamos de verdad, porque
decimos que dejamos de amar.

Imbécil de mi que quiero creer en ese universo, que siempre me abandona, me deja
sin oxigeno flotando en un mar que me ahoga, que me consume, y del que finalmente
supongo que podré escapar, pero no sin dejar un dolor irreparable, quizás un error,
algo que no se como podré curar, necesito ver tu luz brillar, no quiero quedarme ciego
de ti.

No siento mi alma, no me siento, no se quien soy, donde estas cuando te necesito,
porque devuelves la sequía a mi interior, y me dejas morir sin esa flor que me da tu
calor.

No quiero olvidarte nunca, pero debo olvidarte siempre.

Quiero reparar mi corazón, pero nunca podré hacerlo, los pedazos son demasiados
pequeños.

Y es que cuando una llama se apaga, la oscuridad todo lo ciega, y un llanto te
despierta y te ilumina para ayudarte, y devolverte la luz, aunque te aferras a esa
la oscuridad, esperando que la nuevamente ese calor, esa llama pueda volver a
iluminarte.

No quiero dejar de ver brillar esa luna, creo que nunca dejare de verla billar, creo
siempre anhelare volver a verla brillar, a iluminarme, a que su amor pueda volver a
estar en mi.

Hoy mi corazón vuelve a estar desperdigado, no consigo unirlo, no consigo
concentrarme en que no puedo luchar en esta guerra, porque siempre perdemos esas
batallas, no hay oportunidad de librarlas, solo de perderlas, de olvidarlas, de sufrir con
cada daga de des-amor,…

Ya no se si amar o no amar, no se si querer o no querer, no se si ver o dejar de ver,
solo que se que no se, simplemente, porqué me impiden amar, porque me cierran las
puertas del cielo, porque se acaba el alba, porque llega el anochecer eterno.

Y aunque el tiempo dicen que todo lo cura, yo no quiero tener un tiempo curandero, yo
te quiero a ti, quiero parar el tiempo, quiero abrir mi corazón, pero aun así sigo sin
saber, sigo muriendo sin morir, ….

David Carrero Fdez-Baillo
21:0 horas 23 de octubre 2005 en un anhelo de luz.

miércoles, diciembre 14, 2005

El silencio es...

La capacidad de pensar sin cabeza,
La capacidad de volar sin alas,
La capacidad de caminar sin pies,
La capacidad de observar sin perturbar,
La capacidad de escuchar sin interrumpir,
La capacidad de palpar sin crear incomodidad,
La capacidad de disfrutar la flor sin robarle su aroma,
y sobre todo la capacidad de entrar en ti y ver tu
realidad.

La verdad de Dios sólo se puede conocer en absoluto silencio.
No sólo el silencio de afuera es necesario, también el silencio interior.

Si al cerrar tus ojos tu mente está en silencio,
la puerta está abierta para conocer la realidad que te anima a vivir.

Esa es la única realidad que llena tu alma de luz y claridad.
Sin el silencio tu alma no tiene claridad, no tiene luz.

Sólo en profundo silencio podrás comprender lo que
significa todo esto y sobre todo el estar vivo.

lunes, diciembre 12, 2005

Tommy...

Tommy solo tenía seis años y quería tener un reloj de pulsera.
Cuando se lo regalaron por fin, en Navidad, estaba impaciente por enseñarselo a su mejor amigo, Billy.
La madre de Tommy le dio permiso, y cuando su hijo salió de casa le hizo esta advertencia:
- Tommy, ahora llevas tu reloj nuevo, y sabes leer la hora.
De aqui a casa de Billy llegas andando en dos minutos; así que no tienes escusa para llegar tarde a casa.
Vuelve antes de las seis para merendar.
- Sí, mamá
-dijo Tommy mientras salía corriedo por la puerta.
Dieron las seis, y ni rastro de Tommy.
A las seis y cuarto no había aparecido todavía, y su madre se irritó.
A las seis y media seguía sin aparecer, y se enfadó.
A las siete menos diez, el enfado se covirtió en miedo.
Cuando se disponía salir a buscar a su hijo, se abrió despacio la puerta de la calle.
Tommy entró en silencio.
- ¡Ay, Tommy!
-le riñó su madre
-. ¿Cómo has podido ser tan desconsiderado?
¿No sabías que yo me iba a preocupar?
¿Dónde te has metido?
- He estado ayudando a Billy...
-empezó a decir Tommy.
- ¿Ayudando a Billy?, ¿a qué?
-le gritó su madre.
El pequeño empezó a explicarse otra vez:
- A Billy le han regalado una bicicleta nueva por Navidad, pero se cayó de la acera y se rompió y...
- ¡Ay Tommy!
-le interrumpió su madre,
¿qué sabe de arreglar bicicletas un niño de seis años?
Por Dios, tú....Esta vez fue Tommy quien interrumpió a su madre.
- No mamá.
No quise ayudarle a arreglarla.
Me senté a su lado y le ayudé a llorar...

sábado, diciembre 10, 2005

La Estrella Verde

Había millones de estrellas en el cielo, las estrellas de todos los colores: blancas, plateadas, verdes, rojas, azules, dorada.
Un día, inquietas, ellas se acercaron a DIOS y le propusieron:
“SEÑOR, nos gustaría vivir en la tierra, convivir con las personas”
“Así será hecho”
respondió el SEÑOR.
Se cuenta q en aquella noche hubo una fantástica lluvia de estrellas.
Algunas se acurrucaron en las torres de las iglesias, otras a jugar y correr junto con las luciérnagas por lo campos, otras se mezclaron con los juguetes de los niños.
La tierra quedo, entonces, maravillosamente iluminada.
Pero con el correr del tiempo, las estrellas decidieron abandonar a los hombres y volver al cielo, dejando a la tierra oscura y triste
“¿Por q Habéis Vuelto?”
pregunto DIOS, a medida q ellas iban llegando al cielo.
“ SEÑOR, nos fue imposible permanecer en la tierra, allí hay mucha miseria, mucha violencia, demasiada injusticia”.
El SEÑOR les contesto:
“ la tierra es el lugar mas transitorio, de aquello q cae, de aquel q yerra, de aquel q muere.
Nada es perfecto.
El cielo es el lugar de lo inmutable, de lo eterno, de la perfección”.
Después q había llegado gran cantidad de estrellas,
DIOS las recontó y dijo:
“Nos esta faltando una estrella...
¿dónde estará?.
Un Ángel q estaba cerca le replico:
“hay una estrella q quiso quedarse entre los hombres.
Descubrió q su lugar es exactamente donde existe la imperfección, donde hay limites, donde las cosas no van bien, donde hay dolor”
“¿qué estrella es esa?,
volvió a preguntas.
“ ES LA ESTRELLA DE LA ESPERANZA, SEÑOR, la estrella verde.
la única estrella de ese color”,
y cuando miraron para la tierra, la estrella no estaba sola:
La tierra estaba nuevamente iluminada por q había una estrella verde en el corazón de cada persona.
Por q el único sentimiento q el hombre tiene y DIOS no necesita retener es la ESPERANZA. DIOS ya conoce el futuro y la esperanza es propio de la persona humana, propia de aquel q yerra, de aquel q no es perfecto, de aquel q no sabe como puede conocer el porvenir.

viernes, diciembre 09, 2005

Suelta Mi Mano



No, no es necesario que lo entienda
porque nunca le ha servido la razón al corazón,
el corazón no piensa.
No mi vida para qué te esfuerzas,
no me tienes que explicar, siempre amaré tu libertad
por mucho que eso duela.
Y si entiendo que quieres hablar
que a veces necesitas saber de mi
pero no sé si quiera saber de ti, ´
vivir así, seguir así... pensando en ti...

CORO

Suelta mi mano ya por favor,
entiende que me tengo que ir,
si ya no sientes más este amor,
no tengo nada más que decir.
No digas nada ya por favor,
te entiendo pero entiendeme a mi
cada palabra aumenta el dolor
y una lágrima quiere salir.

Y por favor no me detengas
siempre encuentro la manera de seguir y de vivir
aunque ahora no la tenga.
Y no mi vida no vale la pena,
para qué quieres llamar
si el que era yo ya no va estar
esta es la última escena.

Y si entiendo que quieres hablar
que a veces necesitas saber de mi
pero no sé si quiera saber de ti,
vivir así, seguir así... pensando en ti...

CORO

Suelta mi mano ya por favor,
entiende que me tengo que ir,
si ya no sientes más este amor,
no tengo nada más que decir.
No digas nada ya por favor,
te entiendo pero entiendeme a mi
cada palabra aumenta el dolor
y una lágrima quiere salir.

Navidad...

Navidad no es bullicio
No es parranda ni es licor
Navidad es el inicio
De amistad, de paz y amor.

Navidad no es festín,
Ni es tristeza o vanidad;
Navidad es el inicio y es el fin
Que nos anima a vivir en hermandad.

Navidad no es locura
Ni tampoco ostentación.
Si la gozas con cordura
Su mensaje es: Salvación.

Navidad no es un banquete,
No es tampoco vil mercancía;
Ni el estallido de un cohete
O simple y mundanal algarabía.

Navidad es la esperanza
Que busca el hombre al caminar;
Es quietud; gozo y alabanza;
Es redención; es vida eterna, que Jesús te quiere dar.

jueves, diciembre 08, 2005

El Perdón...

Me gusta la sensación de libertad que siento cuando me quito la pesada capa de críticas, miedo, culpa, resentimiento y vergüenza.
Entonces puedo perdonarme a mi y perdonar a los demás.
Eso nos deja libres a todos.
Renuncio a darle vueltas y más vueltas a los viejos problemas.
Me niego a seguir viviendo en el pasado.
Me perdono por haber llevado esa carga durante tanto tiempo, por no haber sabido amarme a mí ni amar a los demás.
Cada persona es responsable de su comportamiento, y lo que da, la vida se lo devuelve.
Así pues, no necesito castigar a nadie.
Continúo con mi trabajo de limpiar las partes negativas de mi mente y dar entrada al amor. Entonces me curo.
Lo mejor que podemos hacer, despojarnos de todo peso de toda culpa y así pidiendo perdón a Dios primeramente, luego a quien ofendimos y por ultimo perdonémonos nosotros mismos, así la vida es de mucho gozo y armonía, solo depende de nosotros, hagámoslo y nos sentiremos mejor en todo sentido.
Proverbios: 17:17 En todo tiempo el amor al amigo es como un hermano en tiempo de angustia.

miércoles, diciembre 07, 2005

El Miedo...

En una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto.
Siempre que hacía prisioneros, no los mataba, los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado y una inmensa puerta de hierro del otro, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre.
En esta sala el rey les hacía formar un círculo y les decía entonces...
"Ustedes pueden elegir entre morir atravesados por las flechas de mis arqueros o pasar por esa puerta misteriosa".
Todos elegían ser muertos por los arqueros.
Al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo sirvió al rey se dirigió al soberano y le dijo...
- Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?,
- y le responde el rey: Dime soldado.
- ¿Qué había detrás de la horrorosa puerta?.
- Ve y mira tú mismo.
- respondió el rey.
El soldado entonces, abrió temerosamente la puerta y, a medida que lo hacía, rayos de sol entraron y aclararon el ambiente... y, finalmente, descubrió sorprendido que la puerta se abrió sobre un camino que conducía a la libertad.
El soldado admirado sólo miro a su rey que le decía...
- Yo daba a ellos la elección, pero preferían morir que ariesgasrse a abrir esta puerta.
¿Cuántas puertas dejamos de abrir puertas por el miedo de arriesgarnos?.
¿Cuántas veces perdemos la libertad y morimos por dentro, solamente por sentir miedo de abrir la puerta de nuestros sueños?.

lunes, diciembre 05, 2005

Triste canción...

Aquella triste canción llegó a mis oídos.
Entonces nada parecía haber cambiado.
La misma ciudad, las mismas calles.
Sólo que no era ya la misma gente, de hecho, no había gente.
Entoces comencé a imaginar.
Yo, el mismo personaje invisible de siempre viendo pasar y repasar por la misma esquina a quien siempre observé de lejos.
Los pájaros se posaban sobre los árboles, en medio de ese verdor infinito.
Uno de ellos acarició mi rostro, entonces desperté y me ví en medio del desierto, lejos de la gente, lejos de quienes quiero, en medio de un triste vacío,...
y me quedé parado hasta poder volver a soñar y recodar. Llegó el crepúsculo junto al cansancio, tendí mi cuerpo para tratar de soñar y volví en un tiempo que a la vez eran miles.
Era una pesadilla de noche de verano, al despertar ya era invierno y las copas de los árboles destilaban el agua fruto del deshielo.
El sol volvía a jugar... La cadena se repetía, y el círculo tenía revoluciones más rápidas que las del reloj.
Un rayo del sol rajó la ventana, mis ojos perdieron la visión; el cielo estaba más cerca que nunca, las nubes comenzaban a despedazarce y humedecían el gras.
Mi sentidos comenzaron a deshielarse, no ví al tiempo pasar, no lo había visto desde que decidí volver atrás.
Mientras mi vida vivía del ayer, el presente había seguido su curso normal, era el momento, el día y la hora de rendir cuentas y yo recién lo había notado; tarde para empezar, tarde para arrepentirse.
Los viejos tiempos seguro que fueron buenos, pero no sé si mejores, porque los nuevos ni siquiera habían empezado.
Así que cómo hubiera podido compararlos: sólo si me decidía a vivir...

viernes, diciembre 02, 2005

El amor...

Muchos dicen que el amor entra por la cocina, pero el amor se revela desde una mirada, un saludo, un gesto, el amor se manifiesta de cualquier forma.
Si se es amor de verdad todo cambia y se demuestra que verdaderamente estas enamorado y crees que todo lo que haces Tiene sentido.
Que bajo dios para darte un empujon a seguir una vida de aventuras y misterios que solo tu pareja puede crear en ti y tú en el o ella.
Es sentimiento de felicidad, de deseo y a la vez provoca que el tiempo corra y lo marcas como si fuese el el viento tatuado en tí.
Todo es mentira, lo que dicen, lo que sientes, o lo que puedas pensar, no digas lo que te dice tu mente y dejate llevarte por tu corazón que es el mayor amigo.
Confia en ti mismo o misma y deja que todo pase, como si el destino estuviera presente y tu hazte de cuenta de que no lo ves y deja todo, pero siempre recuerda que el amor se queda en lo más profundo de tí, así que no desperdicies tu tiempo.
Aprende a amar y te sabran corresponder.